He aqu, en este mismo foro, algo de respuesta a la maldita
definicin de quienes somos. Sin duda no somos las respuestas que estamos escupiendo unos contra otros, y menos
an los insultos y descalificaciones, somos todo lo contrario, pero los prejucios, las verguenzas, los complejos, las circustancias, engendran el perro rabioso
que nunca nos define pero cohabita en nuestra sangre.


Porque sueo, yo no lo estoy.