Pgina 4 de 402 PrimerPrimer ... 234561454104 ... ltimoltimo
Resultados 31 al 40 de 4016

Tema: Ancdotas divertidas y de las otras

  1. #31
    Registrado Avatar de Caracolamarina
    Fecha de ingreso
    13 nov, 09
    Ubicacin
    Buenos Aires Cap Federal. Cerca de la placita del barrio
    Mensajes
    24,399

    Smile Respuesta: Ancdotas divertidas y de las otras

    Recin veo algo para compartir. Resulta que a la placita vienen nios, niitas, perros con sus amos, padres contentos, madres con sus bebes, abuelas y abuelos con sus nietos. En fin la placita a esta hora est repleta de todo tipo de personas y mascotas.
    Al observar desde la terracita, puedo ver a una seora que viene todos los das con su perrito, un peludo can sin pedigree ninguno, que se pasea con ella por todo el lugar. Pero lo divertido es que este can est prendado de una perrita pequeita de esas toy, blanca, con el pelo enrulado. La perrita es de un seor aoso, que la trae todos los das y recin veo a los dueos de ambos perros conversando animadamente.
    Pienso Sern estos dos dueos de mascotas los que a la larga tendrn un romance, motivados por el romance de sus mascotas perrunos?...No lo s, pero me lo pregunto.

  2. #32
    Registrado Avatar de Caracolamarina
    Fecha de ingreso
    13 nov, 09
    Ubicacin
    Buenos Aires Cap Federal. Cerca de la placita del barrio
    Mensajes
    24,399

    Smile Respuesta: Ancdotas divertidas y de las otras

    La ciudad y su clima de locos de repente...
    Hoy tuvimos una cancula de aquellas en que los ventiladores, los aires acondicionados y demases estn a full en la ciudad de cemento y concreto. Los casi 39 grados de calor de ayer, hoy se repitieron y con la certeza que en la noche no bajaron, entonces hopy esperbamos lo mismo, pero no. recin en la ciudad se ha puesto una nube negra, que pareciera un enorme platillo volador u ovni en el cielo y de repente los truenos y relmpagos y el cielo se cubre de nubes, el viento sopla muy fuerte y la lluvia cae como con baldes del cielo.
    El clima de la ciudad un loquero total. de 37 o 39 grados bajaremos a l5 o 14 grados de un tris.
    Ancdotas del clima de la ciudad del tango y la milonga.

  3. #33
    Registrado Avatar de Caracolamarina
    Fecha de ingreso
    13 nov, 09
    Ubicacin
    Buenos Aires Cap Federal. Cerca de la placita del barrio
    Mensajes
    24,399

    Smile Respuesta: Ancdotas divertidas y de las otras

    Confidencias de varones en gabinete.

    Porque en muchos aos de profesional, estuve relacionada mayoritariamente con varones, por mi especialidad en la profesin ( kinesiologa). Entonces, muchos pacientes, cuando estn siendo tratados mayoritariamente con procesos dolorosos en el cuerpo, y necesitan terapias largas ( por eje secuelas de accidentes vasculares, o secuelas de accidentes de trnsito ). Ah sucede, algo que es muy especial, entre profesional y paciente. Este ltimo muchas veces empieza a contar de sus situaciones personales, y muchas veces nos cuentan de sus amores, ya estos sean truncos, o presentes o del pasado.
    As fue, como me he enterado de situaciones amorosas y pasionales de algunos de estos pacientes, que me atrevo a contar, porque no citar nombres, adems que esto ya pas, hace aos.
    Me acuerdo de uno de ellos, que me empez a contar de su pasin, a raz de una cancin de moda, que cantaba un espaol de nombre Pablo Abraira, la cancin Gaviln o Paloma, era la cancin de moda en Via del Mar el ao 1977.
    Segn mi paciente, el era el personaje de la que hablaba la cancin, porque segn l la letra de sta era como si la cantara l. Entonces me cuenta.
    Me dice que aos atrs l viajaba a Santiago ( la capital chilena ) todas las semanas, a la misma hora, un mismo da, por lo tanto el bus era casi siempre el mismo de la Empresa que l prefera. Un da vi subirse a una joven, muy linda, que a l le llam la atencin, adems que a los otros pasajeros del bus tambin, ella se di cuenta de las miradas y baj la cabeza al instante, se sent en el asiento correspondiente y hasta que llegaron a la capital, ella estuvo quieta y callada. A l la belleza de la chica lo impact. Tena el pelo largo liso, de un color negro azabache, la piel muy blanca, los ojos verdes, el cuerpo muy bien proporcionado, en cuanto a su altura, que era mas alta que lo comn. Entonces l trataba siempre de ir en el mismo bus los das que se di cuenta en que ella viajaba. Hasta que en una oportunidad, pudo por fin hablarla, por algo circunstancial. El bus se averi y todos los pasajeros tuvieron que bajar en la carretera, a esperar el bus de repuesto, que los hara continuar el viaje. Cuando ella bajaba trastabill entonces l la sostuvo y ah comenz su encuentro.
    Ella muy tmida, l le empez a conversar de trivialidades, ella asenta y lo miraba con algo de aprensin. El se sinti muy bien en esta situacin, en que ella pareca mirarlo con algo de admiracin ( por los temas que l cont en el tiempo que estuvieron esperando ), cuando lleg el otro bus se subieron juntos y l aprovech de sentarse junto a ella. As naci una especie de amistad en que l llevaba la voz cantante.
    Continuar.

  4. #34
    Registrado Avatar de Caracolamarina
    Fecha de ingreso
    13 nov, 09
    Ubicacin
    Buenos Aires Cap Federal. Cerca de la placita del barrio
    Mensajes
    24,399

    Smile Respuesta: Ancdotas divertidas y de las otras

    As comenz una amistad, fortalecida por los viajes que cada uno haca en el bus a la misma hora. El siempre llev la voz cantante, ella se limitaba a escuchar, y a decir alguna u otra palabra para reafirmar lo que l contaba. As estuvieron por varios meses, porque ninguno deca, intimidades de cada uno. El pens que ya era tiempo de que l avanzar, a pesar de la timidez de ella, se atrevi a convidarla a almorzar en un restaurant cntrico de Santiago. Y con gran sorpresa ella acept, no sin antes decirle que tendra que irse a una hora determinada, porque sus viajes a la capital, eran para viaitar a una ta enferma y para estudiar, por lo que sus horarios eran muy acotados. El acept esta condicin, contento de que por fin tuvieran un cita.
    Ambos llegaron casi al unsono al lugar, un pequeo restaurante situado en una de las calles adyacentes al pleno centro. Ah pudieron conversar de sus vidas y reir por ejemplo, de que ambos tuvieran los mismos gustos a la hora de pedir el almuerzo.
    Las visitas al restaurant se multiplicaron y despus ella dijo que haba acomodado sus horarios, para que si l quera dar algn paseo, por los paruqes cercanos, pudieran hacerlo.
    As cada uno, comparta sus vivvencias con el otro. Ella mas reticente, l ya haba tomado toda la confianza de hablar sobre la propia vida. Le cont de sus xitos profesionales, ( era contador en una fbrica de envases de cartn ) Ella le cont que estaba estudiando para acompaante terapetico, y que iba a la capital para hacer una especie de post curso, en que as obtendra el diploma, con mas posibilidades de encontrar trabajo en alguna clnica en capital. De paso visitaba a su ta enferma, hermana de su madre, que era viuda y que solamente tena un hermanito mas pequeo y esa era toda su familia.
    El se sinti entonces mas seguro. Porque ya haba tenido novias ( dos ) y las relacines haban terminado, porque la familia de ellas se haban metido a dar opiniones sobre l y sus actividades ldicas. Porque a l le gustaba jugar, y consideraba que nadie tena por qu llamarle la atencin por ese placer, que segn l no daaba a nadie. Pero los familiares de sus ex novias, hicieron tal alarde, de un pequeo traspis, que tuvo con sus finanzas, ( bueno dos traspis en realidad) Que ademas los pudo arreglar rpidamente con prstamos de dos amigos.
    Ella cuando lo veia, lo miraba atentamente y l se senta halagado por eso. Un da como que no quiere la cosa, ella le pregunt si tena aficiones que le significaran gastos extras. El no le contest de inmediato, slo se remiti a decir algunas evasivas. Pero a ella pareci no importarle esto.
    Otro da ella le dijo que le gustara conocer el casino de Via del Mar. El aunque jams haba nombrado el lugar, no le pareci tan raro el pedido de ella, de ir a conocer el lugar en la Ciudad Jardn.
    As que un da se pusieron de acuerdo para encontrarse y as ir al Casino de la ciudad balneario. Ellla lleg con un vestido blanco muy lindo, con escote pronunciado, unos zapatos de taco alto, que la hacan verse preciosa. El se haba puesto su mejor traje. Ambos entraron al lugar como si fueran una pareja de aos.
    El entr a la sala de ruleta, con ella del brazo, all le explic cmo se jugaba, mientras ella sonrea asintiendo y haciendo pequeos comentarios. El quera lucirse con ella. As que fueron a las otras salas en donde se jugaba punto y banca y bacarat. El empez a ganar, y para que las fichas no le molestaran en los bolsillos, se las empez a entregar a ella, para que las guardara en la carterita que andaba trayendo. As esa noche tuvo toda la suerte del mundo. Cada vez que ganaba las fichas iban a parar a la carterita de ella. De repente, ella dijo: Tengo que ir al toilette!...El le contest. Anda ac estar en la mesa de ruleta! Porque ya haba ganado en las otras salas y ahora seguira en la ruleta.
    Pasaron varios minutos, que se prolongaron en el tiempo. Pero a l casi ni le importaba, estaba de lo mas entretenido, tirando las pocas fichas que le quedaban. Hasta que se le terminaron.
    Ah recin se acord de ella y la empez a buscar. pero no la encontraba, se fue al grill...nada, entr a la sala de espectculos...nada. En el bao de damas, haca rato que ella se haba ido. Le dijo la encargada, que le haba dejado un papelito, y se lo entreg.
    El con las manos ya traspiradas, porque no saba que pasaba con todo esto, abri el doblez y ley.
    ""Seguro que a estas horas ya estas leyendo. Jams te imaginaste que uno de tus ""amigos"" tena una hermana? Ese al que jams le pagaste la deuda y que termin vendiendo hasta su casa, para pagar lo que te haba prestado. Bueno, yo soy la hermana mas pequea de se tu amigo, la que era una niita pequea cuando hiciste, tal engao. Porque eso fue. Le prometiste a mi hermano que le pagaras, ademas le mentiste, cuando contaste que era por una enfermedad. Las lgrimas de mi hermano, recin ahora estarn lavadas."
    Estruj el papel entre los edos y sali del Casino, sabiendo que jams se encontrara con ella de nuevo.

  5. #35
    Registrado Avatar de Caracolamarina
    Fecha de ingreso
    13 nov, 09
    Ubicacin
    Buenos Aires Cap Federal. Cerca de la placita del barrio
    Mensajes
    24,399

    Smile Respuesta: Ancdotas divertidas y de las otras

    Releo el post, y me doy cuenta de los errores de puntuacin y demases, que uds que leen han sabido pasar por alto gentilmente. Tambin me doy cuenta de que dej un tema medio inconcluso.

    El novio eterno de la ta.

    Tal como cont anteriormente, la ta Mary conoci al novio "eterno" en un cumpleaos al cual asisti el Poeta con su seora "la Hormiguita" ( Delia del Carril ). Ellos le presentaron a mi ta al novio, que se gan el apodo de "eterno"" en la familia, porque la ta no quera casarse. S ella una ""avanzada total, no quera casarse, porque prefera estar al frente de su Escuela de Bellas Artes en Via del Mar, y si se hubiera casado tendra que haberse ido a Santiago, la capital en donde viva el novio.
    Entonces ella decidi, que si l quera una relacin ""puertas afuera" ella accedera, si no ...bueno...no y punto. A lo que el novio eterno dijo que bueno, ya que se enamor de ella, entonces acept esos trminos, aunque creo, que l tambin estaba de lo mas contento con esta situacin de no estar casados y vivir cada uno en su casa y adems lejos ( Via del Mar y Santiago estn a 120 kms de distancia )
    Creo que, as ellos han sido los ""pioneros"" en esto de vivir el amor ""puertas afuera"" Por supuesto con el escndalo familiar, todos los hermanos y hermanas de la ta se santiguaron y fueron a misa, para que ella fuera perdonada, por sus ""pecados""...jejejejejejeje para lo que le importaba el "Qu dirn "a la ta.
    As fue, que el novio eterno Arturo, fue parte de esta familia tan singular. El era un seor atento, educado y formal con una estructrura bastante dada a las normas. La ta era la anttesis de l. Ella extrovertida, artista total, muy dada a las vanguardias del pensamiento de esa poca, y con una pasin por la vida a flor de piel.
    As fueron pareja por muchos aos ( mas de 30 aos) en que cada uno vivi el amor a su manera. Cuando l vena a Via del Mar, la casa se revolucionaba. La Petronila haca sus mejores platos a base de pescados y mariscos y la ta resplandeca como una colegiala, que espera a su primer amor. El apareca con sus mejores galas ( traje y camisa impecables ) y con un inmenso ramo de flores y una caja de bombones bajo el brazo. Todos los que eramos los sobrinos, los ahijados,y los nietos de la ta, lo recibamos con la algaraba propia de los nios, que ven aparecer a Pap Noel, porque en las tardes l nos llevaba a la confitera mas reconocida en la ciudad ( La Reina ) y nos compraba helados a todos. Un seor el to novio eterno.
    ltima edicin por Caracolamarina; 24/01/2010 a las 20:52

  6. #36
    Registrado Avatar de Caracolamarina
    Fecha de ingreso
    13 nov, 09
    Ubicacin
    Buenos Aires Cap Federal. Cerca de la placita del barrio
    Mensajes
    24,399

    Smile Respuesta: Ancdotas divertidas y de las otras

    Despus de las fiestas de cumpleaos.

    El pasado fin de semana fuimos a una fiesta de cumpleaos. De esas antiguas, esas en que la duea de casa prepara todo ella misma, con algo de ayuda eso s, pero todo es ""made in home"".
    Se celebraba el cumpleaos de una seora mayor, y su hija ( mi amiga ) decidi que preparar los ricos platos y los postres vala la pena por su mam. Ya que, ahora todo es mayoritariamente delivery, ir a una fiesta en que la comida es casera, es una excepcin. de partida haban unos petit bouches (masita de hojaldre con rellenos diversos muy ricos ) que eran deliciosos, despus una picada de quesos y fiambres acompaados con verduras cortadas de manera especial ( haciendo dibujitos ) zanahorias, cebollines, apio, morrones, fondos de alcauciles, ( alcachofas ), berenjenas en vinagreta, en fin...Despus varios platos fros en buffet. Cada uno mas rico que el otro, y al final la mesa de postres, que de isla foltante, panqueques con dulce de leche, torta mil hojas, torta chaj ( el marido de mi amiga es uruguayo...y la hizo l.???) bueno, en fin...toda una fiesta para el paladar y para los comensales un asombro.
    Comida casera...y postres hechos en casa....Pensar que esto ya esta como del pasado....pero todava hay valientes que cocinan.

  7. #37
    Registrado Avatar de Caracolamarina
    Fecha de ingreso
    13 nov, 09
    Ubicacin
    Buenos Aires Cap Federal. Cerca de la placita del barrio
    Mensajes
    24,399

    Predeterminado Respuesta: Ancdotas divertidas y de las otras

    A jugar, a jugar que la vida, a veces es juego y divertimento. Esos son los regalos, que nos damos como nios que somos en el fondo, de este humano.

  8. #38
    Registrado Avatar de Caracolamarina
    Fecha de ingreso
    13 nov, 09
    Ubicacin
    Buenos Aires Cap Federal. Cerca de la placita del barrio
    Mensajes
    24,399

    Smile Respuesta: Ancdotas divertidas y de las otras

    Domingo lluvioso y los recuerdos.

    Cuando eramos muy pequeos, el da Domingo era tan especial. Por qu?, Porque ibamos a la matine del cine Metro, era a las 11 hrs y la funcin era con solamente dibujitos animados. Ibamos con alguna ta, primos, primas y todos en la algaraba de chicos sentados en la platea, buscbamos a los conocidos para saludarnos casi a los gritos. Comprbamos caramelos, ( con la mesada del da Domingo ) y cuando el teln se abra ( s haba teln en esos tiempos ha ). Apareca la pantallla y el len de la Metro ruga. Todos empezbamos a callar hasta que aparecan el gato Tom y el ratoncito Jerry. Y ah venan las risas, con las disparatadas aventuras de esos dos enemigos-amigos, que siempre andaban persiguiendose y haciendose las mil travesuras. Nos reamos a los gritos, la ta generalmente tambin, perda un poco la compostura, riendo con nosotros. Y la vida era tan linda y grata. En la matine de los Domingos.
    A la salida del cine, cuando la magia ya se haba ido, a veces la ta estaba muy ""rica" en billetes, de la cartera sacaba el dinero y nos compraba a cada uno un helado de barquillo...con una boche de helado de vainillla o de frutilla, entonces eso era la felicidad completa de nios.

  9. #39
    Registrado Avatar de Caracolamarina
    Fecha de ingreso
    13 nov, 09
    Ubicacin
    Buenos Aires Cap Federal. Cerca de la placita del barrio
    Mensajes
    24,399

    Smile Respuesta: Ancdotas divertidas y de las otras

    " El castigo de la santa" o...cuando uno se tiene que tragar lo que dijo antes.....


    No hace mucho tiempo que entr de sopetn, con la ignorancia a cuestas, como mochila de nia de kindergarten, al mundo de la Red. Sucedi como muchas cosas en la vida, sin querer queriendo. Me v de un da para otro, sumergida practicamente en el teclado, y aprendiendo lo mas bsico en lecciones de medio minuto cada vez. Bueno, de un poco mas, creo...jejejejejeje.
    Todo se debi a una serie de circunstancias, que no estaban programadas en el diario vivir. Por ejemplo, esto fue la consecuencia de tener que poner en casa la famosa banda ancha, que se nos haba ofrecido imnumerables veces, por voces amables de seoritas gentiles por telefono. A las que yo siempre responda que no la pondramos, porque ya contbamos con ella, en la oficina del que es el seor de la casa, llmese marido, esposo, o como sea su cario.
    Entonces las seoritas de voces melosas, me decan que por qu no pona al telefono al dichoso seor, a lo que yo responda, que el seor en cuestin, estaba ""pelando el ajo" (trabajando duro en argot chilensis )por lo tanto no poda venir a contestar sus ofrecimientos, que eran por lo dems muy convenientes, segn ellas.
    As estuvimos, mucho tiempo, pero como hay un dicho, que dice que, a uno la casiga la santa, cuando escupe para arriba ( o sea, la santa en cuestin dice, que uno debe cuidarse mucho de decir: " De esta agua no beber " ). por una debacle en la oficina del esposo, marido o como sea su cario llamar, tuvimos que poner banda ancha en casa.
    Y Oh surprise, sorpresa absoluta. Result que ah descubr el siglo 21 y la Pc.
    Desde ese momento, y en un trfago rapdsimo, tuve una direccin de correo electrnico, ( estuve dos das tratando de hacerla, eso era lo rapidsimo para m )y empec a escribirle a cuanta direccin tena en mis agendas. Esas en que escrib alguna vez, las direcciones de amistades, pero sin ninguna intencin de poder responderlas, ya que, no saba ni tena la famosa banda ancha, ni direccin de correo, pero por "educacin" las escriba en la agenda de turno.
    As que, cuando tuve la direccin de correo, me dediqu a recolectar en las agendas todas las direcciones que pude y les mande...los primeros correos. Y recib respuestas. Entonces sucedi.
    Que de una u otra forma, la santa, me hizo comerme las palabras, cuando dije en alguna ocasin, que yo no estara escribiendo correos as, en una pantalla. Dij, que a m me gustaban las cartas, en sobre, con sello postal y timbres de lugares lejanos. Pero la santa se encarg, de que me tragara esos decires, y ahora todas las maanas sin falta. Entro al correo y leo noticias de todo el mundo de las amistades, que surgieron de otras amistades, de personas que jams v ni ver, en forma personal. Seguro que as ser...pero mejor me cuido con decir Seguro....porque la santa ya me castig y me tragu los decires....jejejejejeje.
    ltima edicin por Caracolamarina; 10/02/2010 a las 09:18

  10. #40
    Registrado Avatar de Caracolamarina
    Fecha de ingreso
    13 nov, 09
    Ubicacin
    Buenos Aires Cap Federal. Cerca de la placita del barrio
    Mensajes
    24,399

    Smile Respuesta: Ancdotas divertidas y de las otras

    La prima Catalina y su "entrada" a las Bellas Artes

    En la enorme familia de parte de mi madre, han existido imnumerables ancdotas muy cmicas, ya que, esta familia ( de medios hermanos de mi madre), fueron la mayora muy prolficos, en tener descendencia, as que cuento, con muchos primos, tas, tos, y se agregan los ahijados, los amigos y as etc... etc....
    La prima Catalina, era enfermera del Hospital Salvador de Valparaso. Ella cuando jovencita, ley tantas novelas de heronas, que cuidaban a enfermos tuberculosos, que se la crey y entonces, estudi enfermera. Y all se fue, al nico Hospital del Puerto, que tena enfermos de esa ndole, a cumplir con sus sueos. Pero las fantasas y las realidades de la vida, a veces son tan diferentes, que esto fue lo que sucedi.
    Un da, en que estaba atendiendo a un enfermo, ste sin ninguna mala intencin, por supuesto, sino que, producto de su enfermedad, le escupi en la cara, al estornudar de improviso. Se imaginan los esputos de un enfermo de tuberculosis, en la cara de uno?...Bueno, si ya se lo imaginaron, a la prima a raz de este incidente, le baj tal miedo al contagio, que empez a pensar, que tendra que buscarse otro Hospital en donde trabajar.
    Entonces, el azar puso el granito de arena que faltaba. En el diario El Mercurio de Valparaso se public un aviso, en que se peda, una enfermera para el pabelln de pediatra, en el Hospital Van Buren, hasta ahora el Hospital mas grande de la regin. All fue la prima; se present, ( haba estudiado varias alternativas dentro de su profesin de enfermera ) di el examen de rigor y qued seleccionada.
    En el pabellon de nios varones, fue la designacin. Ah, la vida de enfermera tuvo otras manifestaciones, que a ella le gustaron. Ver a los nios ir sanando y ayudarlos a ello, tambin por supuesto, los casos en que la enfermedad era tan grave, que nada se poda hacer; entonces ella se aprendi, cuanto cuento pudo y as les alivianaba los das a los chicos, contandoles historias de piratas y fantasmas, en el turno de las tardes somnolientas. Hasta que en un da de visitas lo conoci.
    El era el to y padrino, de uno de los enfermitos, y lo vena a ver infaltablemente los das Mircoles, a la hora de visitas. Hora en que ella ese da, tena el turno de tarde. As se conocieron. Cuando el nio los present con su vocesita aguda, le dijo: El es mi padrino , seorita. Ella le di la mano y l la mir directo a los ojos. Ella cuenta, que se sonroj. De ah en mas, todos los das mircoles se hablaban un rato, despus de la visita, l empez a traerle caramelos y ella a esperarlo con ansias, pero haba una dificultad.
    Con el tiempo, empez a darse cuenta, que l era un crtico de todo. De esas personas crticas de todo orden ajeno, por supuesto. Jams de l mismo. ( defecto muy feo en realidad, mas para la prima, que se consideraba una "libre pensadora " ).
    Cada conversacin terminaba en una crtica de parte de l...si era una pelcula que ella haba visto, l le comentaba cidamente, que el director la haba enfocado mal en el tema, si era alguna exposicin de arte, l se encargaba doctamente de decir, que el pintor era un mediocre sin remedio, si era el tema sobre modas, por ejemplo, l se encargaba de decir, que la moda era para chicas estupiditas, que no tenan nada que hacer.
    As fueron pasando los das, hasta que la prima se hart y cuando l vena ella desapareca, en la salita que tienen las enfermeras, en el sector que les toca, en este caso pediatra. Ah ella se refugiaba, de el seor criticn, y empez a pensar, que ya ni el saludo le quera dar. Pero hete aqu, que l, quizs se haba acostumbrado a tenerla de oyente y empezaba a buscarla por el pasillo, despues de haber hablado con su sobrino, la buscaba y generalmente la poda encontrar.
    Ah medio azorada, ella inventaba una excusa, porque le daba lstima decirle a l, que sus maneras de conversar eran casi insoportables. El, que sin darse cuenta, o quizs, porque nadie se lo dijo frontalmente, que era un ser muy antiptico, con sus maneras de decir y comentar las conversaciones, que podan ser triviales, pero l las haca un dechado de virtuosismo, que l crea propio.
    El cuando la encontr, la convid a tomar el t, en la confitera del hospital. Entonces, la prima le invent, que tena que irse temprano del trabajo, porque estaba estudiando Bellas Artes, en un taller de pintura, que estaba cerca del hospital. As, ella crey, que le haca un favor a l, al no decirle la verdad, que ya estaba aburrida de escucharle sus peroratas.
    Bueno, as fue, que la prima Catalina, se fue a estudiar de verdad al taller de Bellas Artes del seor Quintanilla, que haba sido alumno del pintor Camilo Mori ( pintor famoso en Chile )y termin siendo una alumna aventajada, con exposiciones en el Nacional de Bellas Artes de Santiago y todo lo que esto conllev, fue el resultado, de no soportar al to criticn, del nio que era su paciente.
    ltima edicin por Caracolamarina; 11/02/2010 a las 14:30

Pgina 4 de 402 PrimerPrimer ... 234561454104 ... ltimoltimo

Temas similares

  1. Una GRAN gran profeca bblica; entre muchas otras
    Por josell en el foro Religin y Teologa
    Respuestas: 3
    ltimo mensaje: 06/04/2011, 19:05
  2. Entre otras cosas
    Por prometeo6002 en el foro Poesia
    Respuestas: 2
    ltimo mensaje: 24/03/2008, 15:23
  3. Ancdotas militares
    Por juanerick en el foro Foro Militar
    Respuestas: 1
    ltimo mensaje: 15/06/2007, 02:13
  4. EDUCACIN MULTICULTURAL
    Por dcoya73 en el foro Educacin
    Respuestas: 1
    ltimo mensaje: 24/03/2004, 09:40
  5. Japon
    Por Chinichini en el foro Historia
    Respuestas: 7
    ltimo mensaje: 22/02/2004, 17:03

Permisos de publicacin

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •