Pgina 2 de 402 PrimerPrimer 12341252102 ... ltimoltimo
Resultados 11 al 20 de 4016

Tema: Ancdotas divertidas y de las otras

  1. #11
    Registrado Avatar de Caracolamarina
    Fecha de ingreso
    13 nov, 09
    Ubicacin
    Buenos Aires Cap Federal. Cerca de la placita del barrio
    Mensajes
    24,399

    Smile Respuesta: Ancdotas divertidas y de las otras

    Jugbamos, hasta que el cansancio y la ropa sucia nos lo permiti. Ah fuimos, todos directo a la cocina a tomar la leche con chocolate con galletas de miel y de limn, que la Petronila haca tan ricas, cuando nos daban la respectiva porcin las devorbamos sin mas, para as poder pedir otra racin.
    As transcurri el da de cumpleaos de la ta. Y fue adems el ao en que ella conoci a su novio eterno, ese que el Poeta le presentara.
    Ella y este seor escritor, poeta y soltern, se enamoraron, creo ah mismo, entre los festejos, convidados y demases del cumpleaos.
    As comenz una nueva etapa en la casa y los preparativos de las fiestas, ya que, el seor, ahora con el tiempo convertido, en novio eterno, fue artfice de grandes cambios en las fiestas.
    Bueno, pero esa historia, es otra historia, que la contaremos otro da.

  2. #12
    Registrado Avatar de Caracolamarina
    Fecha de ingreso
    13 nov, 09
    Ubicacin
    Buenos Aires Cap Federal. Cerca de la placita del barrio
    Mensajes
    24,399

    Smile Respuesta: Ancdotas divertidas y de las otras

    Los novios de las tas.

    Alguna vez participarn de alguna aventura de esas de nios-as, con novios prohibidos y novias a escondidas?
    La ta Florita, no tena permiso, para andar con este novio. Por qu?. Porque l lleg a la casa, que era a la vez pensin ( alojamiento ) propiedad de su madre, en que los huspedes, eran solamente admitidos por recomendacin. Estamos hablando eso s, de aares ha. Entonces el futuro novio, cometi un error garrafal. Lleg con una seorita, muy pituca, vestida a la ltima moda, a solicitar, que la madre de la ta Florita, le alquilara una pieza.
    La distinguida acompaante, era nada mas ni menos, que la hija nica de la madama mas reconocida del puerto de Valparaso. O sea, el seor vena con alguien, que jams habra aprobado como amistad, en los crculos sociales de esa poca.
    Horror de horrores! La madre de la ta Florita, cuando la reconoci, casi le di un patats. Porque, de esta seorita se hablaba mucho, en los ts de seoras y en los cumpleaos de los caballeros. De ah que, el soponcio de la madre de la ta Florita, caus que de inmediato el seor en cuestin, fuera mal mirado.
    Pero, ya era medio tarde, porque Florita cantaba, acompaada del piano, por su hermana Rosario. Ambas cuando vieron entrar al caballero en cuestin, vestido adems con el uniforme blanco de temporada de Verano, de marino. Ambas casi de inmediato, quedaron prendadas de l.
    Ni que decir, lo que entre ellas pas, discusiones, alegatos, de quin sera la que lo hablara primero, porque el seor de marras consigui, no s bajo que artilugios extraos que la madre de la ta lo aceptara como huesped. Quizs la duea de casa, tambin fue vctima del encanto de este marino, futuro novio clandestino de la ta Florita.
    As fue, como esta pareja se form, con miradas de pasin contenida, en los encuentros casuales, en las escaleras, en que cada uno miraba al otro, con cara de: Te como la boca de un beso.
    Pasaron varios das antes que el seor en cuestin, hablara a la ta, sta toda confundida, y ademas colorada, porque s saba, que l era prohibido por su madre, que aunque le alquilo la pieza, despus volvi en sus cabales y prohibi estrictamente a su hijas, que tuvieran alguna amistad con l.
    Sin embargo prim la curiosidad, la atraccin, y el desparpajo de ambos. Ya que, a la primera que pudieron se citaron en una parte alejada de la ciudad. pero en esa poca las seoritas no salan sin algien que las acompaara, y la ta Florita le toc salir, con su sobrina Hilda, una chiquita de 7 aos, muy vivaz y divertida. Se encontraron con el novio, l lleg con un ramo de flores y una caja de chocolates. Quizs intuyendo que la compaa que tendran sera Hilda, y los chocolates servirian de distraccin o mejor de soborno, para que ella no contara nada, del encuentro, que aunque inocente, podra significar la expulsin de l, de su alojamiento. Caminaron por la ciudad, llegaron a un monumento a los Hroes de una batalla, justo en ese momento, la chica le pregunta: Cmo te llamas? El que se pone algo nervioso, le dice... Dime To Arturo Prat.
    Hilda se qued conforme con ese nombre, que en ese momento, a ella no le deca nada, ya que, todava en el Colegio, las monjas no hablaban de las batallas de lo que fue la guerra, del pas, hace ya muchos aos.
    pero, Hilda en algn momento fue al colegio, cuando ya se hablaba de los hroes y del monumento que estaba en la ciudad, en homenaje a ellos. ella sin saber mas ...Cuando le dijeron que Arturo Prat, era ese seor de bigotes y barba, que con un sable estaba inmortalizado en la estatua, ella dijo a voz en cuello: Ese no es mi to. No es Arturo Prat. La monja fue hasta su escritorio, interrogandola con casi un coscorrn : Qu dices nia?...Hilda afirm. Yo conozco al to y ese no es.!
    Gran alboroto entre las monjas, que no hallaron mejor manera de corregir tamao error, con llamar a la apoderada de esta nia, que es una mentirosa, ( lo menos que dijeron ). A lo que Hilda, repeta casi llorando, mi to es Arturo prat, y se seor de ah no es l. escndalo en las aulas, porque ya todo el Colegio o se rea, o se burlaba a gritos de Hilda.
    La apoderada, era la madre de la ta Florita. Que cuando lleg al colegio, para ver que pasaba con todo esto, interrog a Hilda de la manera que saba. Con una mirada de esas que fulminan, le dijo: Qin te dijo esto de tu to ?...Hilda inocente respondi. El novio de la ta Florita.
    Para qu. Se arm ah mismo, un alboroto, porque ya la madre de la ta sospechaba de las salidas de su hija. As que, la seora sali casi corriendo del Colegio Mara Auxiliadora, muy pituco por lo dems, y todo eso era un escndalo. Lleg a su casa, y lo primero que hizo, fue agarrar casi de los pelos a su hija, e interrogarla, de tamaas mentiras y los por qu de ellas. La ta Florita confes casi de inmediato, porque le tena miedo a su progenitora y su carcter. Ah no mas...rpidamente, la madre fue a la pieza, en que estaba viviendo el marino y poco meno, que lo sac a tirones, de su casa, a los gritos de ; Ud jams vuelva a poner un pie en esta casa.
    Bueno, en resumen, esta historia de amores clandestinos de la ta, ha quedado en las ancdotas de la familia. Porque, gracias a una niita y al marino enamorado de la ta, fuimos medio parientes del hroe nacional. Aunque haya sido de mentiritas.

  3. #13
    Registrado Avatar de Caracolamarina
    Fecha de ingreso
    13 nov, 09
    Ubicacin
    Buenos Aires Cap Federal. Cerca de la placita del barrio
    Mensajes
    24,399

    Smile Respuesta: Ancdotas divertidas y de las otras

    Sorpresa.
    Se despert soando, aunque ni saba que haba estado en brazos de Morfeo. Se haba perdido una tarde color malva, en las labernticas calles del pueblito, despus de libaciones varias en la taberna, con los parroquianos de siempre. Algunos de mano pesada, ya que, l como extranjero, tena que aguantarse las bromas de ellos. Le dijeron de todo, menos lindo; aunque ni le importaba que as fuera, porque saba que el pago de piso, en su intrusin en el buclico lugar, tendra de todo tipo de bromas y tomadas de pelo. As que, sigui la tomatera con ellos. En algn momento se acuerda, lo tomaron de los brazos y lo llevaron al Hotel, para dejarlo ah sentado en el hall, cual mueco desmaado y borracho. No supo cmo lleg a su habitacin, ni menos quin lo haba desnudado. Durmi como un angelito y ahora que despertaba, ni saba bien a exacta manera qu le haba pasado.
    Se acordaba vagamente de unas manos presurosas, que lo tocaron, despus l trat de fijar la vista, para saber quin era, la persona que estaba ah, tratando de acostarlo, pero en ese preciso instante, su cabeza di unas vueltas, como calesita de pueblo y se qued dormido.
    Ahora medio despierto, con la resaca del trago y el estmago revuelto, trataba de ponerse de pie, sin conseguirlo. Se qued acostado pensando en el misterio que le significaba el alma compasiva que lo haba acostado.
    Algo le pic en el brazo, y en el cuello, rascandose casi sin darse cuenta, mir hacia la ventana, para ver si estaba entreabierta y por ah entraban los mosquitos. Pero no, estaba cerrada.
    Se sigui rascando hasta que una roncha roja le apareci. Pequeas gotitas de sangre brotaron, no se di cuenta. Ah en ese instante apareci la figura de entre las cortinas y se abalanz sobre l. Casi casi lo aplasta, el cuerpo era de una mujer, l sin tino trata de sacrsela de encima, no puede en el esfuerzo, la sangre en gotitas ya son chorrones, que caen por su cuerpo. Ah en ese mismo instante, siente la modedura en el cuello.

  4. #14
    Registrado Avatar de Caracolamarina
    Fecha de ingreso
    13 nov, 09
    Ubicacin
    Buenos Aires Cap Federal. Cerca de la placita del barrio
    Mensajes
    24,399

    Smile Respuesta: Ancdotas divertidas y de las otras

    El novio artista, de la ta.

    Tal como cont antes, en el cumpleaos de la ta, en que el Poeta vino invitado junto a su seora La Hormiguita, le presentaron a la festejada su amigo el Pintor, que era un artista plstico residente en la capital Santiago, y que haba venido mas o menos de colado a la fiesta, por se amigo del Poeta y su seora. Cuando fueron presentados, ambos tuvieron unas miradas de aquellas que son, casi casi un aviso de pasionales encuentros. Porque ambos sintieron como un estremecimiento cuando se dieron las manos y se miraron a los ojos. La ta despus se lo coment a la Petronila, en la cocina cuando ambas ordenaban la vajilla y guardaban la cristalera.
    El la haba convidado a la inauguracin, de su exposicin de oleos y acuarelas, en el Museo Nacional de Bellas Artes, que se inauguraba el prximo fin de semana, y la ta habia accedido a ir.
    La Petronila, no muy contenta le dijo: Seora ud va a ir y recin lo conoce? a lo que la ta contest : No puedo desairar a un amigo del Poeta No te parece? Y hasta ah lleg la conversacin. Yo era mudo testigo de todo esto, porque siempre andaba detras de la ta, segn yo, ayudando, pero en verdad, no slo eso, sino que, quera saber las conversaciones de los mayores y adems, por ayudar la Petronila, me regalaba los caramelos con nueces que ella haca y que me encantaban.
    Bueno, lleg el gran da, en que la ta iba a Santiago, a la expsicin, que se inauguraba con bombos y platillos, con reseas en todos los diarios importantes del pas. Diarios que ella compr y asi saber algo mas del seor artista....que segn ella era tan educado y de buenos modales, pero que segn la Petronila, no slo eso era, sino que un seor de lo mas audaz y adems que como era soltero, deba tener mas de 10 novias en la capital. A lo que la ta le contestaba con un:
    Dejate de decir tonteras Petro, yo voy a mirar la obra de un artista!. Pero la aludida se haca como que no escuchaba y haca unas caras de lo mas cmicas....porque era evidente el inters en el seor de marras que tena la ta.
    Sin embargo, esto en la familia fue un noticin. Todos opinaban de la situacin. Sus hijos, los hermanos, las hermanas, las nueras y los yernos- Todos tenan algo que decir, sobre el tema. Pero ella no escuchara a nadie, y adems como era viuda y ya grande, cada uno poda decir lo que quisera, ella hara lo que estimara conveniente. Ese fue el comentario un da en el almuerzo, en que todos estaban diciendo el tema y las opiniones de cada uno. Ah no ms se arm una discusin entre sus hijos, las nueras y los yernos. Pero ella se levant de la mesa y no dijo ni una palabra de todo esto.
    Lleg el da del viaje, que parece a ltima hora a la ta se le ocurri invitar a mi madre y a m, para que la acompaaramos, quizs previendo comentarios maliciosos de la familia. As fue, como ibamos en el micro de larga distancia a la capital, un da Sbado, con un sol resplandeciente y yo mas contenta de ir a conocer el Nacional de Bellas Artes, del que tanto se hablaba en casa de la ta.
    Llegamos a Santiago y el pintor, nos fue a buscar a la terminal del bus, con un auto todo lustrado y que pareca sacado de una postal antigua...mi madre y la ta chochas con la atencin de este seor tan caballero, que al verme ni siquiera chist, porque mi madre se apresur a decirle que no tena con quin dejarme en Via del mar, cosa que era una mentira, me llev porque me di un ataque de llanto si no lo haca y como mi madre en sa poca estaba muy pegada a mi, por su reciente viudez, as fue como par de invitada de piedra, a la exposicion en la capital.
    Continuar

  5. #15
    Registrado Avatar de Caracolamarina
    Fecha de ingreso
    13 nov, 09
    Ubicacin
    Buenos Aires Cap Federal. Cerca de la placita del barrio
    Mensajes
    24,399

    Smile Respuesta: Ancdotas divertidas y de las otras

    El Da de la Exposicin en el Nacional de Bellas Artes de Santiago de Chile, fue todo un acontecimiento, no slo para m, sino que para todas, mi madre y mi ta. El Pintor, estaba rodeado de intelectuales de la poca, tambin asisti el Poeta con su seora. En fin, era el acontecimiento, de la temporada. La sociedad se reuna as, para comentar a unos de sus artistas, ya que, el pretendiente de la ta, era uno de los mas conspicuos representantes de ella.
    Ni que decir, cmo me senta entremedio de todos los adultos, porque yo era la nica nia chica, ( de edad y de porte ) que estaba ah. Algunos invitados me miraban con cara de sorpresa como diciendo Qu hace esta niita aqu?, pero mi madre y mi ta ponan cara de " Yo no fui"" y as continuabmos paseando, por entremedio de todos y escuchando lo elogios a las obras expuestas. Quizs ese fue mi gran momento, en que aprend, que el arte era importante, en la vida de muchas personas, y que quizs yo tambin, alguna vez podra ser parte de l. Pero, bueno a esa edad uno tiene las fantasas mas especiales y locas, que se pueda uno imaginar para el futuro, y yo no era la excepcin.
    El pretendiente, result ser un gran cicerone, para mostrarnos la capital. Nosotras, que eramos muy provincianas con mi madre, disfrutbamos de andar en el reluciente auto de l, con la ta paseandonos por todo Santiago. Nos alojamos en un Hotel muy tradicional, El Carrera, que aos despus, muchos aos despus, tuvo una historia triste, en el golpe de estado de Pinochet y compaa, pero esa es otra historia, que ya algn da contar.
    Esa vez, fuimos al Zoo, en el Cerro San Cristobal, al que se sube por un pequeo funicular, y los grititos mos al ver la ciudad, desde la altura provocaban las risas de los dems. Vimos los animales enjaulados y todos me dieron mucha pena, ya que, yo los imaginaba en reas mas grandes y sueltos en ellas y no en las jaulas que los mostraban, algunos muy tristes por su encierro. De ah, que hice algunos comentarios, pero la ta me mir con cara de...A callar, que a ud no le pidi nadie su opinin!. Eran los tiempo, en que se respetaba tanto a los mayores, en que uno se quedaba callada ante la orden.
    La visita al Zoo, termin con un paseo por el Barrio Bellavista, en donde el Poeta algn da, comprara la casa llamada La Chascona, con su tercera mujer Matilde Urrutia. Pero eso sucedera, aos despus.
    As, la visita a la capital y todo lo que ella signific en la familia, porque despus de ella, la ta fue la novia eterna del Pintor y ellos marcaron una etapa en la vida de todos, ya que, "inauguraron " la pareja puertas afuera, algo totalmente inusual en esa poca. Pero la ta y l eran personas muy pero muy inusuales y ""raros"" segn todos en la familia. Algo que a ellos los tena sin cuidado.
    Vivieron as, cada uno en su casa y en su lugar, la ta en Via del Mar, cumpliendo su sueo de tener la escuela particular de Bellas Artes y l en Santiago, pintando en su casern de seor soltero. As ellos se visitaban y tenan su romance, que lo conservaron hasta el final de sus das. La ta una pionera.
    ltima edicin por Caracolamarina; 08/12/2009 a las 07:39

  6. #16
    Registrado Avatar de Caracolamarina
    Fecha de ingreso
    13 nov, 09
    Ubicacin
    Buenos Aires Cap Federal. Cerca de la placita del barrio
    Mensajes
    24,399

    Smile Respuesta: Ancdotas divertidas y de las otras

    Clases de teatro para todo el que quisiera.

    El teatro, era para m y para toda la familia, una manera de juntarse en Santiago, para ver la ltima obra de la Ca ICTUS, en el teatro de la Universidad Catlica de Santiago. As cuando una obra se anunciaba en el diario El Mercurio de Santiago, ( diario que compraba la ta, porque contaba con un suplemento muy bueno de espectculos, y que todos leamos con fruicin, ya que, nos pona al da de lo que se vea en la capital )
    As entonces, se elega una obra para ir a verla, ya que Via del Mar, aunque contando con un Teatro Municipal, no contaba con los dinerillos para traer grandes compaias desde la capital. Entonces haba que viajar. Ni les cuento, todo lo que eso significaba en la familia.
    Primero se elegan a los que viajaban, sobretodo a los mas "chicos" (pequeos en edad), que pugnaban por ser elegidos, pero se los consideraba muy pequeos, para quizs entender las obras, y quedaban con llantos y pucheros fuera de la lista. Despus, venamos los de mediana edad( en sa poca eramos los mas) en que la mayora, quera ir, porque significaba ver, no slo la obra sino que, ver a los integrantes de la familia de all lejos. A los primos y primas y as estar al dia en todos los comentarios familiares. Noviazgos ( pololeos) y chismes varios de los primos mas grandes, los que ya eran casi adultos y estudiaban en la Ues. de Santiago.
    Bueno, en esos menesteres de ser elegidos, todos tratbamos de portarnos de lo mas diligentes posibles, cada uno haca mritos, algunos ayudaban a hacer el aseo de la zona que funcioanab como escuela de bellas Artes de la casa, aseo que consista en limpiar los piso de restos de yeso ( clases de escultura ) de restos de pinturas ( clases de pintura al leo) en fin. Limpiar los pisos significaba...pasar la dichosa virutilla de piso, con el movimiento cansador de los pies. ( esto lo cont antes en los preparativos del cumpleaos de la ta )
    Bueno, otros elegamos ayudar en la cocina, y si era temporada de hacer mermeladas, bueno nos arremangbamos los brazos para poder dar las vueltas en la olla de cobre con la cuchara enorme de madera, y que de repente aunque cuidabamos que no pasara, quedbamos todo salpicados con la mermelada hirviendo. Auch...Auch..cuando me acuerdo de esas "quemazones" me duelen todava. Otros
    , se ofrecan para ayudar a hacer las comprars y traer los busltos pesados de la feria. En fin todo competamos por el lugarcito anhelado en el tren, para ir a Santiago a ver teatro.
    A veces gan la competencia, y me toc ver a la Ca de Nissim Sharin hacer teatro del absurdo, y as me prometa a mi misma que yo podra alguna vez estudiar teatro.
    Bueno, al final, eso pas, pero con otra motivacin, que no tena que ver con el teatro, en s mismo.
    Fue, cuando empec a dar clases, en la U de Chile y necesitaba saber impostar la voz, para no quedar sin cuerdas vocales. Ah recurr a clases de teatro, en que casi se me olvida la intencin primera, y me quedo como actriz de ...no s qu, porque era malsima, para aprenderme mi libreto al pie de la letra. S improvisaba mucho y mis compaeros, me queran matar, jejejejejeje cuando me tocaba darles el "pie" para su dialogo o monlogo, pero eso sucedi muchos aos despus.
    Continuo con la historia de las idas al teatro de la Pontificia Universidad Catlica de Santiago de Chile.( que nombre mas pomposo verdad? )
    Al final, los elegidos, ibamos en el vagn del tren con la ta, el Pintor ( el novio eterno ) y alguna otra ta, para ver la obra que se estrenaba en la capital. Cuando se nos elega, tenamos que tener las dos "tenidas" ( trajes) uno para ir al teatro y otro para viajar. As que eso tasmbin era otro acontecimiento entre la familia. ^Cmo vestirse cada uno de los elegidos? Todo un trabajo para las madres y tas.
    Continuar.

  7. #17
    Registrado Avatar de Caracolamarina
    Fecha de ingreso
    13 nov, 09
    Ubicacin
    Buenos Aires Cap Federal. Cerca de la placita del barrio
    Mensajes
    24,399

    Smile Respuesta: Ancdotas divertidas y de las otras

    Ida al teatro en la capital.
    Bueno, cada uno de los elegido iba con sus mejores pilchas, y cada uno tambin saba que este premio era por "buena conducta" as que, tratbamos de ser merecedores de el premio. Que adems consista, no slo en ir a ver la obra de teatro elegida, sino que, ir a tomar el t, donde los primos de la capital. Eso era todo un acontecimiento, ya que, ellos eran todos mas grandes que nosotros; adems la mayora era estudiante de alguna carrera en la U de Chile, entonces nos parecan algo as como que eran los supercapos en al vida.
    Bueno, cuando con los aos me hice adepta a ir a el teatro en Santiago generalmente iba a ver alguna comedia o teatro del absurdo. Tiempos, en que todava, no conocamos la turbulencia y desastres,que signific la poltica de aos despus, en que todos camos en una especia de torbellino negativo y salimos en los diarios de todo el mundo, que comentaban lo que pasaba en el pas. Bueno, as quizs, el teatro que es la representacin de la vida misma, en esos aos era slo teatro del absurdo. Para m.

  8. #18
    Registrado Avatar de Caracolamarina
    Fecha de ingreso
    13 nov, 09
    Ubicacin
    Buenos Aires Cap Federal. Cerca de la placita del barrio
    Mensajes
    24,399

    Smile Respuesta: Ancdotas divertidas y de las otras

    Algo divertido de don Sata.

    Me mud a Via del Mar. El ltimo ao del Gobierno del Doctor. Porque por esas cosas de la vida, despus de nacer en Valparaso, crecer en Via del Mar, termin viviendo de nuevo en Valparaso, hasta que, Via del Mar me hizo los guios pertinentes y decidimos mudarnos con la familia a el barrio de Recreo Alto, mas bien dicho, en el principio de l, casi, casi llegando a la Avenida que llegaba a la playa de Caleta Abarca.
    Ah llegamos el ao 1973, en Enero, para mas fecha exacta. Alquillamos un chalecito de dos pisos, muy lindo, con jardn, patio con cuatro rboles de duraznos. La familia contenta, ya que, contbamos con vecinos con hijos simpticos y as todos nos hicimos amigos. Uno de los vecino, era coronel retirado de las Fuerzas Armadas chilenas. Su apellido era Soto, pero se le conoca en el lugar como Don Sata, apodo que tena en el regimiento que serva, al que lo haba llevado, ya que, Don Sata haba sido puesto, por su madre, debido a lo malulo y travieso que era desde pequeo.
    El era de Rancagua, lugar al Sur de la provincia, en que la zona es mas rural y est asentada en campos y lugares de fundos ( haciendas, estancias ).
    Sotito, como le decamos, desde pequeo haba sido el mas travieso del lugar de su nacimiento el pueblito de Lo Miranda, en que l y sus amigos, todos los das hacan de las suyas, ya sea, metiendose en predios ajenos, para robarse la fruta de los rboles, sin tener la necesidad de hacerlo, slo por traviesos y por el desafo de que nos los pillaron haciendolo. Generalmente el cuidador, de los predios, los asustaba, tirando tiros con perdigones al aire, y ah l y sus amigos salan corriendo, patitas que te quiero.
    Pero un da, Sotito, se le antoj hacer una maldad nueva. Resulta que ese Sbado a la iglesia del pueblo venan unos pitucos de Santiago, a casarse, porque ella, era hija de uno de los dueos de fundos, mas ricos de la zona. Sotito supo la noticia, en el almacn del pueblo y se le ocurri lo siguiente. Juntar ciruelas verdes, comrselas, y despus de eso encaramarse en las vigas del techo de la iglesia. No s si l lo haba hecho a propsito, sabiendo los efectos de las ciruelas verdes en el estmago. Creo, que si alguna duda tuvo, se le olvid rpido.
    Hete aqu, en el da de la ceremonia, con los mas conspicuos habitantes de los aledaos, vestidos con sus mejores ropas, en la iglesia para el casamiento de la nia del dueo de las tierras.
    Sotito y sus amigos, que en todo lo secundaban, (quizs ya en sa poca se vislumbraba en l, el futuro coronel del Ejrcito, por lo mandn )estaban sentados desde temprano en las vigas del techo de la pequea iglesia. De repente, a uno de ellos le empezaron los retorsijones de estmago, y ah no ms, a iniciativa de Don Sata...el contenido del estmago, pas a caer encima de los asistentes al casorio. Ni que contar, los gritos, de las damas, las palabrotas de los caballeros y las risas a los que no le haban cado, los desechos desde "el cielo"... As fue, como Sotito, apodado don Sata, haba hecho su fama, haciendole honor a su apodo.
    ltima edicin por Caracolamarina; 15/12/2009 a las 08:30

  9. #19
    Registrado Avatar de Caracolamarina
    Fecha de ingreso
    13 nov, 09
    Ubicacin
    Buenos Aires Cap Federal. Cerca de la placita del barrio
    Mensajes
    24,399

    Smile Respuesta: Ancdotas divertidas y de las otras

    Algo no tan divertido de Don Sata

    Les sigo contando del vecino en sa poca jubilado de la fuerzas armadas como Coronel en retiro. Enero del 73. Chile. Via del Mar.
    Hicimos amigos nuevos, cada uno mas simptico que el otro, todos eramos matrimonios muy jvenes con hijos pequeos, todos celebrbamos los cumpleaos y los santos ( s, all se celebran los santos ) o por lo menos se celebraban. En fin, el Doctor gobernaba como poda, con grandes problemas sociales.
    Quizs digo...esto es una opinin muy particular y propia, el pas no estaba preparado sociolgicamente ni cvicamente, para una revolucin en libertad, porque se cometieron muchos excesos de ambas partes...pero bueno, no quisiera entrar en ese tema, que es doloroso. Slo tratar de contar estas ancdotas y nada mas.
    Don Sata o Sotito, siempre se anotaba con su seora para las celebraciones de los santos, de hecho su seora preparaba unas ensaladas exquisitas, para cooperar, ya que, todos nos juntbamos en algn jardn o patio a celebrar el santo pertinente. As pasaban los meses, en que siempre en Junio y Julio es el mes de los santos, as que las celebraciones eran muchas, y lo pasbamos bien, aunque la comida no fuera mucha ( haba una gran escasez de todo, pero eso no era problema, porque varios tenamos amigos con alguna chacrita en donde comprbamos gallinas, verduras o frutas. En fn, nos arreglbamos para compartir y as tener a los vecinos de amigos y disfrtutar de la compaa de todos. A veces alguno ( yo en general ) bamos a la Caleta de pescadores Diego partales y comprbamos un saco de machas ( molusco muy sabroso ) y las preparbamos a la manteca y queso rallado ( mantequilla ) en sus propia valva...( machas a la parmesana) una exquisitez acompaada de vino blanco bien fro...Bueno as fue pasando el tiempo con algunas vicisitudes de la poltica que nos afectaban, pero tratabamos de nno meter las ideas polticas en la amistad...y as todos amigos.
    Hasta que...lleg el 11 de Septiembre, y todo cambi. Sotito fue llamado a la Reserva militar, empez a usar uniforme de fajina...y a caminar por la vereda del pasaje Romero en Caleta Abarca, como quin pasea por el Regimiento Coraceros. Ah quizs todos nos dimos cuenta cabal, bien de cerca, que Sotito no sera mas l. De ah en mas, se convertira en Don Sata, y no para hacer bromas, seguro. Todos los saludbamos con mucho respeto y ya nadie hizo mas, ninguna fiesta de santo, ni menos de cumpleaos en el Pasaje Romero.
    Empez una etapa en la historia, del pas, que fue quizs la mas dolorosa...para muchos, de ambos bandos.

  10. #20
    Registrado Avatar de Caracolamarina
    Fecha de ingreso
    13 nov, 09
    Ubicacin
    Buenos Aires Cap Federal. Cerca de la placita del barrio
    Mensajes
    24,399

    Smile Respuesta: Ancdotas divertidas y de las otras

    Alguna vez alguien de uds que leen se subi a un rbol de damascos?

    S, bueno igual que nosotros, los mltiples sobrinos, primos, primos hermanos, allegados y qu se yo qu mas, que venan a la casa de los tos de la ciudad de Los Andes. Ellos tenan una distribuidora de frutos del pas, verdulera, algo as como un gran almacn con de todo lo que uno se pudiera imaginar. se llamaba "La Quillotana"" y estaba ubicada enfrente de la plaza priincipal del pueblo, que ya en sa poca, ya era casi ciudad.
    Los tos tenan una casa tipo casona de campo, con 2 patios, habitaciones enormes, en uno de los patios haban varios rboles frutales, entre ellos un enorme damasco, que daba unos frutos grandes, jugoso y muy dulces. Pero resulta que a mis primas y a sus amigos no les llamaba la atencin subirse a sacarlos, porque del negocio de sus padres podan comer lo que quisieran.
    Hasta que sucedi un hecho especial. Resulta que, desde la casa del lado con patio colindante, casi con el muro de separacin, viva un matrimonio al que le gustaban mucho los gatos. Y un da, una gatita pequea, muy linda de angora blanca, con ojos zarcos, se subi arriba del rbol. No fue nada mas verla y a todos se nos ocurri bajarla del rbol para poder jugar con ella. Pero la gatita no tena la mnima intencin de dejarse atrapar por la bandada de chicos que eramos, quizs intuyendo, que la pasara mal, entre los brazos de todos, llevandola de un lado a otro, como un juguete. Entonces se qued en lo mas alto del rbol de damascos.
    Todos queramos tomarla, as que, nos subimos al rbol, cada uno trepando como una especie de carrera de monos. Las ramas sosteniendonos apenas. Cuando estbamos arriba, nos dimos cuenta que los damascos estaban a punto de maduros y cada uno empez a probar, diciendole a alguno: Oye come que estn ricos y dulces!...
    Para qu...todos empezamos a darnos una panzada de los frutos, a la hora de la siesta, con el sol reventando en nuestras cabezas..Bueno, la gatita qued olvidada, porque al rato todos y cada uno de nosotros, empez a sentir los efectos de los damascocs maduros y asoleados, y cada uno se baj como pudo del rbol, corriendo hacia los baos, algunos gritando por los retorcijones, otros plidos y asustados. En fin, ese da fue casi para la historia de la famila. Los mayores le pusieron "El da del rbol" y cuando se acordaban de el hecho, todos rean a carcajadas, mientras nosotros nos avergonzbamos y nos acordbamos de la hermosa gatita, de la cual nunca mas supimos.

Pgina 2 de 402 PrimerPrimer 12341252102 ... ltimoltimo

Temas similares

  1. Una GRAN gran profeca bblica; entre muchas otras
    Por josell en el foro Religin y Teologa
    Respuestas: 3
    ltimo mensaje: 06/04/2011, 19:05
  2. Entre otras cosas
    Por prometeo6002 en el foro Poesia
    Respuestas: 2
    ltimo mensaje: 24/03/2008, 15:23
  3. Ancdotas militares
    Por juanerick en el foro Foro Militar
    Respuestas: 1
    ltimo mensaje: 15/06/2007, 02:13
  4. EDUCACIN MULTICULTURAL
    Por dcoya73 en el foro Educacin
    Respuestas: 1
    ltimo mensaje: 24/03/2004, 09:40
  5. Japon
    Por Chinichini en el foro Historia
    Respuestas: 7
    ltimo mensaje: 22/02/2004, 17:03

Permisos de publicacin

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •