Resultados 1 al 1 de 1

Tema: No-ser ante otro que es

  1. #1
    Registrado
    Fecha de ingreso
    15 ene, 07
    Ubicación
    Valdemaqueda. Madrid. España
    Mensajes
    3,266

    Predeterminado No-ser ante otro que es

    Lo primero que hago por la mañana es lavarme la cara con agua fría, me despierta (*). Justo después, preparo la cafetera para hacer café. Cojo la taza de mi mujer, mi taza preferida y la leche. Ahí están los objetos que voy a utilizar. Los veo ocupando sitio en la encimera.

    La encimera no es muy ancha, ni muy estrecha; diría que es normal. El problema está en lo que no se puede poner en la encimera, pero no porque sea demasiado grande, sino porque sólo se pueden poner unos pocos objetos en la encimera.

    No hablo, por tanto, de una negación general propia de cierta metafísica fuera de control. Digo algo incomparablemente más sencillo. Puedo poner la taza aquí y ahí, y no la puedo poner allá; cuantos menos objetos, mejor (**).

    Los momentos negativos de la posición son, hasta ahora, momentos prácticos, ejecutables. Me doy cuenta de lo que no puedo poner sin apenas reflexión, sin saber qué es eso de la negación. Si la taza está aquí, no puedo poner la otra taza en su mismo sitio (***). Las tazas que hay en mi cocina no permiten ser penetradas; no tienen una disposición que admita los valores negativos del espacio.

    (*) Los términos que andan entre opuestos, como vigilia y sueño, no convienen a la reflexión; no son términos simples que tengan en sí mismos la disposición que los resuelva. Contrapónganse cuantas veces se quiera que, si no se pone entre ellos, de alguna manera, la solución del bucle infinito con el que su confusión crea la problemática primaria y esencial, no se soluciona nada. Muy al contrario, se insiste, repetidamente, en un aspecto problemático que se niega (****).

    Es decir, no se está despierto o dormido. La vida, de la que la apercepción es poco más que un episodio intrigante, no tiene para su no-ser sino disposiciones que suspendan el momento y resuelvan su problemática cuanto antes; por mucho que lo demoren, está destinado a verse sobrepasado (*****).

    (**) Este principio sintético o económico es conocido, con éxito sorprendente, como “navaja de Ockham”. Dicho en plata, significa que no debemos entrar en problemas superfluos, sino en problemas con solución. Ockham se refería a una filosofía del lenguaje, como se diría hoy en día, pero su problemática era no entrar en términos inútiles.

    (***) Los animales y los niños pequeños tienen la negación implícita en sus esquemas. Las hormigas y otros insectos entran en las casas por donde pueden pasar, no por donde no pueden pasar; los bebes saben cuándo han tomado suficiente leche. Se ha exagerado mucho acerca de la “superioridad”; por lo general, no es otra cosa que el rechazo “narcisista” de lo distinto (******).

    (****) Esto es, no sólo es una afirmación simple, de una vez, sino que ha de ser, en un sentido esencial, una afirmación que, ante la oposición a sí misma, no pueda seguir afirmándose sin una no-afirmación, esto es, un negativo existente.

    (*****) Freud hablara de la negación, pero era en el sentido de represión y como conducta de defensa (*******). El negativo por el que estamos preguntando es el que es primordial en la disposición.

    (******) Por mucho interés que tengan estas negaciones no son ni serían de no haber una raíz de la que derivan. Son, según nuestro parecer, segundas y, en el sentido histórico que nos interesa, no-primeras.

    (*******) La angustia ante la muerte y, por decirlo así, su horror al vacío no son exclusiva de la apercepción y una cualidad especialísima de lo humano. Según lo veo, para que la llegada de la muerte o la de cualquier tipo de mal inquieten basta con que haya una disposición sensible, que sea notificable; esto es, puede haber inquietud sin consciencia (********). No hace falta ninguna apercepción ni ninguna otra figura trascendental.

    (********) Sin embargo, que toda afección sea accidental no significa que el accidente ocurra de igual manera y en igual proporción. Hay afecciones más simples y otras más complejas. Un ser vivo puede temer la muerte o un mal sin que sepa que dicho ser vivo es en sentido consciente; basta con que tenga una disposición que le avise de un peligro del que, por otro lado, no llegue a ser consciente.
    Última edición por ALBERTO RODRIGUEZ-SEDANO; 11/05/2018 a las 07:51

Temas similares

  1. Otro SACERDOTE CATÓLICO agrede a un joven ante testigos
    Por Emeric en el foro Religión y Teología
    Respuestas: 87
    Último mensaje: 16/07/2018, 17:44
  2. Estamos ante el cambio?
    Por Tameen en el foro Comunicaciones
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 10/04/2018, 11:15
  3. [ 5 -0 ANTE BOLIVIA ]
    Por Shetland en el foro Deportes
    Respuestas: 1
    Último mensaje: 14/01/2005, 12:50
  4. Desnudo ante tí.
    Por TONETXO en el foro Poesia
    Respuestas: 3
    Último mensaje: 11/08/2004, 08:11
  5. igualdad ante la ley
    Por Rubens en el foro Derecho
    Respuestas: 0
    Último mensaje: 14/07/2001, 17:43

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •