Resultados 1 al 1 de 1

Tema: Quin es el otro?

  1. #1
    Registrado
    Fecha de ingreso
    15 ene, 07
    Ubicacin
    Valdemaqueda. Madrid. Espaa
    Mensajes
    3,346

    Predeterminado Quin es el otro?

    Llegados a cierto punto en la reflexin sobre la primeridad moral, cuando reflexionamos qu es causa de moralidad, debemos plantearnos la cuestin de quin es el otro y cmo se es el otro.

    Toda la moral gira alrededor de quien da forma al sentimiento moral, el otro, la imagen primera a partir de la que se construye la moral. La predisposicin al otro, su forma necesaria, es el a priori moral; sin otro no hay moral. El otro, pues, es el contenido del que se sirve la forma moral.

    A la nocin de alteridad, otridad o segundidad, llegamos por la sola reflexin; es, sencillamente, algo distinto de s mismo, algo que no es idntico consigo mismo. Con que la conciencia discurra es, por s sola, alteridad. Yo soy yo, y yo no soy yo, pues yo cambia como una proposicin distinta de s misma con slo darse como yoes; el yo sucesivo, el que va de aqu para all y permanece, es un yo distinto que discurre igual idealmente. Yo no soy yo, y yo soy muchos yoes; no hay yo.

    Un anlisis del significado de trminos como yo-distinto-idealmente mostrara que son formas ms amplias que su contenido. Son trminos amplios porque deben dar cabida a generalidades, que es la naturaleza de la alteridad, una categora que individua un positivo sin su contraste. Es una forma inductiva que no cuenta con la regla de su determinacin, y la induccin es lgica sin el cabal conocimiento de su razn; es lgica psicolgicamente lmite.

    La terminologa del otro, tal y como se usa habitualmente en crculos sociolgicos, surge con la fenomenologa. El otro es otro yo, un modo de espejo.

    El psicoanlisis lleg al otro de modo semejante por una especie de contraposicin de yoes.

    Fenomenolgicamente, el otro es un abstracto que la fenomenologa cubri de simpata; y, desde una perspectiva psicoanaltica, el otro es parte de un imaginario y no es, estrictamente, real. Ahora bien, si tomamos las totalidades fenomenolgicas y psicoanalticas como idealismos, pues no han sido nunca realismos, hoy por hoy, podemos ver ms de cerca quin da forma a la alteridad.

    Como es fcil advertir, la fenomenologa no es muy distinta del psicoanlisis, pues estn centralizadas alrededor de una unidad. El psicoanlisis hace yoismo de una voluntad; y la fenomenologa, por el contrario, hace una lgica trascendental del yo.

    Mi tesis es que la fenomenologa muestra el contenido del otro, pero por el mismo camino no tiene la identidad no psicolgica de su contenido; no tiene qu ver. El otro no puede ser slo forma, y necesita la mxima aproximacin a su contenido, el lmite con la forma mayor de la que depende.

    El otro es, en todo caso, el problema de la moral, quin es el otro y qu es el otro para m. La moral despierta con la aparicin del otro.

    El problema del otro es el problema del otro para m; el otro despoja a uno de su identidad en el enfrentamiento y lo lleva a un forzamiento moral. El otro generalizado, no ser otro solo sino ser muchos otros, slo es moral con rigor en tanto no sea s mismo y sea, en cambio, para alguien; no hay otro moral a solas. Se es moral, por tanto, con otro; y para la generalidad del otro no hay categora a priori en la intuicin.

    En la psicologa no hay moral a priori. Necesitamos del otro para ser morales y dar forma a la representacin que de suyo no hay para l. Hay, por otra parte, una predisposicin al otro que me alerta de que es algo distinto del resto de cosas. El otro no es a priori mediante la psicologa sino independientemente de la psicologa; es a priori inmediatamente.

    El otro causa en m una accin emotiva por su mera presencia. La representacin del otro no es propiamente mental. La psicologa ayuda a construir al otro y darle forma, aunque el otro est ya ah sin psicologa.

    El otro no es una posicin egocntrica sino lgica (Hegel, Husserl), y el otro me abre un mundo que sin l no haba (Heidegger, Lvinas); es un discurso lgicamente lmite.

    La alteridad moral, la sinttica que acta relacionalmente, es un principio desde el que crear una distancia con uno mismo. Yo soy algo en el mundo; en el mundo con otro soy alguien. Y la reflexin moral requiere de un cambio de modelo filosfico.

    La filosofa por s sola no puede pensar al otro, pues no lo tiene de suyo en su representacin; su contenido es a priori distante. Pero tiene, por otra parte, al otro en la inmediacin del sujeto, en lo que es anterior al mismo. El sujeto es psicolgicamente lmite con el otro, es distante con l. La cuestin filosfica ser, por tanto, cmo el otro es posible. Cmo habra de ser una filosofa del otro, la sociologa, para poder representarlo?
    ltima edicin por ALBERTO RODRIGUEZ-SEDANO; 18/11/2010 a las 07:56

Temas similares

  1. Distancia psicolgica
    Por ALBERTO RODRIGUEZ-SEDANO en el foro Filosofia
    Respuestas: 36
    ltimo mensaje: 21/04/2010, 06:51
  2. La tica infantil y su emocin
    Por ALBERTO RODRIGUEZ-SEDANO en el foro Filosofia
    Respuestas: 24
    ltimo mensaje: 15/01/2010, 05:43
  3. Quin puede ser amigo de Dios?
    Por daniel1900 en el foro Religin y Teologa
    Respuestas: 61
    ltimo mensaje: 29/07/2008, 21:10
  4. Respuestas: 0
    ltimo mensaje: 13/05/2005, 07:42
  5. necesito ayuda
    Por tacoremi en el foro Tesis y Tareas
    Respuestas: 1
    ltimo mensaje: 15/08/2004, 17:18

Permisos de publicacin

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •