Artculo 103
1. A los que fueren declarados exentos de responsabilidad conforme al nmero 3. del artculo 20, se les podr aplicar, si fuere necesaria, la medida de internamiento en un centro educativo especial o cualquier otra de las medidas previstas en el apartado tercero del artculo 96. El internamiento no podr exceder del tiempo que habra durado la pena privativa de libertad, si el sujeto hubiera sido declarado responsable y, a tal efecto, el Juez o Tribunal fijar en la sentencia ese lmite mximo.
2. El sometido a esta medida no podr abandonar el establecimiento sin autorizacin del Juez o Tribunal sentenciador de conformidad con lo previsto en el artculo 97 de este Cdigo.
3. En este supuesto, la propuesta a que se refiere el artculo 97 de este Cdigo deber hacerse al terminar cada curso o grado de enseanza.
Artculo 104
En los supuestos de eximente incompleta en relacin con los nmeros 1., 2. y 3. del artculo 20, el Juez o Tribunal podr imponer, adems de la pena correspondiente, las medidas previstas en los artculos 101, 102 y 103.
No obstante, la medida de internamiento slo ser aplicable cuando la pena impuesta sea privativa de libertad y su duracin no podr exceder de la de la pena prevista por el Cdigo para el delito. Para su aplicacin se observar lo dispuesto en el artculo 99.
SECCIN 2. De las medidas no privativas de libertad
Artculo 105
En los casos previstos en los artculos 101 a 104, el Juez o Tribunal podr acordar razonadamente, desde un principio o durante la ejecucin de la sentencia, la imposicin de la observancia de una o varias de las siguientes medidas:
1. Por un tiempo no superior a cinco aos:
a) Sumisin a tratamiento externo en centros mdicos o establecimientos de carcter socio-sanitario.
b) Obligacin de residir en un lugar determinado.
c) Prohibicin de residir en el lugar o territorio que se designe. En este caso, el sujeto quedar obligado a declarar el domicilio que elija y los cambios que se produzcan.
d) Prohibicin de acudir a determinados lugares o visitar establecimientos de bebidas alcohlicas.
e) Custodia familiar. El sometido a esta medida quedar sujeto al cuidado y vigilancia del familiar que se designe y que acepte la custodia, quien la ejercer en relacin con el Juez de Vigilancia y sin menoscabo de las actividades escolares o laborales del custodiado.
f) Sometimiento a programas de tipo formativo, cultural, educativo, profesional, de educacin sexual y otros similares.
g) Prohibicin de aproximarse a la vctima, o a aquellos de sus familiares u otras personas que determine el Juez o Tribunal, o de comunicarse con ellos. (Ley Orgnica 14/1999, de 9 de junio).
2. Por un tiempo de hasta diez aos:
a) La privacin de la licencia o del permiso de armas.
b) La privacin del derecho a la conduccin de vehculos a motor y ciclomotores.
El Juez de Vigilancia Penitenciaria o los servicios correspondientes del Ministerio de Justicia e Interior o de la Administracin Autonmica informarn al Juez o Tribunal sentenciador sobre el cumplimiento de estas medidas.
Artculo 106
En los casos previstos en el artculo anterior, el Juez o Tribunal sentenciador dispondr que los servicios de asistencia social competentes presten la ayuda o atencin que precise y legalmente le corresponda al sometido a medidas de seguridad no privativas de libertad.
Artculo 107
El Juez o Tribunal podr decretar razonadamente la medida de inhabilitacin para el ejercicio de determinado derecho, profesin, oficio, industria o comercio, cargo o empleo, por un tiempo de uno a cinco aos, cuando el sujeto haya cometido con abuso de dicho ejercicio, o en relacin con l, un hecho delictivo, y cuando de la valoracin de las circunstancias concurrentes pueda deducirse el peligro de que vuelva a cometer el mismo delito u otros semejantes, siempre que no sea posible imponerle la pena correspondiente por encontrarse en alguna de las situaciones previstas en los nmeros 1., 2. y 3. del artculo 20.
Artculo 108
1. Si el sujeto fuere extranjero no residente legalmente en Espaa, el Juez o Tribunal podr acordar, previa audiencia de aqul, la expulsin del territorio nacional como sustitutiva de las medidas de seguridad privativas de libertad que le sean aplicables.
2. El sujeto a esta medida no podr volver a entrar en Espaa durante el plazo que se seale, sin que pueda exceder de diez aos.
En sana controversia, de lo planteado hasta el momento, pudiera aducirse, que los efectos concurrentes de forma aadida y negativa para el sujeto condenado a una Privacin del Derecho a Conducir, se ven en la prctica reducidos y minimizados, por la posibilidad que ofrecen los Tribunales en cuanto al fraccionamiento del cumplimiento de dicha Pena. Pero ello, nada ms lejos de la realidad, lo propios Tribunales tienen sus propias limitaciones, en cuanto al control efectivo de los periodos de cumplimiento, a lo que hay que aadir, problemas derivados del lugar de residencia del penado en relacin al lugar del propio Juzgado. Otro aspecto sera el de aquellas personas sujetas, a continuas modificaciones en el horario de entrada y salida al trabajo, con calendarios sujetos a flexibilidad.
Este aspecto, el del fraccionamiento de los periodos del cumplimiento de la condena, se ve en todo caso sometido a la bondad del propio Tribunal sentenciador. Pero incluso en este supuesto, es algo sin reglamentar. Donde el problema consiguiente que se plantea no es otro que el de el alargamiento del tiempo de cumplimiento de la condena. En todo caso, Aceptara un Tribunal, que una condena de Privacin del Derecho a Conducir, se cumpliera en los periodos vacacionales de doce aos consecutivos?. Incluso, este tipo de prcticas deberan ser reglamentadas, favorecindose con ello, la propia reinsercin del sujeto, y evitando sufrimientos extremos no buscados ni perseguidos de forma alguna por el legislador.
De las medidas alternativas que pueden estudiarse cara a una sustitucin de la pena privativa del derecho a conducir vehculos a motor, son varias:
El resto de medidas no privativas de libertad, u otras que pudieran imaginarse, incluida una multa aadida.
Control psiquitrico, psicolgico y mdico en su caso, que aconsejen la no SUSTITUCIN y/o SUPENSIN de la Pena Privativa del Derecho de Conducir.
Con lo que la Ley, no slo se garantizara una adecuada reeducacin conductual, sino que el objetivo tendera a sopesar el grado de dependencia al consumo de sustancias prohibidas. Y su consiguiente tratamiento mdico, como opcin voluntaria del sujeto y dado que nos encuadramos en un mundo suficientemente evolucionado y con recursos suficientes que sin duda pueden ponerse en marcha.
Con ello, ganara el conjunto social. Dado de que si estadsticamente el nmero de condenados es numeroso, entraramos en parmetros significativos respecto de un empobrecimiento econmico relativo del territorio. Y si los casos no son importantes a nivel estadstico, no se ve un sentido claro, en la no aplicacin de medidas alternativas, y por cuanto el fin de la Ley y de la Justicia, han de caminar de la mano. Y porque la actual situacin procidemental aparte de injusta, conlleva en extremo sufrimiento aadido en muchos de nuestros conciudadanos, a los que el propio legislador ha de saber ofrecer lo mejor de s mismo.
Por ltimo, con la Ley Orgnica 15/2003, de 25 de noviembre, tampoco se ha corregido la desproporcin punitiva observada en la pena privativa del derecho a conducir, en relacin a las circunstancias y efectos colaterales en la persona del condenado.
No llegue a pensarse, que lo que se pretende en el presente informe, es defender que una persona resulte indemne penalmente ante la comisin de su primer Delito Contra la Seguridad del Trfico. Igual se podra argumentar, respecto de otro tipo de delitos que conlleven Penas Privativas de Libertad. Sino todo lo contrario, tal es nuestra persuasin de que los efectos para la sociedad, y para el propio individuo seran mucho ms beneficiosos, si existiese al menos regulada en parte (mediando la carencia de antecedentes) la posibilidad de Penas Alternativas a las de Privacin del Derecho a Conducir. Dichas Penas Alternativas, como pudieran ser la asistencia obligatoria a cursos, charlas sobre los efectos nocivos en el organismo de ciertas sustancias, trabajos en beneficio de la comunidad, etc., y no ya, para con la prctica de la conduccin, sino que ms all, para el propio desarrollo del individuo a nivel familiar, laboral y social.

POR JUSTICIA, SE SOLICITA UN ESTUDIO DEL CASO
PLANTEADO, Y CONSIGUIENTE REFORMA DEL C.P.
O DE LOS PROCEDIMIENTOS ALTERNATIVOS AL CUMPLIMIENTO
DE LAS MEDIDAS PRIVATIVAS DE DERECHOS