Hola! Alguien podra ayudarme con un anlisis pragmtico de un artculo de opinin? Este es el artculo:

Una propuesta mal hecha

Escrito por Helio Gallardo Catedrtico de la Universidad de Costa Rica

El presidente Luis Guillermo Sols debe gobernar, sin duda, de acuerdo con la lectura que l y su equipo dan a su programa de gobierno, accin que ser legtimamente tensionada por partidos y sectores socioeconmicos y culturales que, en trminos amplios, pueden considerarse de oposicin. Asimismo deber bregar con situaciones especiales (desastres naturales, movimientos de la economa mundial, etctera) no previsibles en sus determinaciones y que lo obligarn a respuestas tambin especficas. Por lo tanto estas lneas no pretenden decir al presidente lo que tiene que hacer (seguro l lo tiene ms claro que nadie), sino plantear conceptualmente que existe al menos un punto en el que no va por buena ruta, si se juzga por la informacin dada hasta ahora.


El asunto tiene dos frentes bsicos: el presidente Sols resolvi mantener a la DIS (Direccin de inteligencia y Seguridad), una instancia de espionaje, directamente sujeta a la Casa Presidencial. El segundo es que nombr Ministro de Seguridad precisamente a quien en la administracin anterior fue jefe de ese aparato de vigilancia, el seor Celso Gamboa Snchez. No se discute aqu la calidad personal y profesional del seor Gamboa, ni tampoco su honradez. Se trata de un asunto de concepto. Corrupcin poltica y venalidad en el ejercicio de la funcin pblica se dicen de la perversin del sentido de servicio de la institucionalidad pblica la primera, y de la comisin de delitos en el ejercicio de la funcin pblica la segunda. No son lo mismo, aunque puedan darse relaciones entre ellas. La comisin de delitos es asunto de polica y circuitos judiciales y aunque sea cardinal no se tocar en estas lneas. El corrupto, en cambio, se da en cuanto se es actor del maleamiento del servicio pblico o porque se lo ve y se mira para otro lado. En trminos de desempeo funcionario, el asunto no concierne solo a la instancia en la que se sirve, sino en la apreciacin del conjunto de las instituciones pblicas. Visto as, no es apropiado para un gobierno del PAC nombrar un funcionario importante del anterior gobierno, con independencia de su calidad individual. Parece disolver corrupcin en venalidad o que se estima que el vicio es asunto de individuos y no de un ethos y una lgica acerca del carcter de la funcin pblica. El PLN puede ser considerado corrupto no porque sus funcionarios roben, sino porque hizo del servicio pblico un sistema para potenciar intereses personales y sectoriales. Es el centro del tema de las galletitas planteado con acierto en su momento por Ottn Sols.


El segundo frente es igual de importante. La DIS, si va a existir, cuestin polemizable, no debe depender de la Casa Presidencial, o sea del Presidente o de alguno de sus cercanos. Requiere otro marco institucional. La razn es sencilla. Si se ocupa de seguridad nacional (no de Seguridad Nacional) se trata de un campo que excede a los gobiernos. Es tarea estatal. Su anclaje no debe estar personalizado. La personalizacin llama a la corrupcin. Costa Rica ha vivido la experiencia de una Casa Presidencial corrupta. No es sano que la DIS sea feudo de presidentes y cercanos.


El juicio anterior vale, pero el desafo de la DIS como instancia de espionaje contiene otras facetas. Segn la Constitucin del pas, el soberano es aqu la ciudadana (el texto dice la nacin, concepto ms huidizo). El espionaje de la DIS debe orientarse hacia lo que ponga en peligro la seguridad del colectivo ciudadano o de la nacin. El seor Gamboa, afirma que la DIS es como cualquier otra polica de inteligencia del mundo y sirve para evitar que vaya ms all la invasin nicaragense en nuestro pas y que opere la ciberdelincuencia (LN: 17/04/2014). Sentencia facilona. A la DIS se le escap la conspiracin del memorndum del miedo, un ataque contra la ciudadana. No advirti nada en negocios que lesionaron a la CCSS y al ICE y tocaron al INS. No inform, si saba algo, de movimientos que llevaron al aquelarre de la trocha fronteriza. No oli all heridas contra la nacin. Ni alert a la presidencia sobre cierto avin. Y, ms grave, ignora que el nico poder que puede dar un golpe de Estado en Amrica Central es Estados Unidos. Tiene la DIS un archivo sobre los agentes abiertos y encubiertos estadounidenses? Se enter por la prensa, igual que cualquier tico, de las maniobras de EUA en el pas para crear una primavera cubana? Si por las acciones contra la ciudadana y la nacin se la juzga, la DIS es disfuncional.


Exageremos: ms que el MOPT (Ministerio de Obras Pblicas y Transportes).
No existen buenas razones para que la DIS siga como est. Menos para que su jefe sea el equipo de Casa Presidencial. No se puede olvidar que el hijo dilecto de la seora Olsen ya avis que viene por la presidencia en el 2018.