Resultados 1 al 1 de 1

Tema: Sustancia, duda y razón dialéctica

  1. #1
    Registrado
    Fecha de ingreso
    15 ene, 07
    Ubicación
    Valdemaqueda. Madrid. España
    Mensajes
    3,266

    Predeterminado Sustancia, duda y razón dialéctica

    “Así, primeramente, describí esa materia y traté de representarla, de tal suerte que no hay, a mi parecer, nada más claro e inteligible, excepto lo que antes hemos dicho de Dios y el alma, pues hasta supone expresamente que no hay ninguna de esas formas o cualidades de que disputan las escuelas, ni en general ninguna otra cosa cuyo conocimiento no sea tan natural a nuestras almas que no se pueda ni siquiera fingir que se ignora” (René Descartes, Discurso del método)

    Lo que rodea al “ego” y, hablando de manera moderna, al “yo” está, en cierto modo, reafirmado desde dentro (*). Que "yo" sea "yo", para no dejar de hacerme el gracioso, está fuera de toda duda.

    ¿Quién, en su sano juicio, dudaría de que el que se ve reflejado en un espejo es el que se es? ¿Dudamos, acaso, de la capacidad reflexiva de la vista, un escepticismo empírico, o, visto más problemáticamente, dudamos de la capacidad reflexiva del lenguaje y un anidamiento metafísico del que no sólo sabemos nada, sino, lo que es mucho peor, no podemos saberlo?

    La duda, tan ensalzada por algunos filósofos, es una no-creencia, dicho negativamente, o, positivamente, una afirmación del propio poder de la razón, un argumento inductivo y, llevado al fondo del asunto, impropio. Visto de cerca, en el meollo y con las cartas hacia arriba, la razón es un encadenamiento encadenado, incuestionado, una presa a la que, ya antes, se ha dado caza.

    (*) El adentro es una posición primitiva, esto es, no se llega a ella sin estar, en un sentido más primario, ya en ella. El afuera, contrariamente (**), un opuesto figurado, no puede competir con él. Afuera y adentro, por tanto, no están en el mismo nivel ni compiten en igualdad de condiciones.

    (**) La actividad del contrario es, en su esencia, lineal y repetitiva, finalmente, inactiva; no niega nada que no esté, antes de ello, afirmado. No hay, por tanto, más que negaciones inauténticas, o, dicho más dramáticamente, falsas.
    Última edición por ALBERTO RODRIGUEZ-SEDANO; 13/09/2018 a las 07:41

Temas similares

  1. Sustancia afectiva y la dialéctica de la razón
    Por ALBERTO RODRIGUEZ-SEDANO en el foro Filosofia
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 26/08/2018, 04:15
  2. Historicidad y sustancia temporal
    Por ALBERTO RODRIGUEZ-SEDANO en el foro Filosofia
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 06/08/2018, 06:56
  3. Dialéctica personal y dialéctica de la sensibilidad
    Por ALBERTO RODRIGUEZ-SEDANO en el foro Filosofia
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 03/01/2018, 07:29
  4. Prevalece la sustancia de tu escencia...
    Por super_alen en el foro Poesia
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 25/07/2007, 01:17
  5. Respuestas: 0
    Último mensaje: 21/05/2006, 05:24

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •