No es nada sencillo el participar en una contienda, sea cual fuere, an ms si es poltica. Ya he gozado y perdido, tambin ganado, entre comillas, de alguna de ellas. Mi ltimo encuentro con los mtines y parcantas -lieteralmente hablando- a sido en el 2000.

En todas he podido palpar el inters, apego, fanatismo, decidia, esperanza, llanto, cansancio y dems de cientos de personas, pero slo han ganado un puado. Y lo digo de la mejor forma: los beneficiarios han y sern siempre.. los de siempre. Quiens? Pues los encarnetados, los ayayeros, los sobones y aquellos que se entornillan en los cargos de confianza para beneficio mutto y de sus familiares.

Estuve desde joven con Izquierda (des) Unida. Vi llegar a Barrantes y morirse olvidado, no como los que hasta ahora, camalenicos del poder y en puestos claves, se hacen llamar de centro moderados.

Ayud a una amiga aprista ( no s si hasta ahora lo ser, creo que ya no) pero por Obras, del nefasto y dizque propietario del canal del pueblo, Ricardo Belmont. Luego por Somos Per del gordo Andrade, eso fue por encargo de un amigo que me pagaba por ayudarlo. Despus ancl en Per Posible, del cholo sagrado. Y esta vez por presin de mi madre, y para darle gusto.

As que las cuatro veces sal ms que decepcionado. Algunas veces de sus cuadros y lderes, con excepcin de Alfonso Barrantes, un seor y caballero recto y de intachable moral. En lo consecutivo... plop. Para dar gusto, por ayudar, pagado o por conviccin, nada, pero nada ms decepcionante y delusorio que estar en una contienda poltica. Y lo juro, no me vern ms por estos oficios.