Cada vez que un o una islamista explota con un cinturón de explosivos, lo que hace es suicidarse.

Para que vean la desesperación que tienen.