Resultados 1 al 1 de 1

Tema: Inquietud reflexiva

  1. #1
    Registrado
    Fecha de ingreso
    15 ene, 07
    Ubicación
    Valdemaqueda. Madrid. España
    Mensajes
    3,300

    Predeterminado Inquietud reflexiva

    "Todo impulso que nos esforzamos en ahogar incuba en la mente, y nos envenena" (Oscar Wilde, El retrato de Dorian Gray

    Lo primero que hago al levantarme de la cama es ponerme unas zapatillas filosóficamente inquietantes: no se sabe a qué pie corresponde cada una hasta que el pie entre en la zapatilla (*).

    Después de haberme desvelado con la falta de progresos de mi reflexión y las lecturas que tengo entre manos, resulta refrescante un desconcierto que no sea reflexivo, sino primario. La filosofía suele perderse en la reflexión.

    Antes de hacer el café, me lavo la cara, sin olvidar mirarme en el espejo y comprobar que, antes de que haya amanecido, ya hay cuestiones filosóficas que (**), por más que reflexione, van a seguir resultando intrigantes. Toda respuesta requiere, antes de nada, hacer bien la pregunta; hay que dudar de las respuestas más inmediatas, y ahondar en la pregunta, no dejar de preguntar.

    (*) Mis zapatillas son normales, pero tienen una forma neutra, no se sabe bien cuál es la del pie derecho y cuál la del izquierdo. Uno puede quedarse mirándolas sin estar seguro de a qué pie corresponden. Una vez puestas, no antes, no hay duda de si se corresponden con el pie que ha entrado en ellas.

    (**) Que al mirar en el espejo vea reflejada mi imagen y le asigne la cualidad de que es mía tiene cierto interés (***), pero es incomparablemente más interesante que mi imagen sigue siendo a pesar de todo lo que está alrededor (****), lo que no está, indudablemente, fijo, sino en movimiento (*****).

    (***) En cierto modo, el mayor interés de su cualidad está en que no puede extenderse sin un rechazo de sí misma que la haga a un lado. "Yo" sigue viéndose reflejado sin problema, el reflejo se enlaza a "yo". Si aparece "tú" (******), en lugar de "yo", el reflejo se enlaza a "tú", no a "yo". Ahora bien, si aparece "tú" al lado de "yo", no hay un simple cambio de referencias, que se refleje "tú" en lugar de "yo", sino un cambio más complejo y profundo: no sólo se reflejan "tú" y "yo", sino que ni "tú" ni "yo" son indiferentes; "tú" sabe que no es "yo" y "yo" sabe que no es "tú".

    (****) El principal interés del reconocimiento de la propia imagen no está en que “yo” se vea reflejado, sino en que sigue siendo a pesar del reflejo; el reflejo no niega al “yo”, sino que permanece afirmado. “Yo”, dicho así, está a la espera de su propio reflejo, está preparado para él; el reflejo, por tanto, no es extensivo, sino algo simple que ya había. Ésto que ya era, que, dicho de una vez, vuelve a ser, admite, no ya su propia oposición, sino su contradicción, lo que es mucho más importante; la contradicción no está en la oposición, sino que es un momento que la oposición que no alcanza directamente, no tiene sus valores asegurados.

    (*****) La movilidad va, desde el principio, de la mano de la experiencia; si no fuese así, esto es, de no haber experiencia, no habría movimiento alguno.

    (******) Por mucho interés que "yo" tenga, no tiene el que tiene "tú"; "tú" extiende a "yo" y le aporta algo que "yo" no puede aportar.
    Última edición por ALBERTO RODRIGUEZ-SEDANO; 15/11/2018 a las 05:50

Temas similares

  1. Inquietud
    Por dragonfly en el foro Poesia
    Respuestas: 17
    Último mensaje: 07/06/2008, 21:48
  2. Inquietud
    Por Gaviota en el foro Música
    Respuestas: 7
    Último mensaje: 01/02/2004, 19:25
  3. Inquietud
    Por Oscar Javier en el foro Foro Femenino
    Respuestas: 37
    Último mensaje: 11/11/2003, 19:13
  4. inquietud
    Por BLADIMIR en el foro Filosofia
    Respuestas: 2
    Último mensaje: 24/06/2002, 11:58

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •