Resultados 1 al 1 de 1

Tema: Obstáculos transitorios

  1. #1
    Registrado
    Fecha de ingreso
    15 ene, 07
    Ubicación
    Valdemaqueda. Madrid. España
    Mensajes
    3,266

    Predeterminado Obstáculos transitorios

    “Es cosa sabida que los “cuartitos” de hora son más largos que los “cuartos” de hora” (Lichtenberg)

    El calor sigue, y, de paso, siguen las moscas. Elimino unas cuantas a manotazos, pero evito la mayor parte con cortinas en las puertas de casa.

    Vengo observando que, a pesar de las moscas que elimino y las que no llegan a entrar en casa por las cortinas, siguen entrando. No es tan fácil que haya tantas moscas en mi casa, pero las hay.

    Las cortinas se pusieron para evitar que las moscas entrasen. He comprobado que dificultan mucho que entren en casa. También he comprobado que las cortinas tienen un punto flaco que las moscas parecen aprovechar. Hay, al menos, dos maneras de que entren a pesar de las cortinas: una es cuando entramos y salimos de casa y las corremos para pasar, la otra es cuando el viento hace que la cortina ondee (*).

    Me he puesto en el lugar de la mosca y lo que deben ser sus esquemas espaciales y temporales (**). Salir y entrar en casa no debe durar más que uno o dos segundos, que es lo que se tarda en cruzar la puerta y atravesar la cortina. Si no estoy confundido, uno o dos segundos es mucho tiempo para una mosca, hay muchas posibilidades de movimientos en el espacio. En verano, se entra y se sale por la puerta, pongamos por caso, de treinta a sesenta veces por persona. Son muchas ocasiones para que las moscas puedan entrar. Si yo fuese mosca, no creo que viera la cortina como un auténtico obstáculo, sino como uno transitorio.

    (*) El ondeo de la cortina es más habitual que pasar por la puerta. No sé qué atrae tanto a las moscas, pero lo que les atrae debe ser más fuerte que lo que las eche para atrás.

    (**) La expresión "espacio-tiempo" está aceptada no sólo como un término físico, no sé qué relación artificial, sino que la leo con frecuencia en filósofos de todo tipo. No puedo sino oponerme a semejante servilismo. No sé a santo de qué va a estar el tiempo implícito en el espacio si el espacio ya estuviera donde el tiempo sea (***). Es decir, la temporalidad del espacio es algo que primariamente ya es, esto es, era, pero no es en su segunda opción, su vuelta a ser; su problemática se renueva y el ser primero del tiempo pasa a ser segundo, derivado del espacio, no al revés.

    (***) La deducción del tiempo de ser en el espacio es un tiempo, en lo básico, inactivo; no sólo se nos escaparía antes de atraparlo, sino que sería algo primariamente extraño para lo que no habría ocasión, sería cuando ya fuese, a remolque.

    De hecho, se pone el espacio atrás por una deuda con el lenguaje y una relación que sí que le es propia, estar como el modo fundamental de ser en el espacio. Esta relación de base, primordial, no obstante, se desoye.

    Hay quienes piensan que el lenguaje es la característica esencial del hombre. Yo no lo creo. Uso el lenguaje al pensar, escribir y comunicarme con los demás, pero ese lenguaje, "al uso", como dicen algunos, o "a la mano", como dicen otros, es algo que viene de afuera; lo primario y fundamental no se adquiere, no llega a mí, o yo a ello, sin una posibilidad, en su mayor parte, ejecutada o realizada, en esencia, ya sida.

    Que pongamos el espacio en un sitio (****), un primer paso del estar que coloca, no es algo que surja de las maneras de expresarlo, sino de las disposiciones primitivas a poner cosas. La sensibilidad, que nos ofrece tantos casos ejemplares, no es lo primario, pero es de manera constante y, lo que es mucho más importante, es más profunda, es a pesar de la oposición (*****).

    (****) Para ir a los términos primarios, los que no dejan de ser, no hace falta acudir a los primeros términos del lenguaje en un arrebato a toda prisa. La etimología, es cierto, indica hacia cosas de importancia, pero rara vez indica nada fundamental que no estuviera ya.

    Hay más profundidad en el poner que al poner este cuadro aquí o allá; incluso hay más profundidad que como la vista pone lo que ve, un poner que sólo pone en la experiencia segundamente, y no primeramente, que sería su sustancia.

    (*****) Las oposiciones, por la misma propensión a lo inmediato y su impulso a no ser, a desvanecerse y degenerar, la dichosa actualidad, no son conscientes sino, en el mejor de los casos, lenta y reflexivamente, esto es, habiéndolas pulido. Hablar de sensibilidad es hablar de oposición, la oposición está en la sensibilidad; no se avanza nada repitiendo y diciendo, como ser dice, dos veces lo mismo.

    El influjo de las oposiciones y su resolución dialéctica, puro artificio, puede ser conveniente en los primeros pasos al caminar; llegado cierto punto no derivable del primero es algo más que inconveniente; es un error continuo.
    Última edición por ALBERTO RODRIGUEZ-SEDANO; 10/07/2018 a las 05:39

Temas similares

  1. La sabiduría y obstaculos del conocer
    Por ALBERTO RODRIGUEZ-SEDANO en el foro Filosofia
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 28/05/2018, 07:28
  2. Los "obstáculos de la marcha" se convertirán en "escalones"
    Por carlosig en el foro Religión y Teología
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 22/03/2018, 00:20
  3. Respuestas: 69
    Último mensaje: 08/12/2013, 19:43
  4. Alineación parental. " Obstáculos para la Igualdad "
    Por Mari Paz Pascual en el foro Sociología y Antropología
    Respuestas: 45
    Último mensaje: 07/02/2009, 15:50
  5. Obstáculos para la filosofía
    Por ALBERTO RODRIGUEZ-SEDANO en el foro Filosofia
    Respuestas: 4
    Último mensaje: 20/12/2008, 21:33

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •