Resultados 1 al 5 de 5

Tema: Se desarrolla la gran apostasa,en la congregacion del S. I

  1. #1
    Registrado Avatar de Davidmor
    Fecha de ingreso
    22 may, 11
    Ubicacin
    Valladolid
    Mensajes
    7,032

    Predeterminado Se desarrolla la gran apostasa,en la congregacion del S. I

    “UN SEOR, una fe.” (Efe. 4:5.)

    Cuando el apstol Pablo escribi por inspiracin esas palabras (cerca de 60-61 E.C.), haba una sola fe cristiana. Sin embargo, hoy vemos muchsimas confesiones, sectas y comunidades religiosas que afirman ser cristianas, aunque ensean doctrinas dispares y sostienen diferentes normas de conducta. Cunto difiere esto de la nica congregacin cristiana unida que empez en el Pentecosts de 33 E.C.! Cmo se produjeron estas divisiones? Para hallar la respuesta, tenemos que regresar al siglo primero de nuestra era comn.

    Desde el mismo principio, el Adversario, Satans, trat de silenciar el testimonio de los testigos cristianos de Jehov mediante persecucin proveniente de fuera de la congregacin. (1 Ped. 5:8.) Primero vino de los judos, y luego, del Imperio romano gentil. Los primeros cristianos aguantaron con xito toda clase de oposicin. (Comprese con Revelacin 1:9; 2:3, 19.)

    Pero el Adversario no se dio por vencido. Si no poda imponerles silencio mediante presin externa, por qu no corromperlos desde el interior? Mientras la congregacin cristiana estaba todava en su infancia, su mismsima existencia se vio amenazada por un enemigo interno: la apostasa.No obstante, la apostasa no se introdujo en la congregacin sin que se hubiera anunciado. Como Cabeza de la congregacin, Cristo se asegur de que sus seguidores recibieran advertencia de antemano. (Col. 1:18.)
    “Habr
    falsos maestros entre ustedes”

    “Gurdense —advirti Jess— de los falsos profetas que vienen a ustedes en ropa de oveja.” (Mat. 7:15.) Jess saba que Satans tratara de dividir y corromper a Sus seguidores. Por eso, desde los comienzos de su ministerio les previno de que habra falsos maestros.

    De dnde saldran estos falsos maestros? “De entre ustedes mismos”, dijo el apstol Pablo hacia el ao 56 E.C. mientras hablaba a los superintendentes de feso. S, ciertos hombres de dentro de la congregacin ‘se levantaran y hablaran cosas aviesas para arrastrar a los discpulos tras de s’. (Hech. 20:29, 30.) Aquellos apstatas egostas no estaran contentos con hacer sus propios discpulos; se esforzaran por “arrastrar a los discpulos”, es decir, a los discpulos de Cristo.

    El apstol Pedro tambin predijo (cerca de 64 E.C.) que habra corrupcin interna, y hasta explic cmo actuaran los apstatas. “Habr falsos maestros entre ustedes.

    Estos mismsimos introducirn calladamente sectas destructivas [...]. Con codicia los explotarn a ustedes con palabras fingidas.” (2 Ped. 2:1, 3.) Como espas o traidores que operaran en campo enemigo, los falsos maestros, aunque surgiran dentro de la congregacin, introduciran sus puntos de vista corruptores de manera secreta o camuflada.
    Aquellas advertencias de Jess y sus apstoles no carecan de fundamento. La oposicin interna empez en pequea escala, pero surgi pronto en la congregacin cristiana.

    “Ya
    est obrando”
    Cuando todava no haban pasado veinte aos desde la muerte de Jess, el apstol Pablo indic que los esfuerzos de Satans por causar divisin y apartar de la fe verdadera a los hombres ‘ya estaban obrando’. (2 Tes. 2:7.)

    Para el ao 49 E.C. el cuerpo gobernante seal lo siguiente en una carta enviada a las congregaciones: “Hemos odo que algunos de entre nosotros los han perturbado con discursos, tratando de subvertir sus almas, aunque nosotros no les dimos instruccin alguna”. (Hech. 15:24.) Como se ve, algunos de dentro de la congregacin expresaban abiertamente su punto de vista opuesto, en este caso obviamente respecto a si los cristianos gentiles tenan que circuncidarse y observar la Ley de Moiss. (Hech. 15:1, 5.)

    Mientras avanzaba el siglo primero, el pensamiento divisivo se esparci como gangrena. (Comprese con 2 Timoteo 2:17.)
    Para el ao 51 E.C., en Tesalnica algunos predecan errneamente que “la presencia” del Seor Jess era inminente. (2 Tes. 2:1, 2.) Hacia 55 E.C., algunos en Corinto haban rechazado la clara enseanza cristiana sobre la resurreccin de los muertos. (1 Cor. 15:12.) Cerca de 65 E.C., otros decan que la resurreccin ya haba sucedido, y que se trataba de una resurreccin simblica que experimentaban los cristianos mientras estaban vivos. (2 Tim. 2:16-18.)

    No hay registros inspirados de lo que sucedi en la congregacin cristiana durante los siguientes treinta aos. Pero para cuando el apstol Juan escribi sus cartas (cerca de 98 E.C.), haba “muchos anticristos”, personas que negaban que ‘Jess fuera el Cristo’ y que fuera el Hijo de Dios que haba venido “en carne”. (1 Juan 2:18, 22; 4:2, 3.)

    Por ms de sesenta aos los apstoles haban “obrado como restriccin”, esforzndose por impedir el avance de la apostasa. (2 Tes. 2:7; comprese con 2 Juan 9, 10.) Pero cuando la congregacin cristiana estaba por entrar en el siglo II, muri el ltimo apstol, Juan, cerca del ao 100 E.C. La apostasa, que haba empezado a entrar a hurtadillas en la congregacin, poda entonces brotar sin restriccin, con repercusiones devastadoras en cuestiones de organizacin y doctrina.
    Hechos 18:6

  2. #2
    Registrado Avatar de Davidmor
    Fecha de ingreso
    22 may, 11
    Ubicacin
    Valladolid
    Mensajes
    7,032

    Predeterminado Re: Se desarrolla la gran apostasa,en la congregacion del S. I

    Clero
    y legos
    “Todos ustedes son hermanos —haba dicho Jess a sus discpulos—. [...] Su Caudillo es uno, el Cristo.” (Mat. 23:8, 10.) De modo que no haba una clase clerical en las congregaciones cristianas del siglo primero. Como hermanos de Cristo ungidos por espritu, todos los cristianos primitivos tenan la perspectiva de ser sacerdotes celestiales con l. (1 Ped. 1:3, 4; 2:5, 9.)

    Todas las congregaciones estaban organizadas con un cuerpo de superintendentes, o ancianos espirituales, que las supervisaban. Todos los ancianos tenan igual autoridad y a ninguno se le permita ‘enseorearse’ del rebao que estaba bajo su custodia. (Hech. 20:17; Fili. 1:1; 1 Ped. 5:2, 3.)

    Sin embargo, a medida que fue revelndose la apostasa, empez a haber cambios, y rpidamente.Una de las primeras desviaciones fue separar los trminos “superintendente” (gr.: epskopos) y “anciano” (gr.: presbytrous), de modo que ya no se emplearan para referirse al mismo puesto de responsabilidad. No haba pasado una dcada desde la muerte del apstol Juan, cuando Ignacio, “obispo” de Antioqua, escribi en su carta a los cristianos de Esmirna: “Seguid todos al obispo [superintendente], como Jesucristo al Padre, y al presbiterio [cuerpo de ancianos] como a los apstoles”.

    As Ignacio abog por que cada congregacin estuviera bajo la supervisin de un solo obispo, o superintendente, a quien se distinguira de los presbteros, o ancianos, y reconocera mayor autoridad.Ahora bien, cmo se produjo esta separacin? Augustus Neander, en el libro The History of the Christian Religion and Church, During the Three First Centuries (Historia de la religin y la Iglesia cristianas durante los primeros tres siglos), explica lo que sucedi: “En el siglo II [...], debe haberse creado el puesto permanente de presidente de los presbteros, a quien se dio el nombre de [epskopos], puesto que l era en especial quien tena la superintendencia de todo, y as se le distingui de los dems presbteros”.De ese modo se coloc el fundamento para que poco a poco apareciera una clase clerical.

    Aproximadamente un siglo despus, Cipriano, “obispo” de Cartago (en el norte de frica), defendi con vigor la autoridad de los obispos como grupo separado de los presbteros (despus conocidos como sacerdotes), los diconos y los legos. Pero no favoreca la primaca de un obispo sobre los dems.La ascensin gradual de los obispos y los presbteros en la jerarqua dej abajo a los dems creyentes de la congregacin. El resultado fue una separacin entre el clero (los que llevaban la delantera) y los legos (el cuerpo pasivo de los creyentes).

    La Cyclopedia de McClintock y Strong explica: “Desde los das de Cipriano [quien muri alrededor de 258 E.C.], el padre del sistema jerrquico, se destac la distincin entre clero y legos, y en poco tiempo fue aceptada universalmente. De hecho, desde el siglo III el trmino clerus [...] se aplic casi exclusivamente al ministerio para distinguirlo de los legos. Al surgir la jerarqua romana, el clero no solo pas a ser un orden distinto [...], sino que tambin fue reconocido como el nico sacerdocio”.

    As, en un perodo de unos ciento cincuenta aos desde la muerte del ltimo de los apstoles, dos cambios significativos de organizacin se produjeron en la congregacin: primero, la separacin entre el obispo y los presbteros, que llev a aquel a ocupar el peldao superior en la jerarqua; segundo, la separacin entre el clero y los legos.

    En vez de reconocer que todos los creyentes engendrados por el espritu formaban “un sacerdocio real”, al clero ‘se le reconoca como el nico sacerdocio’. (1 Ped. 2:9.)Cambios de esa ndole sealaron una desviacin del mtodo bblico de gobernar las congregaciones en los das apostlicos. Sin embargo, los cambios en la organizacin no fueron las nicas consecuencias de la apostasa.

    Se
    infiltran enseanzas paganas
    Las enseanzas puras de Cristo se pusieron por escrito, y se conservan en las Santas Escrituras. Por ejemplo, Jess ense claramente que Jehov es “el nico Dios verdadero” y que el alma humana es mortal. (Juan 17:3; Mat. 10:28.)

    Sin embargo, con la muerte de los apstoles y el debilitamiento de la estructura de la organizacin, esas claras enseanzas se contaminaron al introducirse doctrinas paganas en el cristianismo. Cmo pudo suceder tal cosa?Un factor clave fue la influencia sutil de la filosofa griega.

    The New Encyclopdia Britannica explica: “Desde mediados del siglo II d.C., los cristianos que saban algo de filosofa griega empezaron a pensar que tenan que expresar su fe en los trminos de esta, tanto para su satisfaccin intelectual como para convertir a los paganos cultos”. Una vez que gente interesada en la filosofa se hizo cristiana, no pas mucho tiempo antes de que la filosofa griega y el “cristianismo” quedaran inseparablemente ligados.Como resultado de esta unin, el cristianismo contaminado absorbi doctrinas paganas, como la Trinidad y la inmortalidad del alma.

    Sin embargo, estas enseanzas se remontan a un tiempo mucho ms antiguo que el de los filsofos griegos. En realidad, los griegos las tomaron prestadas de culturas ms antiguas, pues se encuentran muestras de esas enseanzas en la religin de Egipto y Babilonia.
    Al seguir infiltrndose doctrinas paganas en el cristianismo, tambin se torcieron o abandonaron otras enseanzas bblicas.
    ltima edicin por Davidmor; 23/10/2011 a las 15:43
    Hechos 18:6

  3. #3
    Registrado Avatar de Davidmor
    Fecha de ingreso
    22 may, 11
    Ubicacin
    Valladolid
    Mensajes
    7,032

    Predeterminado Re: Se desarrolla la gran apostasa,en la congregacion del S. I

    Se
    desvanece la esperanza del Reino
    Los discpulos de Jess saban bien que tenan que mantenerse vigilantes a la espera de la prometida “presencia” de Jess y la venida de su Reino. Con el tiempo se comprendi que este Reino gobernar sobre la Tierra por mil aos y la transformar en un paraso. (Mat. 24:3; 2 Tim. 4:18; Rev. 20:4, 6.)

    Los escritores cristianos de la Biblia exhortaron a los testigos del siglo primero a seguir despiertos espiritualmente y mantenerse separados del mundo. (Sant. 1:27; 4:4; 5:7, 8; 1 Ped. 4:7.) Pero tan pronto como murieron los apstoles, se desvaneci la expectativa cristiana de la presencia de Cristo y la venida de su Reino.

    Por qu?Un factor fue la contaminacin espiritual que caus la doctrina griega de la inmortalidad del alma. Cuando esta arraig entre los cristianos, estos abandonaron gradualmente la esperanza milenaria.

    Por qu? El Diccionario teolgico del Nuevo Testamento explica: “En lugar de la escatologa [la enseanza sobre las “ltimas cosas”] neotestamentaria con su esperanza en la resurreccin de los muertos y de la nueva creacin (Ap 21 s), entr la doctrina de la antigedad tarda sobre la inmortalidad del alma: despus de la muerte el alma es sometida al juicio y consigue el paraso —ahora ya considerado como de ultratumba—”. En otras palabras, los cristianos apstatas pensaban que el alma sobreviva al cuerpo tras la muerte y que las bendiciones del Reinado Milenario de Cristo tenan, por lo tanto, que relacionarse con la regin o esfera espiritual.

    De esa manera transfirieron el Paraso de la Tierra al cielo, al cual, segn crean, llegaba el alma salvada al sobrevenir la muerte. Por lo tanto, no haba que esperar la presencia de Cristo ni la venida de su Reino, puesto que todos confiaban en unirse a Cristo en el cielo al morir.Sin embargo, hubo otro factor que hizo que en realidad pareciera innecesario esperar la venida del Reino de Cristo.

    The New Encyclopdia Britannica explica: “La dilacin [aparente] de la Parousa result en que se debilitara la expectacin marcada con sentido de inminencia en la iglesia primitiva. En este proceso de ‘desescatologizar’ [debilitamiento de la enseanza sobre las “ltimas cosas”], la iglesia institucional reemplaz cada vez ms el esperado Reino de Dios. La formacin de la Iglesia Catlica como institucin jerrquica tiene relacin directa con la decadencia de la expectacin caracterizada por un sentido de inminencia”. (Cursivas nuestras.)

    De modo que no solo se transfirieron de la Tierra al cielo las bendiciones del milenio, sino que el Reino fue pasado del cielo a la Tierra. Esta “reubicacin” fue completada por Agustn de Hipona (354-430 E.C.). En su famosa obra La Ciudad de Dios (edicin en espaol preparada por Jos Morn), declar: “La Iglesia es, pues, ahora el reino de Cristo y el reino de los cielos”.

    Mientras tanto, alrededor de 313 E.C., durante el gobierno del emperador romano Constantino, el cristianismo, gran parte del cual haba degenerado en ideologa apstata, recibi reconocimiento legal.

    Los caudillos religiosos estuvieron dispuestos a hacerse siervos del Estado, que al principio controlaba los asuntos religiosos. (No pasara mucho tiempo antes de que la religin controlara los asuntos del Estado.)

    As empez la cristiandad, parte de la cual (la religin catlica) se convirti con el tiempo en la religin oficial del Estado romano. Desde entonces el “reino” no solo estaba en el mundo, sino que era parte de l. Qu diferente del Reino que predic Cristo! (Juan 18:36.)

    La
    Reforma, retorno a la adoracin verdadera?
    Como mala hierba que floreca entre el trigo y lo ahogaba, la Iglesia de Roma, bajo su gobernante papal, domin los asuntos mundiales por siglos. (Mat. 13:24-30, 37-43.)

    Cuanto ms se integraba en el mundo, ms se apartaba del cristianismo primitivo. A travs de los siglos, sectas “herticas” pidieron reformas dentro de la Iglesia, pero esta continu abusando del poder y acumulando riquezas. Por fin en el siglo XVI, estall con pleno vigor la Reforma Protestante, una rebelin religiosa.Reformadores como Martn Lutero (1483-1546), Ulrico Zuinglio (1484-1531) y Juan Calvino (1509-1564) atacaron a la Iglesia en varias cuestiones: Lutero atac la venta de indulgencias; Zuinglio, el celibato clerical y la mariolatra, y Calvino, la necesidad de que la Iglesia regresara a los principios originales del cristianismo.

    Qu lograron sus esfuerzos?Hay que admitir que la Reforma logr algunas cosas buenas, la ms notable de las cuales fue que la Biblia se tradujera a las lenguas de la gente comn. El espritu de libertad de la Reforma llev a una investigacin bblica ms objetiva y a una mejor comprensin de los idiomas bblicos. Sin embargo, la Reforma no supuso un regreso a la adoracin y la doctrina verdaderas. Por qu no?Los efectos de la apostasa haban penetrado profundamente, hasta los cimientos mismos de la cristiandad.

    As, aunque varios grupos protestantes se libraron de la autoridad papal de Roma, llevaron consigo algunos de los errores fundamentales de la Iglesia Catlica Romana, caractersticas que haban resultado de haberse apartado del cristianismo verdadero. Por ejemplo, aunque la administracin de las iglesias protestantes vari algo, se conserv la divisin fundamental de la Iglesia en clase clerical dominante y legos dominados. Tambin se mantuvieron doctrinas antibblicas, como la Trinidad, el alma inmortal y el tormento eterno despus de la muerte.

    Y, al igual que la Iglesia Romana, las iglesias protestantes siguieron siendo parte del mundo, relacionadas estrechamente con los sistemas polticos y las clases gobernantes.Mientras tanto, qu les sucedi a las expectativas cristianas en cuanto a la presencia de Jess y la venida de su Reino? Durante los siglos que siguieron a la Reforma, las iglesias —tanto catlicas como protestantes— estuvieron muy enlazadas con el poder seglar y siguieron postergando las expectativas de la venida del Reino de Cristo.
    ltima edicin por Davidmor; 23/10/2011 a las 16:56
    Hechos 18:6

  4. #4
    Registrado Avatar de Davidmor
    Fecha de ingreso
    22 may, 11
    Ubicacin
    Valladolid
    Mensajes
    7,032

    Predeterminado Re: Se desarrolla la gran apostasa,en la congregacion del S. I

    Algunos
    dan seales de estar alerta
    Sin embargo, el clima religioso del siglo XIX produjo brotes de vigilancia cristiana. Como resultado de la investigacin bblica de algunos clrigos y escriturarios, se reexaminaron enseanzas como el alma inmortal, el tormento eterno despus de la muerte, la predestinacin y la Trinidad. Adems, algunos estudiantes de la Biblia escudriaban profecas bblicas relacionadas con los ltimos das.

    Por consiguiente, varios grupos empezaron a pensar seriamente en el regreso prometido del Seor. (Mat. 24:3.)En Estados Unidos, William Miller predijo que Cristo regresara visiblemente en 1843 1844. El telogo alemn J. A. Bengel fij la fecha de 1836; en Inglaterra, los irvingianos esperaron la venida primero en 1835, y luego en 1838, 1864 y 1866.

    En Rusia hubo un grupo menonita que en un principio estuvo atento a 1889 y despus a 1891.Aquellos esfuerzos por mantener la vigilancia sirvieron para que muchos percibieran la perspectiva del regreso de nuestro Seor. Sin embargo, estos intentos de vigilancia cristiana terminaron en desilusin.

    Por qu? Principalmente porque aquellos grupos confiaron demasiado en los hombres y no lo suficiente en las Escrituras. Dcadas despus, la mayora de estos grupos haba desaparecido.Mientras tanto, otros acontecimientos de este perodo afectaron las esperanzas y expectativas humanas.

    Una
    poca de “ilustracin” e industrializacin
    En 1848 Karl Marx y Friedrich Engels publicaron el Manifiesto comunista. En vez de abogar por la religin, a la que Marx llam “el opio del pueblo”, abogaron por el atesmo.

    Aunque aparentemente estaban contra toda religin, en realidad fomentaron la religin o adoracin del Estado y sus lderes.Aproximadamente una dcada despus, en 1859, se public la obra de Charles Darwin El origen de las especies, que influy profundamente en el pensamiento cientfico y religioso de su tiempo. Las teoras evolutivas llevaron a algunos a poner en duda la veracidad del relato bblico de la creacin y la introduccin del pecado debido a la desobediencia de la primera pareja humana. (Gn., caps. 1-3.)

    El resultado fue que se socav la fe de muchos en la Biblia.Mientras tanto, la revolucin industrial avanzaba imparable. La agricultura perdi importancia ante la industria y el uso de las mquinas. La invencin de la locomotora de vapor (a principios del siglo XIX) llevara a la expansin de las redes de ferrocarril nacionales. En las postrimeras del siglo XIX se invent el telfono (1876), el fongrafo (1877) y la luz elctrica (1878-1879), y comenz el uso de la linotipia para producir lneas de tipo para la impresin (1884).

    La humanidad entraba en la poca de la historia de mayor progreso en el transporte y la comunicacin. Aunque estas ventajas se utilizaran para el progreso del comercio y para fines polticos, tambin podran emplearse en el campo religioso. As se prepar el escenario para la iniciativa modesta de un grupito de estudiantes de la Biblia que tendra efectos de alcance mundial.
    ltima edicin por Davidmor; 23/10/2011 a las 17:10
    Hechos 18:6

  5. #5
    Forero Graduado
    Fecha de ingreso
    04 jul, 11
    Ubicacin
    Tuxtla Gutirrez; Chis.
    Mensajes
    880

    Predeterminado Re: Se desarrolla la gran apostasa,en la congregacion del S. I

    Cita Iniciado por Davidmor Ver mensaje
    “Habr
    falsos maestros entre ustedes”

    “Gurdense —advirti Jess— de los falsos profetas que vienen a ustedes en ropa de oveja.” (Mat. 7:15.) Jess saba que Satans tratara de dividir y corromper a Sus seguidores. Por eso, desde los comienzos de su ministerio les previno de que habra falsos maestros.

    De dnde saldran estos falsos maestros? “De entre ustedes mismos”, dijo el apstol Pablo hacia el ao 56 E.C. mientras hablaba a los superintendentes de feso. S, ciertos hombres de dentro de la congregacin ‘se levantaran y hablaran cosas aviesas para arrastrar a los discpulos tras de s’. (Hech. 20:29, 30.) Aquellos apstatas egostas no estaran contentos con hacer sus propios discpulos; se esforzaran por “arrastrar a los discpulos”, es decir, a los discpulos de Cristo.

    El apstol Pedro tambin predijo (cerca de 64 E.C.) que habra corrupcin interna, y hasta explic cmo actuaran los apstatas. “Habr falsos maestros entre ustedes.

    Estos mismsimos introducirn calladamente sectas destructivas [...]. Con codicia los explotarn a ustedes con palabras fingidas.” (2 Ped. 2:1, 3.) Como espas o traidores que operaran en campo enemigo, los falsos maestros, aunque surgiran dentro de la congregacin, introduciran sus puntos de vista corruptores de manera secreta o camuflada.
    Aquellas advertencias de Jess y sus apstoles no carecan de fundamento. La oposicin interna empez en pequea escala, pero surgi pronto en la congregacin cristiana.
    Exactamente igualito a Rushell fundador de la Watch Tower

Temas similares

  1. Una GRAN gran profeca bblica; entre muchas otras
    Por josell en el foro Religin y Teologa
    Respuestas: 3
    ltimo mensaje: 06/04/2011, 19:05
  2. Apostasa colectiva
    Por Arielo en el foro Actualidad
    Respuestas: 14
    ltimo mensaje: 04/04/2009, 20:38
  3. DOCUMENTO DE APOSTASA.
    Por Tosi23 en el foro Religin y Teologa
    Respuestas: 18
    ltimo mensaje: 30/10/2006, 22:43
  4. Mazda desarrolla un motor de Hidrogeno
    Por Cevastyan en el foro Autos
    Respuestas: 0
    ltimo mensaje: 18/02/2005, 01:04
  5. Desarrolla Google un nuevo sitio de mapas
    Por Cevastyan en el foro Hardware
    Respuestas: 0
    ltimo mensaje: 09/02/2005, 05:02

Permisos de publicacin

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •