Mientras Sudn del Sur implosiona en una creciente locura masiva de violencia tnica y una vez ms decenas de miles de seres humanos se ven forzados a escapar para poner a salvo sus vidas, las seales de advertencia apuntan todas ellas a que el plan estadounidense para desestabilizar Sudn ha comenzado a dar sus frutos.
Para empezar, EEUU es quien est pagando los salarios del Ejrcito Popular de Liberacin de Sudn (SPLA, por sus siglas en ingls, el ejrcito nacional de Sudn del Sur), habiendo ya desembolsado alrededor de 100 millones de dlares solo en 2011. Es un pas realmente independiente cuando una potencia extranjera paga los salarios de su ejrcito? A las rdenes de quin est realmente ese ejrcito?
En la actualidad, miles de cascos azules de la ONU estn fluyendo hacia Sudn del Sur. Esos mantenedores de la paz provienen casi en su totalidad de la vecina Etiopa y forman parte del ejrcito etope, el mismo que est perpetrando un genocidio/contrainsurgencia en el Ogadn, en el sureste de Etiopa.
Es el mismo ejrcito etope que ha invadido repetidamente Somalia actuando bajo las rdenes de EEUU. El mismo que seis aos antes invadi Eritrea. Mantenedores de la paz se les llama...
Los salarios de esos mantenedores de la paz etopes, con todos los gastos que actualmente conllevan, estn pagados por el To Sam.
As pues, tenemos que tanto el ejrcito de Sudn del Sur, el SPLA, como los mantenedores de la paz etopes estn pagados por EEUU. Con amigos como esos, se extraa alguien de que Sudn del Sur est desintegrndose?
Y ahora nos enteramos de que el rgimen de Obama, el actual ocupante de la Casa Blanca en EEUU, est planeando vender armamento avanzado al SPLA. Mientras, cada da, cientos de nios mueren en Sudn del Sur a causa de la carencia de agua potable, alimentos, refugio y atencin sanitaria, pero como la respuesta estadounidense es proporcionar bombarderos y aviones de combate, lo mejor que vamos a acabar viendo es que los sudaneses se matan entre ellos.
Todo esto tiene mucho que ver con los campos petrolferos sudaneses en la regin de Abeye, justo en la frontera entre Sudn y Sudn del Sur. Los campos petrolferos sudaneses son los nicos en frica que estn en su mayora bajo el control y propiedad de China.
Se supone que el plan de EEUU/ONU har que veamos hasta 10.000 soldados etopes, bajo la tapadera de un mandato de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas, ocupando las estaciones de servicio existentes alrededor de los campos petrolferos de Abeye, el mejor de los planes posibles para pasar a controlar ese petrleo algn da.
Etiopa es el valedor local de EEUU, su poli/gendarme en frica Oriental y dnde desplegar mejor sus servicios que alrededor del nico campo petrolfero bajo propiedad y control chino en la regin sudanesa de Abeye?
As, EEUU podra matar dos pjaros de un tiro desestabilizando Sudn del Sur.
En primer lugar, al ayudar a instigar una serie de baos de sangre tnicos en Sudn del Sur, puede provocar un estallido de enfrentamientos entre Sudn y Sudn del Sur bajo la cobertura de los cuales se atacaran, daando, los campos petrolferos de Abeye y el muy vulnerable oleoducto Abeye-Port Sudn.
Esto pondra eficazmente fin al proyecto de desarrollo energtico ms importante de China en frica.
En segundo lugar, al cortar el suministro de petrleo de Sudn, EEUU podra presionar enormemente al gobierno sudans dirigido por el presidente Omar Al-Bashir.
Si Al-Bashir se queda sin sus ingresos provenientes del petrleo, le ser muy difcil mantener el nivel de vida al que gran parte de su pueblo espera acceder y esto podra desestabilizar gravemente su gobierno.
A mediados de 2011 se supo que EEUU haba comunicado a determinadas autoridades de Sudn del Sur que no necesitaban el dinero del petrleo para sobrevivir, que podan acudir a la ayuda occidental. Un anticipo de lo que est por llegar?
Suceda o no todo eso, lo nico claro que el mundo puede ver es que la independencia del Sudn del Sur, que tanto ha apoyado Occidente, est convirtindose en una pesadilla para los pueblos de la regin. Nada sorprendente cuando uno averigua quin est actualmente financiando, y armando, al ejrcito del pas.
Lo nico que cabe esperar de EEUU en Sudn del Sur es una continuada poltica de gestin de la crisis; para ello, primero se auspicia una crisis y despus se administra lo mejor posible el asesinato y el caos a fin de explotar las riquezas de la tierra o, en ltima instancia, si no quedara ms remedio, negrselas a tu enemigo.
Y quiz, durante el proceso, veamos incluso el final del gobierno sudans del presidente Omar Al-Bashir, el mismo que Occidente no ha dejado de difamar.


Thomas C. Mountain es el nico periodista occidental independiente en el Cuerno de frica. Vive e informa desde Eritrea desde 2006.