Se habla mucho del chocolate, si es un producto saludable y que podemos comerlo, o si por el contrario, debemos rechazarlo en el momento en el que se nos ofrece. Las características nutritivas del chocolate, al menos del original, del puro, del negro, es el que debemos tener en cuenta para nuestra alimentación y que si, en alguna ocasión tenemos ese antojo, podremos comer una onza, ya que incluso se ha dicho que tiene beneficios para la pérdida de peso, pues acelera el metabolismo, sin embargo, si pensamos en el chocolate blanco, con leche u otros más suaves, correremos el riesgo de consumir mucho azúcar añadido. En mi caso prefiero el chocolate negro, el más sano, pero esta vida está para disfrutarla, por lo que no viene mal una onza de chocolate con leche o una taza de chocolate blanco calentito.