Pgina 1 de 6 123 ... ltimoltimo
Resultados 1 al 10 de 59

Tema: Jess en Juan 10:10 NO se refiere a Satans.

  1. #1
    Registrado
    Fecha de ingreso
    20 sep, 16
    Mensajes
    10,461

    Lightbulb Emeric MIENTE al negar que ODIA a los cristianos.

    .
    Y eso se puede demostrar muy fcilmente ; de hecho, lo vengo demostrando y EXPONIENDO hace meses ya, en otros temas.

    Por ejemplo, vean el ODIO que tiene hacia Mihael, que le inventa HEREJAS a sabiendas que Mihael las combate; observen bien, vean a un CALUMNIADOR en ACCIN :

    Cita Iniciado por Emeric Ver mensaje
    Verdad que s, Mihael ???? Por eso es que eres un "creyente" que NO cree en el castigo de tormento eterno.
    Post #905


    Cita Iniciado por Emeric Ver mensaje
    As hay muchos "creyentes" intelectualmente esquizofrnicos : desgarrados entre creer, y no creer TODO lo que dice su propia Biblia.
    Post #906


    Cita Iniciado por Emeric Ver mensaje
    Mihael es tpico de esos "creyentes".
    Post #908


    http://foros.monografias.com/showthr...Cristo!/page91


    Para demostrar que todo eso que escribi es TOTALMENTE FALSO, vean que, de hace rato ya, haba yo abierto un tema REFUTANDO dicha HEREJA ANIQUILACIONISTA. Y Emeric bien lo sabe que no defiendo ni esa HEREJA, ni ninguna otra, ni las que l me vaya a seguir endilgando.

    Pues vean en esa pgina, que l particip en dicho tema :


    http://foros.monografias.com/showthr...CIONISMO/page3



    Ya ven lo ODIOSO, MENTIROSO y CALUMNIADOR que es Emeric .

    Es ms, por EVIDENCIAS como sa, que presentaba en mi otro tema, es que el LLORN Emeric suplic a la administracin que lo borren; y lo borraron ...


    Ya ir presentndoles ms evidencias.
    ltima edicin por Mihael; 15/11/2017 a las 02:16

  2. #2
    Registrado
    Fecha de ingreso
    20 sep, 16
    Mensajes
    10,461

    Predeterminado Re: Jess en Juan 10:10 NO se refiere a Satans.

    Aqu les va uno ms.


    Otro de los pasajes mal interpretados, pero que a diferencia del citado en el ttulo de este tema, distorsiona el carcter de Cristo, tocante a Su Justicia, lo cual, ya es un ERROR grave, y gravoso, para quien se dice cristiano, es el registrado en el sgte evangelio:

    Juan 8:

    1 " y Jess se fue al monte de los Olivos.

    2 Y por la maana volvi al templo, y todo el pueblo vino a l; y sentado l, les enseaba.

    3 Entonces los escribas y los fariseos le trajeron una mujer sorprendida en adulterio; y ponindola en medio,

    4 le dijeron: Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en el acto mismo de adulterio.

    5 Y en la ley nos mand Moiss apedrear a tales mujeres. T, pues, qu dices?

    6 Mas esto decan tentndole , para poder acusarle. Pero Jess, inclinado hacia el suelo, escriba en tierra con el dedo.

    7 Y como insistieran en preguntarle, se enderez y les dijo: El que de vosotros est sin pecado sea el primero en arrojar la piedra contra ella.

    8 E inclinndose de nuevo hacia el suelo, sigui escribiendo en tierra.

    9 Pero ellos, al or esto, acusados por su conciencia, salan uno a uno, comenzando desde los ms viejos hasta los postreros; y qued solo Jess, y la mujer que estaba en medio.

    10 Enderezndose Jess, y no viendo a nadie sino a la mujer, le dijo: Mujer, dnde estn los que te acusaban? Ninguno te conden?

    11 Ella dijo: Ninguno, Seor. Entonces Jess le dijo: Ni yo te condeno; vete, y no peques ms".

    __________________________________________________ __


    Aqu veo conveniente citar una excelente explicacin del pasaje en cuestin, en la cual, de paso, echa por tierra las pretensiones de ciertos grupos sectarios:


    La Mujer Adltera:

    by Dave Miller, Ph.D.

    Uno de los pasajes ms maltratados, mal usados, y mal aplicados en la Biblia es la narracin de la mujer sorprendida en adulterio, registrada en Juan 8:1-11. [Para un tratado de los aspectos tcnicos de este pasaje como un variante textual, vea Woods, 1989, p. 162; McGarvey, 1974, p. 16; Metzger, 1971, pp. 219-222; Metzger, 1968, pp. 223-224]. Este pasaje ha sido usado por los eticistas del situacionismo (e.g., Fletcher, 1967, pp. 83,133), los libertinos, y los liberales para insistir que Dios no es “tcnico” en cuanto al cumplimiento definitivo de Sus leyes. La mayor parte de la cristiandad ha incitado a esta nocin al descontextualizar y aplicar indiscriminadamente el comentario de Jess: “El que de vosotros est sin pecado sea el primero en arrojar la piedra contra ella” (vs. 7). Por tanto, el individuo promedio ha llegado a pensar que Jess fue tolerante y perdonador a tal extensin que liber a la mujer de las restricciones estrictas de la ley de la Biblia que demandaban su ejecucin. Ellos creen que Jess simplemente desech su pecado, y le otorg una libertad y perdn incondicional—aunque la Ley demandaba que ella muriera (Levtico 20:10). Despus de todo, no es verdad que Jess coloca a la gente “en el asimiento de la gracia” (Lucado, 1996)?

    Aquellos que cuestionan estas conclusiones son ridiculizados como “tradicionalistas” que tienen falta de “compasin”, y que son exactamente como los escribas y fariseos “legalistas” quienes cruelmente acusaban a la mujer y queran encargarse de ella en concordancia estricta a la Ley de Moiss. Anul Jess los requerimientos claros de la legislacin mosaica para demostrar misericordia, gracia, y perdn? Un estudio cuidadoso de Juan 8:1-11 revela a lo menos tres ideas que clarifican la confusin y el concepto falso de la imaginacin popular.

    Primero, las regulaciones mosaicas declaraban que una persona poda ser ejecutada solamente si haba dos o ms testigos del crimen (Deuteronomio 19:15). Era insuficiente que un solo testigo invocara la pena de muerte (Deuteronomio 17:6). Se report que la mujer bajo consideracin fue sorprendida en el “acto mismo” (vs. 4), pero no se menciona nada acerca de la identidad del testigo o testigos. Puede haber existido solamente uno, lo cual haca a la ejecucin ilegal.

    Segundo, incluso si haba dos o ms testigos presentes para verificar el pecado de la mujer, el Antiguo Testamento era igualmente explcito concerniente al hecho de que ambos, la mujer y el hombre, tenan que ser ejecutados (Deuteronomio 22:22). Dnde estaba el hombre? El grupo acusador hizo completamente a un lado esta caracterstica crtica de la Ley de Dios, demostrando que esta situacin falsificada obviamente no calzaba las precondiciones mosaicas para invocar la pena capital. La obediencia a la Ley de Moiss en este caso realmente significaba el dejar ir a la mujer!

    Una tercera consideracin que los libertinos pasan por alto concerniente a este pasaje es el significado exacto de la frase “El que de vosotros est sin pecado...”. Si este enunciado es tomado como una prohibicin general en contra de acusar, disciplinar, o castigar al cristiano impenitente y errante, entonces este pasaje contradijera rotundamente una cantidad grande de otros pasajes (e.g., Romanos 16:17; 1 Corintios 5; Glatas 6:1; 2 Tesalonicenses 3:6,14; Tito 3:10; 2 Juan 9-11). Jess no solo frecuentemente pronunci sentencia sobre una variedad de individuos durante Su vida en la Tierra (e.g., Mateo 15:14; 23; Juan 8:44,45; 9:41; et.al.), sino tambin impuso sobre Sus discpulos la necesidad de hacer lo mismo (e.g., Juan 7:24). Pedro fue muy directo al evaluar el estatus espiritual de la gente (e.g., Hechos 8:23). Pablo reprendi la inaccin de los corintios concerniente a su hermano fornicario: “No juzgis vosotros a los que estn dentro?... Quitad, pues, a ese perverso de entre vosotros” (1 Corintios 5:12,13, nfasis aadido). Obviamente, Pablo demand que los cristianos juzgaran (i.e., hicieran una evaluacin exacta concerniente a) la condicin moral de un compaero cristiano. Incluso el texto conocido y tan a menudo organizado para “probar” y promover el relajamiento (i.e., “No juzguis, para que no seis juzgados”—Mateo 7:1) registra a Jess amonestando a Sus discpulos: “...entonces vers bien para sacar la paja del ojo de tu hermano” (vs. 5). La moderna celebracin cultural extensa de ser no-sentenciosos (“Yo estoy en lo correcto, t ests en lo correcto”) est claramente en discordancia con la enseanza de la Biblia.

    Por tanto Jess no pudo haber estado ofreciendo una prohibicin general en contra de tomar una accin apropiada con respecto a los pecados de nuestros prjimos. Entonces qu significaron Sus palabras? Qu ms poda estar pasando en este escenario como para desanimar, socavar, y poner fin completamente a la determinacin alborotadora de los acusadores de la mujer por atacar a Jess, al usar a la mujer como pretexto? Qu haba en las palabras de Jess que tena tanto poder como para detenerlos en su trayectoria—tanto como para que su protesta desapareciera en el silencio y ellos salieran “uno a uno, comenzando desde los ms viejos” (vs. 9)?

    La mayora de comentaristas sugieren que l los avergonz al lograr que ellos se dieran cuenta que “nadie es perfecto y todos nosotros pecamos”. Pero esta multitud variada—con su dureza de corazn notoria y repetidamente documentada—no hubiera sido disuadida si Jess simplemente hubiera transmitido la siguiente idea: “Oigan, den un descanso a esta mujer, ninguno de nosotros es perfecto, y todos nosotros hacemos cosas de las cuales no estamos orgullosos”. Estos escribas y fariseos insensibles tuvieron el descaro de desviar el caso de la mujer de los procedimientos judiciales adecuados y de humillarla al arrastrarla a la fuerza hasta la presencia de Jess, hacindola con esto un espectculo pblico. Aparentemente acompaados por un grupo de partidarios involucrados, ellos la sometieron cruelmente a la gran audiencia de “todo el pueblo” (vs. 2) que haba venido a or la enseanza de Jess. Ellos no podan haber sido disuadidos de su objetivo por tal declaracin simple de Jess de que “nadie es perfecto”.

    Por tanto, cul es la respuesta a esta circunstancia extraa? Jess estaba enfatizando precisamente el mismo punto que Pablo trat de hacer entender a los judos hipcritas y duros de cerviz en Roma: “Por lo cual eres inexcusable, oh hombre, quienquiera que seas t que juzgas; pues en lo que juzgas a otro, te condenas a ti mismo; porque t que juzgas haces lo mismo (Romanos 2:1). Pablo fue especialmente especfico sobre el punto con el cual Jess lidi: “T que dices que no se ha de adulterar, adulteras?” (vs. 22). En otras palabras, ninguna persona est calificada a llamar la atencin al pecado de otro cuando ese individuo est en la prctica en curso del mismo pecado. Otra vez, como Jess previamente declar, “Hipcrita! saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces vers bien para sacar la paja del ojo de tu hermano” (Mateo 7:5). Despus de todo, es el hermano o hermana “espiritual” quien est en la posicin adecuada de restaurar al rebelde (Glatas 6:1).

    Consecuentemente, en el contexto bajo consideracin, Jess saba que los acusadores de la mujer eran culpables de lo mismo por lo cual ellos estaban dispuestos a condenarla. (No est fuera del reino de la posibilidad que el hombre con quien la mujer hubiera cometido adulterio estara ligado a la multitud acusadora). Jess fue capaz de remorderlos con su culpabilidad al causar que ellos se dieran cuenta que l saba que ellos, tambin, eran culpables. La antigua ley haca claro que los testigos del crimen deban arrojar las primeras piedras (Deuteronomio 17:7). La pena de muerte no poda ser invocada legalmente si los testigos no estaban disponibles o calificados. Jess estaba enfatizando directamente el hecho que los testigos no eran idneos para cumplir este rol porque ellos eran culpables del mismo pecado, y por ende merecan ser retribuidos con acusaciones similares. Ellos fueron intimidados hasta quedar en silencio al darse cuenta que Jess estaba enterado de sus propias indiscreciones sexuales.

    Observe cuidadosamente que con la retirada de los acusadores, Jess estableci una pregunta tcnica legal: “Mujer, dnde estn ellos? Ningn hombre te conden?” (traduccin de la Versin en ingls American Standard), o “Mujer, dnde estn los que te acusaban? Ninguno te conden?” (vs. 10, Reina Valera). La razn para que Jess verificara la ausencia de los acusadores quienes presentaron las acusaciones en contra de la mujer es que la Ley de Moiss mandaba la presencia de los testigos del crimen antes que la culpa pudiera ser establecida y pasada la sentencia. La mujer confirm, “Ninguno, Seor” (vs. 11). Jess entonces declar: “Ni yo te condeno...”. El significado de este pronunciamiento fue que si dos o ms testigos de su pecado no estaban presentes o dispuestos a documentar el crimen, entonces ella no poda ser considerada legalmente responsable, ya que tampoco Jess mismo, estaba calificado para servir como un testigo ocular de su accin. La interpretacin usual de “ni yo te condeno” es que Jess fue flexible, tolerante, y estuvo indispuesto a ser crtico para con otros o condenar sus acciones pecaminosas. Ridculo! La Biblia repudia tal pensamiento en casi todo pasaje. Jess estaba declarando el hecho de que la mujer pudo escapar de la condenacin judicial sobre el fundamento de uno o ms tecnicismos legales. Pero, l dijo (para usar el vernculo del tiempo moderno), “Mejor deja de hacer eso! “T fuiste afortunada esta vez, pero debes dejar tu comportamiento pecaminoso!”.

    Increble! Los escribas y los fariseos estaban tratando de tender una trampa a Jess. Aunque Jess, como era a menudo el caso (e.g., Mateo 21:23-27), “volte las cartas” de sus acusadores, y en su lugar, ellos cayeron en la trampa! Al mismo tiempo, l demostr un respeto profundo y perdurable por la belleza y poder gobernante de la ley—la ley que l y Su Padre haban escrito. Jess fue la nica persona que alguna vez cumpliera con la legislacin mosaica perfectamente. l nunca busc excusar la violacin humana de la ley, ni minimizar la aplicacin obligatoria y autoritativa de la ley para la gente. Cualquier interpretacin de cualquier pasaje que describa a Jess como violando la ley de Dios para as perdonar o complacer al hombre es una interpretacin falsa, como lo es toda interpretacin que relega a la ley a un estatus de importancia secundaria (cf. Deuteronomio 6:24; Salmos 19:7-11; Romanos 7:12). Cualquier interpretacin de cualquier pasaje que contradiga la enseanza de otros pasajes claros es tambin falsa. Jess no estaba simpatizando con el modo de pensar permisivo de los pensadores modernos doctrinalmente relajados que debilitan la doctrina y la naturaleza obligatoria de la ley en el nombre de la “gracia”, “libertad”, o “compasin”.



    REFERENCIAS

    Fletcher, Joseph (1967), Moral Responsibility (Philadelphia, PA: Westminster).

    Lucado, Max (1996), In the Grip of Grace (Dallas: Word).

    McGarvey, J.W. (1974 reprint), Evidences of Christianity (Nashville, TN: Gospel Advocate).

    Metzger, Bruce (1971), A Textual Commentary on the Greek New Testament (New York: United Bible Society).

    Metzger, Bruce M. (1968 ), The Text of the New Testament (New York: Oxford University Press), second edition.

    Woods, Guy N. (1989), A Commentary on the Gospel According to John (Nashville, TN: Gospel Advocate).

    Fuente:
    http://www.apologeticspress.org/APContent.aspx?category=119&article=1663

    ltima edicin por Mihael; 09/10/2016 a las 11:28

  3. #3
    Registrado
    Fecha de ingreso
    20 sep, 16
    Mensajes
    10,461

    Predeterminado Re: Jess en Juan 10:10 NO se refiere a Satans.

    Este post es una PRUEBA MS de lo poco y nada que les importa a la mayora de "cristianos" la Palabra de Dios.

  4. #4
    Registrado
    Fecha de ingreso
    14 dic, 03
    Ubicacin
    Francia
    Mensajes
    229,081

    Predeterminado Re: Jess en Juan 10:10 NO se refiere a Satans.

    Mihael :

    Para conocerte mejor, podras decirnos a qu religin perteneces ? No lo tengo claro. Gracias anticipadas.

  5. #5
    Registrado
    Fecha de ingreso
    20 sep, 16
    Mensajes
    10,461

    Predeterminado Re: Jess en Juan 10:10 NO se refiere a Satans.

    Cita Iniciado por Emeric Ver mensaje
    Mihael :

    Para conocerte mejor, podras decirnos a qu religin perteneces ? No lo tengo claro. Gracias anticipadas.
    Puedes resubir mis antiguos posts, Emeric, en los que, lisa y llanamente, vomitaba todo mi odio hacia Dios. De lo cual estoy arrepentido. Saludos.

  6. #6
    Registrado
    Fecha de ingreso
    14 dic, 03
    Ubicacin
    Francia
    Mensajes
    229,081

    Predeterminado Re: Jess en Juan 10:10 NO se refiere a Satans.

    O sea, ahora eres creyente, pero no testigo de Jehov. Eres pentecostal trinitario ?

  7. #7
    Registrado
    Fecha de ingreso
    20 sep, 16
    Mensajes
    10,461

    Predeterminado Re: Jess en Juan 10:10 NO se refiere a Satans.

    Adenominacional. Jams fui pentecostal, ni TJ; considero que "la doctrina bautista" se ajusta bastante a la doctrina bblica. Salvo en que profesan el dispensacionalismo, como la gran mayora de denominaciones.

  8. #8
    Banned
    Fecha de ingreso
    05 oct, 16
    Mensajes
    5,467

    Predeterminado Re: Jess en Juan 10:10 NO se refiere a Satans.

    Cita Iniciado por Mihael Ver mensaje
    Adenominacional. Jams fui pentecostal, ni TJ; considero que "la doctrina bautista" se ajusta bastante a la doctrina bblica. Salvo en que profesan el dispensacionalismo, como la gran mayora de denominaciones.
    me agrada ver lo teoricos que son,,generalmente yo tomo decisiones de quien entra a casa o no,,,los que yo decido invitar pueden ser mas hermanos que los de la sangre,,,y ustedes discuten con terminologia selecta ,,cosas que no viven,,,o si las viven estan desobediendo escritos del libro gordo,,porque por no estar solos se casan con el diablo

  9. #9
    Registrado
    Fecha de ingreso
    14 dic, 03
    Ubicacin
    Francia
    Mensajes
    229,081

    Predeterminado Re: Jess en Juan 10:10 NO se refiere a Satans.

    Cita Iniciado por Mihael Ver mensaje
    Adenominacional.
    A alguna congregacin debes de asistir. A cul ?

  10. #10
    Registrado
    Fecha de ingreso
    20 sep, 16
    Mensajes
    10,461

    Predeterminado Re: Jess en Juan 10:10 NO se refiere a Satans.

    Cita Iniciado por Emeric Ver mensaje
    A alguna congregacin debes de asistir. A cul ?
    Emeric:

    Si fueras frontal conmigo (con mi nickname), en vez de flodearme como empezaste ayer (No cre que eras tan susceptible e infantil) , y resubir estos temas con el pretexto de "consultar" solo para "exponerme" te respondera con gusto. Pero no bajo la hipocresa que lo haces.

Pgina 1 de 6 123 ... ltimoltimo

Temas similares

  1. Respuestas: 0
    ltimo mensaje: 31/03/2014, 15:00
  2. Porque Jess no bautiz a Juan El bautista?
    Por f82mar en el foro Religin y Teologa
    Respuestas: 30
    ltimo mensaje: 19/11/2013, 15:28
  3. El LADRN Judas Iscariote, y sus CMPLICES, Jess y Juan
    Por Emeric en el foro Religin y Teologa
    Respuestas: 197
    ltimo mensaje: 11/05/2012, 18:40
  4. Respuestas: 43
    ltimo mensaje: 02/05/2012, 20:26
  5. Jesus, el hermano de Satanas.
    Por Exotica en el foro Religin y Teologa
    Respuestas: 21
    ltimo mensaje: 22/02/2008, 18:49

Permisos de publicacin

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •