Pgina 1 de 2 12 ltimoltimo
Resultados 1 al 10 de 12

Tema: Porqu se expulsa a los testigos de Jehov?

  1. #1
    Registrado Avatar de Observador
    Fecha de ingreso
    03 nov, 05
    Ubicacin
    Espaa
    Mensajes
    2,107

    Predeterminado Porqu se expulsa a los testigos de Jehov?

    Parte I



    [size=5]Quitad pues a ese perverso de entre ustedes!

    ---oOo---
    [/size]
    Y si saludis a vuestros hermanos solamente, qu hacis de ms? No hacen tambin as los gentiles?


    Una de las caractersticas ms singulares de la doctrina de los Testigos de Jehov es ensear que dos sentimientos: el amor y el odio, pueden surgir de un mismo corazn, de tal modo que los cristianos pueden sentir amor haca algunas personas y odio hacia otras de manera natural y lgica, dependiendo del lado que se pongan stas en relacin con las enseanzas que provienen de su organizacin. (Compare con Snt 3:11, 12.)

    Es ms, esos dos sentimientos se pueden expresar hacia una misma persona en un breve espacio de tiempo, dependiendo que desde una plataforma se anuncie que tal individuo es, o ha dejado de ser miembro de la organizacin de los testigos de Jehov.

    Ellos afirman que son los seguidores verdaderos de Cristo, y que lo evidencian por el amor que se tienen entre s y el amor que tienen a su prjimo, pero al mismo tiempo dicen sentir odio hacia anteriores miembros de su grupo que por motivos personales o doctrinales, decidieron abandonar el colectivo, y han criticado pblicamente alguna de sus doctrinas.

    Para compaginar sentimientos tan antagnicos, se valen de artculos publicados en La Atalaya, en los que se interpretan pasajes bblicos del A.T. en los que Jehov aparentemente expresa odio contra enemigos de l, con la siguiente aplicacin: Se asemeja a la organizacin con el propio Jehov y a los que abandonan a la organizacin con estos enemigos, fomentando sentimientos de hostilidad contra los mismos por su deslealtad al haber abandonado a 'la organizacin de Dios'.

    Desde esa perspectiva, fomentan un proceder de absoluto aislamiento mental, emocional y fsico contra los 'infractores', sin importarles la situacin personal o circunstancias familiares de los 'rebeldes', y los efectos a corto o largo plazo que tal situacin pudiera acarrearles. Las consecuencias de esta cruel poltica doctrinal es tremenda, pues llegan a romper relaciones de aos, incluso los propios lazos de sangre entre familias, y dejan a las vctimas en completa impotencia ante el injusto trato. El destrozo emocional y espiritual es bastante importante. Se conocen casos de suicidios o intentos de suicidio, por algunos ex-miembros que no pudieron soportar la cruel situacin.

    En realidad, esta forma de actuar refleja el sentimiento de uno que los presidi durante 36 aos, el 'juez' Rutherford, y que lleg a decir pblicamente que los expulsados y desertores de los testigos de Jehov deberan estar muertos, y que si ellos no los ejecutaban fsicamente era porque las leyes del pas lo impedan. Por eso, los deberan de tratar como si estuvieran muertos.

    Que esto no es un invento, y que as est reflejado en sus publicaciones recientes, lo podemos comprobar haciendo un breve repaso a algunas citas que tratan sobre estos asuntos, y que nos ayudarn a ver la cruda realidad. Un artculo que apareci en La Atalaya del 1 de octubre de 1993, intitulado "Escudrame completamente, oh Dios", hablando acerca de los "apstatas", en la pgina 19 y empezando en el prrafo 15, lee:
    El salmista dijo respecto a ellos: "No odio yo a los que te odian intensamente, oh Jehov, y no me dan asco los que se sublevan contra ti? De veras los odio con un odio completo. Han llegado a ser para m verdaderos enemigos". (Salmo 139:21, 22.) David aborreca a esas personas porque odiaban intensamente a Jehov. Los apstatas estn entre los que odian a Jehov y se sublevan contra l. La apostasa es, en realidad, una rebelin contra Jehov. Algunos apstatas dicen que conocen y sirven a Dios, pero rechazan las enseanzas y los requisitos de su Palabra. Otros sostienen que creen en la Biblia, pero rechazan la organizacin de Jehov y procuran activamente estorbar su obra. Cuando escogen a propsito obrar con maldad despus de haber conocido lo que es correcto y la maldad est tan arraigada en ellos que es parte inseparable de su modo de ser, entonces el cristiano tiene que odiar (en el sentido bblico de la palabra) a los que se han apegado inseparablemente a la maldad. Los cristianos verdaderos sienten lo mismo que Jehov siente hacia los apstatas; no les intrigan las ideas apstatas. Al contrario, les "dan asco" los que se han convertido en enemigos de Dios, pero dejan que Jehov se encargue de ejecutar venganza. (Job 13:16; Romanos 12:19; 2 Juan 9, 10.)

  2. #2
    Registrado Avatar de Observador
    Fecha de ingreso
    03 nov, 05
    Ubicacin
    Espaa
    Mensajes
    2,107

    Predeterminado Re: Porqu se expulsa a los testigos de Jehov?

    Parte II




    Un artculo en La Atalaya del 15 de Noviembre de 1981, pg. 23, bajo el encabezamiento "PARIENTES EXPULSADOS QUE NO VIVEN EN LA CASA DE UNO" dice lo siguiente, empezando en el prrafo 18, (vea tambin la referencia de La Atalaya del 15 de Noviembre de 198:
    La segunda situacin que es necesario que consideremos tiene que ver con un pariente expulsado o desasociado que no es del crculo familiar inmediato ni est viviendo en el hogar de uno. Esta persona todava es pariente por consanguinidad o es pariente poltico, y por eso puede que haya asuntos de familia que a grado limitado necesiten atencin. No obstante, no es como si l estuviera viviendo en la misma casa de uno, donde no se pudiera evitar el contacto y la conversacin con l. Debemos recordar con claridad la instruccin inspirada de la Biblia: "Cesen de mezclarse en la compaa de cualquiera que llamndose hermano sea fornicador, o avariento..., ni siquiera comiendo con tal hombre." 1 Cor. 5:11.

    Para concluir en ese artculo con las siguientes pautas: "los cristianos que son parientes de una persona expulsada [o desasociada] que vive fuera del hogar de ellos deben esforzarse por evitar asociarse innecesariamente con ella, y hasta deben mantener al mnimo los tratos comerciales con ella."

    As, con artculos de esta clase, y con frases como las anteriores, han fomentado un espritu de hostilidad en sus miembros contra anteriores personas que por aos, han servido fielmente a las directrices de esta organizacin, y han sacrificado muchos aos de su vida a una actividad, que en ningn momento le ha reportado ganancia material. No les importa su estado fsico, su edad, su situacin familiar, etc. Y principalmente no les importa que para transmitir e implantar esta poltica cruel, haya que presentar una vesin torcida y tergiversada de determinados textos que sirven para apoyar su postura.

    Un ejemplo: En la cita anterior donde el salmista David dice: "No odio yo a los que te odian intensamente, oh Jehov, y no me dan asco los que se sublevan contra ti? De veras los odio con un odio completo. Han llegado a ser para m verdaderos enemigos", los Testigos hacen el siguiente razonamiento: a) 'David aborreca a esas personas porque odiaban intensamente a Jehov,' b) 'cualquier que critica cualquier enseanza de la Watchtower 'odia intensamente a Jehov', c) 'Jehov odia intensamente a cualquiera que critica a la Watchtower'.

    Despus, es fcil transmitir estos sentimiento a sus propios simpatizantes al razonar: "los cristianos verdaderos sienten lo mismo que Jehov siente hacia los apstatas; no les intrigan las ideas apstatas. Al contrario, les "dan asco" los que se han convertido en enemigos de Dios."

    As, un sentimiento expresado de David sobre enemigos de Dios, ellos lo dirigen a personas que ven las mltiples contradiciones, errores e inconsecuencias que contienen las doctrinas de los Testigos. Lo hacen porque ellos creen que son el propio Jehov Dios, y por tanto, que cualquier pequea crtica o disencin hacia ellos, es como si fuera dirigida a Dios. No es extrao que muchos miembros que han ocupado puestos de responsabilidad en sus filas, que descubrieron y criticaron errores evidentes, y que posteriormente abandonaron voluntariamente el grupo, al sentirse objetos de tan terrible hostilidad, se levanten en contra de la organizacin, lo que ha resultado y est resultando en la actualidad, en denuncias exhaustivas de sus doctrinas defectuosas y de su historia. Los Testigos de Jehov son el grupo ms denunciado y criticado por sus anteriores miembros en los medios pblicos, que cualquier otro grupo religioso!

    El caso es que para respaldar su posicin en contra de tales personas, para los Testigos ha sido muy fcil citar textos bblicos, aislar una frase o una palabra, o enfatizar el contenido o significado literal de la misma, con previos comentarios que preparan el terreno para sacar conclusiones interesadas, aunque las mismas sean contrarias al sentido comn de sus adepto, y en el interior de ellos mismos, una vocecita les diga que esta aplicacin es incorrecta. (Ya se encargarn con otros comentarios posteriores, y con un sistema policial fiel, de 'apagar' dicha voz interior, y de 'racionalizar' el proceder por muy equivocado que este sea, para que sea razonado y practicado por la gran mayora).

    Los textos en cuestin son:


    "Pero ahora les escribo que cesen de mezclarse en la compaa de cualquiera que, llamndose hermano, sea fornicador, o persona dominada por la avidez, o idlatra, o injuriador, o borracho, o que practique extorsin, y ni siquiera coman con tal hombre." (1 Corintios 5:11 TNM) "Todo el que se adelanta y no permanece en la enseanza del Cristo no tiene a Dios. El que s permanece en esta enseanza es el que tiene al Padre y tambin al Hijo. Si alguno viene a ustedes y no trae esta enseanza, nunca lo reciban en casa ni le digan un saludo." (2 Juan 8-10 TNM)

  3. #3
    Registrado Avatar de Observador
    Fecha de ingreso
    03 nov, 05
    Ubicacin
    Espaa
    Mensajes
    2,107

    Predeterminado Re: Porqu se expulsa a los testigos de Jehov?

    Parte III




    La hemenutica de interpretacin consiste en aislar frases y palabras de estos textos, sacarlas de su contexto, y elaborar una determinada forma de actuar, que es impuesta de forma coercitiva al resto de miembros, estableciendo un 'cdigo penal' para quien no cumpla lo establecido, y unos 'jueces' revestidos con amplios poderes para aplicarlo.

    Buena prueba de ello, es que estas palabras de Pablo y Juan, han sido 'interpretadas' de diferentes maneras en otras pocas de la historia de los Testigos, y en ellas se han basado para expresar ideas y formas de actuar diferentes, dependiendo de quin redact el artculo, y quien presida en ese momento la organizacin.

    Sabido es, que los testigos de Jehov no institucionalizaron la figura de la expulsin hasta la dcada de los cincuenta, es decir, no expulsaban a sus miembros de la manera que lo hacen ahora, por medio de un comit de 'ancianos', y no tomaban represalias de grupo contra el 'malhechor'.

    En el libro "Proclamadores" reconocen que hasta el ao 1944, la prctica habitual era la de presentar ante toda la congregacin las pruebas de los males cometidos por el malhechor en los casos graves, en conformidad con los dicho por Jess en Mt 18:15-17.

    La era Knorr trajo consigo cambios considerables. En La Atalaya del 1 de Octubre (en ingls, 15 de mayo) de 1944 traspasaron la responsabilidad de juzgar a los malhechores a 'hermanos responsables encargados de la superintendencia de la congregacin', anulando de esta manera la potestad bblica de que fuera la 'congregacin' la encargada de ello. Se vieron obligados a dar interpretacin a la frase "la congregacin" para que quisiera decir "el cuerpo de ancianos." Todo lo culminaron con un artculo de La Atalaya del 1 de Julio de 1952 (en ingls, 1 de marzo) en el que se estableci la expulsin tal como la entendemos en la actualidad. (Vea Proclamadores... pg. 187.)

    Pero el punto de viraje que estableci la actual poltica de dureza en contra de los expulsados y desasociados tuvo que ver con las expulsiones y deserciones que ocurrieron en la Central de Brooklyn durante 1980, y que culminaron con la expulsin de un ex-miembro del Cuerpo Gobernante llamado Raymond Franz a finales de 1981.

    Hasta esa fecha, su poltica de expulsin y trato con personas en esta situacin haba sido la expresada en los artculos de estudio de La Atalaya del 1 de Diciembre de 1974, que haban sido redactados precisamente por l. Por este motivo, esta informacin ha sido ocultada posteriormente por los Testigos, y cuando sacan un tema, o publican un ndice, astutamente no mencionan ni citan para nada de tal publicacin, con objeto de evitar situaciones embarazosas de tener que explicar el porqu ese cambio tan drstico de un perodo a otro.

    Efectivamente, en esa revista se mostr un punto de vista moderado y hasta bondadoso en algunos casos con personas en esta situacin.

    A partir de la salida de este hombre de la cpula dirigente, se entendi que aquel proceder establecido en esa Atalaya era demasiado suave, y se consider necesario publicar un nuevo artculo (nueva luz?) que aclarara el asunto. Ni que decir tiene, que textos examinados con una perspectiva de bondad y respeto, fueron ahora interpretados con una dureza sin igual.

    "Cesen de mezclarse... ni siquiera coman con..."

    Las palabras que Pablo dirigi a los Corintios, en su Primera carta, captulo cinco, son la columna vertebral de este proceder. Estn recogidas de un contexto en el que Pablo se dirige a dicha congregacin y les reprende por un caso inmoral "cual, ni aun se nombra entre los gentiles."

  4. #4
    Registrado Avatar de Observador
    Fecha de ingreso
    03 nov, 05
    Ubicacin
    Espaa
    Mensajes
    2,107

    Predeterminado Re: Porqu se expulsa a los testigos de Jehov?

    Parte IV




    Un componente de dicha congregacin viva con la mujer de su padre, es decir, con su madrastra, y la congregacin no haba hecho nada por detener o reprender tal comportamiento; es ms, se sentan orgullosos por tal hecho. Pablo se dirige, no a las ancianos, sino a la congregacin en general, y despus de mostrar su juicio para con aquel malhechor, razona: 'No sabeis que un poco de levadura leuda toda la masa?' Los cristianos son la masa, pero si permiten que levadura vieja se introduzca entre ellos, la fiesta de la Pascua que es Cristo, quedara sin significado, repleta de malicia y de maldad.

    Eran slo los fornicadores los que podan leudar la masa de sinceridad y de verdad de los cristianos? Pablo razona que no, que los que practiquen fornicacin, avidez, idolatra, injurias, borracheras habituales y/o extorsin (hurto) tambin entraran en el cajn. As, los cristianos deberan de guardarse de personas que: 1) "llamndose hermanos"; 2) practicasen las seis cosas enunciadas, no 'juntndose' con estas personas, 'ni aun comiendo' con ellas.

    Como muy bien expresa un artculo similar escrito por ex-miembros del grupo, 'los Testigos de Jehov utilizan este versculo para apoyar su doctrina de rechazar a otros, pero despus no lo aplican en su totalidad, pues no expulsan personas por "avidez". Ellos no pueden expulsar a los miembros que se emborrachan con regularidad a menos que su conducta sea tan escandalosa y pblicamente conocida que traiga reproche sobre los Testigos de Jehov. No expulsan a la gente por cosas que ellos mismos clasifican como idolatra (por ejemplo: materialismo, el adorar a una organizacin, la glotonera, etc.).'

    Es ms, los Testigos de Jehov, mientras rechazan a las personas expulsadas o desasociadas, no les prohiben que asistan a las reuniones de congregacin en el Saln del Reino.

    Es decir, que ni el trmino "no mezclarse en compaa de" lo aplican literalmente, ni las razones que deben llevar a los cristianos a actuar de ese modo, pues si lo hicieran, tendran que prohibir la entrada a sus Salones del Reino o de Asambleas, a personas con estas caractersticas. Hasta tendran que verse obligados a no invitar nunca a otras personas que no fueran Testigos de Jehov de buena reputacin a sus hogares o nunca saludar a nadie que no lo fuera!

    Si embargo, s lo tratan de aplicar con rudeza y severidad cuando la persona en cuestin, no quiere que se le asocie o se le considere miembro de la organizacin a la que por un tiempo apoy. A estas personas despectivamente les llaman "apstatas", con connotaciones de gran bajeza moral por haber dejado de apoyar a la 'congregacin de Dios', aunque su comportamiento siga siendo honrado y moral.

    La tctica de aislar palabras es evidente. Sacan del contexto de 1 Corintios la frase 'cesen de mezclarse... ni siquiera coman con tal hombre,' y la aplican en general a toda persona que ellos consideran digna de ser expulsada, sea por las razones enunciadas por Pablo en esta carta, o por otras razones que recogen de otros textos sueltos. A su vez, este proceder lo aplican tambin a todos los 'desasociados'.

    Y especialmente a estos aplican las palabras de Juan en su segunda carta, "nunca lo reciban en casa ni le digan un saludo."

    El peligro evidente de este chantaje moral es, el de verse envuelto en una serie de cbalas sobre lo que es considerado como motivo de expulsin y lo que no. (Los Testigos han ido creando una lista que cada da se alarga ms, en la que especifican las diferentes razones que deben llevar a un cuerpo de ancianos a proceder a expulsar, y en el libro "Presten atencin" la hacen parte de un estudio, para que los ancianos tengan un esquema bien claro de dichas razones.) Empero, la cuestin es alargada, pues las cbalas alcanzan no slo a las razones que deben llevar a formar un 'comit judicial' y expulsar, sino tambin, al modo de tratar y comportarse con personas que son expulsadas o abandonan el grupo, y esas cbalas abarcan a cuestiones familiares, de trabajo, etc.

    En sus artculos de estudio dirimen cuestiones como: 'A la persona expulsada, cmo deben considerarla y tratarla los miembros leales de la congregacin? Deberan comportarse para con ella tal como lo haran para con cualquier vecino, compaero de trabajo o persona con quien se encuentran casualmente en la calle? Deberan decirle: "Hola!" o hasta charlar brevemente con la persona expulsada si se cruzan con ella? Qu hay de trabajar para ella o emplearla? Hasta qu grado deberan los padres cristianos u otros parientes comunicarse con el expulsado o estar en su compaa?' (Preguntas recogidas de un articulo de estudio de La Atalaya del 15 de noviembre de 1981, pg. 11, prr. 7.) Y en un acto de presuncin, concluyen: "Cunto debemos agradecer el hecho de que Jehov Dios nos provea consejo en cuanto a cmo tratar con un malhechor expulsado!."

  5. #5
    Registrado Avatar de Observador
    Fecha de ingreso
    03 nov, 05
    Ubicacin
    Espaa
    Mensajes
    2,107

    Predeterminado Re: Porqu se expulsa a los testigos de Jehov?

    Parte V




    De esta manera, preparan el camino a sus lectores para que entiendan que las respuestas que se van a dar en el articulo de estudio son 'el consejo de Dios en cuanto a cmo tratar con un malhechor expulsado', como si la Biblia contuviera y planteara situaciones similares a la planteadas en el artculo en cuestin.

    Un repaso a cada una de las cuestiones planteadas y a las respuestas que dan, muestra una total carencia de argumentos bblicos. Es ms, en los prrafos en los que contestan cuestiones concretas como, Deberan decirle: "Hola!" o hasta charlar brevemente con la persona expulsada si se cruzan con ella? Qu hay de trabajar para ella o emplearla? Hasta qu grado deberan los padres cristianos u otros parientes comunicarse con el expulsado o estar en su compaa?, no utilizan ni un solo texto, ni un solo razonamiento, ni un solo ejemplo bblico salvo los textos que encabezan sus temas, es decir, las palabras de Pablo y las de Juan.

    Todo lo dems, son conclusiones y razonamientos humanos que permiten una amplia gama de opiniones. Curiosamente, utilizan argumentos de gran tendenciosidad y muy ajenos al espritu cristiano. Por ejemplo, con relacin a trabajar con un expulsado o desasociado dicen: "Si por razn de contrato o de dinero uno se ve obligado a continuar por el momento la relacin comercial, uno ciertamente tendra ahora una actitud diferente para con la persona expulsada." (pg. 18, prr. 20) Es decir, permiten 'por el momento' tal relacin comercial, especialmente cuando existe por medio un contrato, o unos intereses de dinero. Ni un solo texto en apoyo de este 'consejo de Dios en cuanto a cmo tratar con un malhechor expulsado! Como es que "por dinero" se puede dejar de cumplir "el consejo de Jehov"?

    Y de los consejos relacionados con parientes expulsados, (que en manos de los "ancianos" son autnticas leyes) observamos una distorsin de las fibras ms delicada del ser humano: la familia. Anteponen los consejos de ellos a la institucin familiar, haciendo que los lazos de sangre no tengan ningn valor ante sus "interpretaciones."

    Adems de tratar de abarcar todas las situaciones posibles dentro del hogar, que no tienen un reflejo en relatos bblicos, (parientes que viven en el mismo hogar; parientes que no viven en casa de uno; padre expulsado que ora con su familia antes de comer; hijo mayor expulsado que vivi independiente y ahora quiere volver al hogar; padres mayores que caen enfermos; reuniones sociales como bodas, das de campo; muerte de un pariente expulsado, etc.) se dedican a establecer reglas en cada caso, que tienen en la mayora de los casos, fuerza de ley, por la que se rigen los ancianos para juzgar situaciones lmite como estas.

    Y cometen errores de bulto evidentes. Por ejemplo: en La Atalaya del 15 de Diciembre de 1974, pg. 759, tratan casos parecidos y les dan matices diferentes. En prr. 21 dicen: "En cuanto a miembros de familia expulsados (no hijos o hijas menores de edad) que vivan fuera del hogar, cada familia tiene que decidir a qu grado tendrn asociacin con estos. Esto no es algo que los ancianos de congregacin puedan decidir por ellos."

    Mientras que en La Atalaya del 15 de noviembre de 1981, no solo regulan multitud de procederes con parientes que viven fuera del hogar, (como vimos al principio de este artculo, desde ese ao promulgan la idea de que los cristianos "deben esforzarse por evitar asociarse innecesariamente con ella, [refirindose a la persona expulsada o desasociada], y hasta deben mantener al mnimo los tratos comerciales con ella.") sino que se introducen en el propio hogar, matizando detalles sobre si el expulsado debe orar en nombre del resto de familia, si debe asistir a fiestas sociales, si se debe tratar asuntos espirituales con ella, etc. Otro detalle que no puedo dejar de mencionar, tiene que ver con lo que los Testigos entendan que significaba "mezclarse en la compaa de" hasta 1981.

  6. #6
    Registrado Avatar de Observador
    Fecha de ingreso
    03 nov, 05
    Ubicacin
    Espaa
    Mensajes
    2,107

    Predeterminado Re: Porqu se expulsa a los testigos de Jehov?

    Parte VI






    En La Atalaya del 15 de Diciembre de 1974, pg. 756, dijeron:
    "La expresin griega que us Pablo para "mezclarse en la compaa de" es el verbo synanamgnymi, que significa 'mezclarse' o 'juntarse.' El verbo bsico envuelto (mngnymi) se usa en Mt 27:34 para describir el mezclar vino con hiel y en Lucas 13:1 para describir que Pilato haba mezclado sangre con sacrificios. De modo que envuelve una verdadera fusin o mezcla, una unin en una combinacin o compuesto."





    De este entendimiento, sacaban la conclusin de que la expresin 'mezclarse en compaa de' envolva compaerismo, camaradera, consorcio, amistad. De modo que, "el tener compaerismo con otro significa aceptar a la otra persona como estando en una posicin igual con uno mismo, estando interesado en sus modos de ver y abrigndolos, compartiendo estos con una actitud receptiva y favorable."

    Esta informacin, fu utilizada por muchos Testigos en ese tiempo, para seguir saludando y hablando con la persona expulsada o desasociada, especialmente cuando el implicado era un amigo allegado o un pariente, alegando que con tal relacin, l no tena compaerismo, camaradera, consorcio o amistad en el sentido expresado en la Atalaya. Es comprensible que despus del cambio efectuado, la Sociedad trate de entorpecer a los nuevos la bsqueda de esta informacin tan molesta, y la traten de ocultar de los ndices que publican anualmente.

    Por qu este cambio? Ha sido Jehov el que "ha aconsejado" que desde 1981, se establezca una poltica de rigidez y dureza an con parientes y familiares? O ha sido el 'Cuerpo Gobernante' y su sistema piramidal de control, los que han desarrollado una actitud de considerar a los expulsado o desasociados como enemigos virtuales?

    Curiosamente, de las listas que ellos establecen como motivos para expulsar, recientemente se ha cado comportamientos que antes penalizaban con la expulsin como el realizar el servicio social sustitutorio del militar. La expectativa callada de miles de Testigos es que muy pronto se caiga la penalizacin por aceptar una transfusin de sangre, algo por lo que claman annimamente desde los medios de comunicacin y desde las pginas de Internet, y que de hecho, en Bulgaria y Suecia ya no se lleva a cabo.

    Por qu el apstol Pablo dijo a los cristianos de Corinto que ante ciertos comportamientos de aquellos que llamndose hermanos, deberan actuar de forma firme y drstica, no juntndose con ellos, ni comiendo en una misma mesa?

    Teniendo en cuenta que Jess y los apstoles eran judos, y vivieron segn el estilo de vida y costumbres de su da, es de suponer que muchos de esos consejos tuvieran que ver con las costumbres judas. Es por eso, expresiones como: "sea para t como hombre de las naciones", "ni un saludo", etc., no pueden entenderse apropiadamente si no se tiene un conocimiento de las costumbres populares que imperaban durante ese tiempo.

    Posteriormente, las prcticas de las congregaciones cristianas del primer siglo en la cultura Juda llevaron a situaciones singulares que ahora nos resultan chocantes. Haba dos clases de compaas en la adoracin religiosa: 1) reuniones pblicas, como las del templo y en la sinagoga a las cuales cualquiera poda asistir; y 2) reuniones privadas de diferentes sectas. Los cristianos y los judos participaban en ambas.

    Los cristianos se reunan en hogares privados, usualmente para una comida especial y para orar. El ministro que presida preparaba la comida con fondos de la hermandad que formaban o con los suyos propios. (Hech. 20:20; vase la nota al pi de la pgina de las ediciones ms antiguas de la Traduccin del Nuevo Mundo)

    Se instruy a los cristianos a que se "saludaran" unos a otros con un beso. (Rom. 16:16; 1Cor. 16:20; 2Cor. 13:12; 1Ped. 5:14) Cuando Pablo en una carta envi sus "saludos" a los cristianos de Tesalnica, les pidi que saludaran de parte suya a los "hermanos" con un "beso santo". (1Tes. 5:26) Y fue por medio de este mismo gesto que Judas traicion a Jess. (Lucas 22:47,4

    Todas estas costumbres eran parte del vivir diario de esas personas, y debemos tenerlas en cuenta a la hora de dar interpretacin a las palabras y el espritu del consejo que Pablo dirigi a los Corintios. Si Pablo orden a los cristianos que "cesaran de mezclarse con" debemos entender qu significaba para ellos el 'mezclarse', qu tipo de relacin o camaradera implicaba. Si les dijo "ni siquiera comiendo' no debemos ir ms all del espritu reflejado en esas palabras, y es, que a los que llamndose hermanos, fueran pecadores impenitentes, no se les permitira participar de las reuniones y de las comidas para la adoracin cristiana y oracin. Ni ms puntos ni ms comas. Por supuesto, si alguno traa otra enseanza diferente que negara la existencia de Dios, la venida de Cristo en la carne, etc., esto los excluira completamente de que se les saludara con el sealado "beso santo". Sin embargo, la instruccin de Pablo no prohiba tener conversacin normal o testificar a anteriores miembros. Ni se les prohiba el que adoraran en el templo o en las sinagogas. (Hechos 5:42)

  7. #7
    Registrado Avatar de Observador
    Fecha de ingreso
    03 nov, 05
    Ubicacin
    Espaa
    Mensajes
    2,107

    Predeterminado Re: Porqu se expulsa a los testigos de Jehov?

    Parte VII





    La idea la expres Pablo despus en 2 Tes 3:14, al decir:

    [size=2]"Si alguno no obedece a lo que decimos por medio de esta carta, a ste sealadlo, y no os juntis con l, para que se avergence."[/size]

    Estas palabras, por supuesto, tienen un contexto que no debemos eludir a la hora de darles interpretacin. Pablo da aquella exhortacin despus de haber detallado una serie de comportamientos no muy apropiados dentro de la congregacin.

    En el vers. 6 haba dicho:

    [size=2]"Pero os ordenamos, hermanos, en el nombre de nuestro Seor Jesucristo, que os apartis de todo hermano que ande desordenadamente, y no segn la enseanza que recibisteis de nosotros."[/size]

    Aparentemente, si se aslan estas frases y mandatos de Pablo, podemos encontrar el 'caldo de cultivo' que precisan los Testigos, para justificar su proceder y considerarlo absolutamente correcto. Pablo les lleva unas enseanzas y les 'ordena' que si alguien no las obedece, lo aslen, que se aparten de l. Esto abre un campo amplio de oportunidades para determinar quin 'anda desordenadamente' y las prerrogativas que puede tener una persona para 'ordenar' un comportamiento, 'si alguien no obedece lo que decimos'.

    A quin dirigi Pablo esta 'orden'? Pues al igual que en la Primera carta de Corintios, se dirige a toda la congregacin en general y no 'al cuerpo de ancianos' como le gustara a ellos. As que son todos y cada uno de los componentes de la congregacin los que tienen que determinar la aplicacin de estas palabras, y el modo que influir en su comportamiento con los dems. Para evitar susceptibilidades, Pablo de inmediato, aclar qu quera decir con la expresin 'andar desordenadamente' al decir:

    [size=2]"Porque omos que algunos de entre vosotros andan desordenadamente, no trabajando en nada, sino entretenindose en lo ajeno. A los tales mandamos y exhortamos por nuestro Seor Jesucristo, que trabajando sosegadamente, coman su propio pan." (2 Tes 3:11, 12.)[/size]

    As que Pablo no se estaba refiriendo a borrachos, injuriadores, inmorales, etc., sino a unos cuantos miembros de la congregacin de Tesalnica que no queran trabajar y que vivan del cuento. Actitudes de esta clase eran reprobables y deberan ser censurada por la mayora para que los 'desordenados' aprendieran la regla: 'Si alguno no quiere trabajar, que tampoco coma.'

    El proceder cristiano de ese tiempo era propicio para que muchas personas se hicieran pasar por cristianos y sacaran beneficio de su asociacin con la congregacin. Los cristianos de Tesalnica tenan que determinar quin andaba desordenadamente, y entonces, apartase de tal persona, no asociarse con l, para que se avergonzara. Por supuesto, ese 'apartarse de l' nada tiene que ver con el proceder que aplican los Testigos para con el infractor de sus normas, pues mientras este grupo establece un sistema de aislamiento total, que pudiera llevar a negarle a tal persona 'el pan y la sal', es decir, las cosas ms esenciales de la vida, Pablo contina en su exhortacin:

  8. #8
    Registrado Avatar de Observador
    Fecha de ingreso
    03 nov, 05
    Ubicacin
    Espaa
    Mensajes
    2,107

    Predeterminado Re: Porqu se expulsa a los testigos de Jehov?

    Parte VIII


    [size=2]"Ms no lo tengis por enemigo, sino amonestadle como a hermano."[/size]

    As que el 'andar desordenadamente' no era excusa para que el comportamiento del cristiano dejara de ser amoroso, bondadoso para con los dems, a pesar del mal ejemplo observado. Por su desorden, no era un enemigo al que odiar o detestar, sino todo lo contrario. Judas lo expres del modo siguiente: "y de otros tened misericordia con temor, aborreciendo aun la ropa contaminada con su carne." (Jud 23.)

    As que ni desrdenes de mayor embergadura como pueden ser la inmoralidad, el engao, la borrachera, la calumnia, etc., justifican al cristiano para tratar o considerar al infractor como enemigo, sino que tenemos la obligacin de seguir amonestndolo como hermano; esto quiere decir que nuestro 'cesar de juntarnos con' es relativo y especfico, y debe ser aplicado individualmente con amor por cada cristiano segn su criterio, y no segn unas pautas organizacionales estrictas e impersonales.

    "No lo recibis en casa ni lo saludis".




    Y finalmente nos detenemos en las palabras que vienen siendo utilizadas como timn de mando a la hora de justificar el comportamiento rudo y severo que tienen contra el ex-miembro.

    Me refiero a la palabras que el apstol Juan escribi en su segunda carta, al decir: "Si alguno va a vosotros y no profesa sta doctrina, no lo recibis en casa ni lo saludis." (2 Jn 10. Edicin Popular) El texto de arriba no se refiere a personas que han sido expulsadas de la congregacin cristiana. Cuando se lee el contexto, se ve que se refiere a cualquiera que "no profesa sta doctrina", pero se aplica con igual crudeza contra quien en un momento dado es apartado de la congregacin o contra quien decide apartarse por su propia voluntad. Quienes hemos estado muchos aos dentro de sus filas sabemos de experiencias de gran crudeza emocional, en los que padres se han puesto en contra de hijos e hijos en contra de padres, curiosamente haciendo una simbiosis de las palabras de advertencia de Jess en Mt 10:35, 36, pues en el caso de los Testigos, es el creyente el que est en contra del incrdulo. Si alguna experiencia me ha llamado ms la atencin es la relatada en el libro En Busca de Libertad Cristiana, de Raymond Franz, que fu miembro del Cuerpo Gobernante durante 9 aos.

  9. #9
    Registrado Avatar de Observador
    Fecha de ingreso
    03 nov, 05
    Ubicacin
    Espaa
    Mensajes
    2,107

    Predeterminado Re: Porqu se expulsa a los testigos de Jehov?

    Parte IX




    Aunque en otro lugar de estas pginas Webs se relata ntegramente tal experiencia, tiene que ver con el proceder que se tuvo contra Percy Harding, que en 1910, con veinte aos, empez a leer los escritos del Pastor Russell, en 1918 dej un buen trabajo para ser precursor, y en 1925 fue a Brooklyn, Nueva York, para servir en las oficinas centrales de la Watch Tower. Despus de unos cuatro aos, la situacin desarrollada bajo la presidencia de Rutherford y la conducta de algunos que ejercan superintendencia dej a Percy desilusionado. En 1929 finaliz su obra en las oficinas centrales.

    A pesar de eso, permaneci asociado y activo en la misma congregacin en Brooklyn durante los siguientes cincuenta y seis aos.

    En Diciembre de 1981, con 91 aos de edad, fu expulsado por hablar acerca de la Palabra de Dios con unos amigos. En dichas conversaciones se cuestion la autoridad de la organizacin, y de algunas interpretaciones que dan a la Biblia.

    Las dos enfermeras (Testigos) que le visitaban, casi cada semana, y le ayudaban en muchas cosas que l no poda hacer, dejaron de visitarle de inmediato.

    Percy Harding muri mientras dorma el 3 de Febrero de 1984. Durante los veinticinco meses que siguieron a su expulsin, ni una sola persona de la congregacin con la que l haba estado asociado por 56 aos vino a verle o a interesarse por sus necesidades. Es ese el amor que, dicen los Testigos, tienen a su prjimo?

    Este comportamiento cruel, lo basan en sus interpretaciones bblicas, sin darse cuenta que ninguna interpretacin bblica, por muy 'inspirada' o 'revelada' que est, puede mover los corazones de seres humanos a portarse as; y que si esto ocurre, entonces el defecto hay que buscarlo en la irracionalidad de la interpretacin, y no en el mal cometido por el infractor.

    Cmo dijo Jess que se debera tratar a alguien expulsado de la congregacin?

    [size=2]"Adems, si tu hermano comete un pecado, ve y pon al descubierto su falta entre t y l a solas. Si te escucha, has ganado a tu hermano. Pero si no escucha, toma contigo a uno o dos ms, para que por boca de dos o tres testigos se establezca todo asunto. Si no les escucha a ellos, habla a la congregacin. Si no escucha ni siquiera a la congregacin, sea para ti exactamente como hombre de las naciones y como recaudador de impuestos." Mat.18:15 17 TNM[/size]

    La instruccin era primero tratar el asunto del pecado entre las dos personas a solas. Entnces, si el pecador no se arrepenta, traer a uno o dos ms como testigos. Como ltimo recurso, el asunto se tena que tratar ante la entera congregacin (no privadamente con los "ancianos"). Si la persona no escuchaba todava, entnces debera ser tratada como un gentil o como un recaudador de impuestos. En otras palabras, los cristianos trataban a los anteriores miembros del mismo modo que a los que nunca se haban asociado con la congregacin.

    Ser tratado como "un hombre de las naciones", (lo cual es decir, un gentil o extranjero) estaba muy lejos de significar ser rechazado ("hombre de las naciones", Gr. ethnikos de ethnos, tnico que significa raza o nacionalidad, distinta de la de Israel. Literalmente, un "extranjero". Se traduce tambin como "gentiles", "naciones", "paganos", "gentes"). Los judos trabajaban con gentiles, se asociaban con ellos, tenan tratos de negocios con ellos y les predicaban. En cuanto a los "recaudadores de impuestos", Jess comi y se asoci con ellos. No eran populares pero no se les rechazaba.

  10. #10
    Registrado Avatar de Observador
    Fecha de ingreso
    03 nov, 05
    Ubicacin
    Espaa
    Mensajes
    2,107

    Predeterminado Re: Porqu se expulsa a los testigos de Jehov?

    Parte X




    Por qu Juan dijo que no se recibiera en casa ni se saludara a que trajera una doctrina diferente a la que trajo Cristo? Una analoga nos puede ayudar a entender el asunto. Cuando Jess envi a sus discpulos a proclamar el Reino, les dijo:


    [size=2]"No llevis bolsa, ni alforjas ni sandalias, ni saludis a nadie por el camino."[/size][size=2] (Edicin Popular)[/size]

    Qu quiso decir Jess? Estaba enseando a sus discpulos a ser descorteces con los dems, hasta el grado de no decir: "Hola! Buenos das! Adis!"?

    Otra vez conocer las costumbres judas al saludarse nos ayudan a entender este consejo. Era muy habitual, al encontrarse por el camino con un conocido o pariente el saludarse efusivamente y preguntar por todos y cada unos de los familiares, de tal modo, que un saludo pudiera durar ms de treinta minutos. El espritu de urgencia que Jess quera imbuir a sus discpulos, le llev a aconsejar que evitaran prdidas de tiempo en tales saludos.

    Por otro lado, vimos arriba la costumbre adquirida de los primeros cristianos de saludar con "un beso santo" a otros. Es de entender pues, que el evitar un saludo se refera, no a un simple: "Hola! Buenos das! Adis!" que es prctica habitual entre vecinos, amigos, o incluso entre desconocidos como seal de educacin y cordialidad. Juan, tal vez quera con su consejo, evitar la efusividad e intimidad que los saludos de aquel tiempo tenan.

    De todas formas, no queremos olvidar que el consejo de Juan era aplicativo al que "no profesa" la doctrina de Cristo, es decir, que no se estaba refiriendo exclusivamente a cristianos que haba dejado de serlo, y enseaban una cosa diferente a la "oficial", supuesto que no exista un tribunal que determinaba qu era la doctrina oficial y qu era la apstata. Eso quisieran los Testigos!

    Eran personas que no reconocan a Jesucristo venido en la carne, es decir, que negaban el cristianismo desde sus races. Debido a que llevaban a cabo reuniones en sus hogares (lo que tambin podra incluir el estar en alguna zona excavada o en alguna tienda fuera de los muros de la ciudad de Jerusaln), en su cultura sus vecinos podran verlo como que estaban invitando a su hogar a personas no cristianas y que compartan con ellos su forma de adorar.

    Eso deba evitarlo, y la mejor manera era la de no recibir en casa a estas personas, ni saludarlos. Todas las normas y pautas que a raz de estas palabras han inventado los dirigentes de los Testigos han sido eso, pura invencin, pura elucubracin, ms propias de los fariseos y saduceos judos, que de lo que ellos profesan ser.

    Las buenas cualidades que ellos profesan tener, quedan ocultas bajo multitud de leyes y normas elaboradas en mentes calenturientas, que violan lo que es santo. La confusin creado por los Testigos con respecto al trato que se debe dar a uno que 'llamndose hermano' obre de manera desordenada o inmoral, puede quedar disipada por el contenido del siguiente enunciado.

Pgina 1 de 2 12 ltimoltimo

Permisos de publicacin

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •