Resultados 1 al 5 de 5

Tema: Necesito Resumen,monografia O Analisis

  1. #1
    Registrado
    Fecha de ingreso
    09 ene, 06
    Mensajes
    1

    Predeterminado Necesito Resumen,monografia O Analisis

    Alguien me puede ayudar necesito información sobre La pasión según Antígona Pérez de Luis Rafael Sánchez he buscado en internet y no he encontrado absolutamente nada sobre esta obra teatral NECESITO AYUDA URGENTE estoy en cuarto año de escuela superior y necesito sacar buenas notas para entrar ala universidad ¿me pueden ayudar? !!!

  2. #2
    Moderador
    Fecha de ingreso
    04 jul, 04
    Mensajes
    1,759

    Predeterminado Re: Necesito Resumen,monografia O Analisis

    ¿Te sirve esto?

    En su adaptación de la famosa tragedia griega Antígona de Sófocles, Luis Rafael Sánchez nos presenta la cuenta de una mujer atrapada en su propia cultura. Al comenzar a leer su obra La Pasión según Antígona Pérez, la conclusión ya se sabe—Antígona elige la muerte. Su decisión, sin embargo, nos ofrece una vista del conflicto de ser una mujer fuerte, o sea individual e independiente, en América Latina en el siglo de los dictadores. Quisiera proponer que hay tres temas principales—el género, la acción e inacción, y la defensa de la patria—que nos demuestran que la muerte era la única opción de Antígona. Estos tres temas también nos dejan ver su muerte como algo positivo.



    El Género

    El tema del género emerge muy temprano en la obra cuando Antígona habla con su madre, Aurora. Ella, quien se lamenta sobre la condición de su hija, dice, “¡Si tu padre estuviera vivo! Su Antígona pequeñita encerrada como una criminal…, como una mujer sin clase…, sin apellidos…, sin…”. Desde el punto de vista de Aurora, la cárcel no era un lugar propio para las mujeres y lo que hizo Antígona para llevarla a la cárcel no fue un acto aceptable para ellas. Ella responde, luchando para sí misma y su género, diciendo, “Mamá, las mujeres que tú llamas sin clase, sin apellidos, tampoco merecen una condena injusta”. Antígona, entonces, ve su lucha como algo más que su propia defensa—ella defiende a todas las mujeres. Esta defensa de su género, sin embargo, no satisface a su madre, que dice, “Si fueras hombre… excusaría mis ruegos, los ocultaría. Inventaría el valor necesario para gritarte: sigue, hijo mío, sigue. Si fueras un hombre. Pero eres nada más que una mujer. Callar y bordar, Antígona”. Vemos, entonces, que un conflicto principal de esta obra es el papel que juegan las mujeres en la sociedad. Aurora quiere que su hija se calle y haga las cosas más aceptables por una mujer. A Antígona, sin embargo, no le importa lo que dice su madre—ella va a luchar por sí misma, y entonces, lucha por todas las mujeres.

    El tema del género continua siendo relevante cuando hablan Creón y Antígona. Creón, quien usa un voz paternal, se enfrenta con su sobrina, Antígona. Cuando Antígona habla con Creón, entonces, ella tiene que tratarlo no solo como su líder, pero como un tío también. Su conflicto, pues, ya no es entre “individuo y estado” sino “padre e hija.” Dice Creón, “Deseaba que la fragilidad femenina escamoteara la fuerza heredada y flaquearas… Cede. Yo no sé retroceder. Tú todavía puedes aprenderlo”. Antígona, como mujer, es la que tiene que retroceder—Creón, como hombre, no puede. Si Antígona fuera hombre, Creón no podría preguntarle a Antígona que retroceda—ambos serían limitados por las reglas masculinas del orgullo. La lucha de Antígona es más que solo su defensa; ella lucha por su dignidad, por su orgullo y ella, entonces, lucha por su género.

    Este tema de género se hace más claro cuando Antígona está enfrentado por la multitud de mujeres. Dicen:
    --No confieses.
    --No te vuelvas ahora.
    --No te arrepientas.
    --No cedas tú.
    --Pura te necesitamos.
    --Es el comienzo.
    --No lo abandones.
    --Antígona, no cedas.
    --Antígona, no pierdas.

    Antígona, como veamos, tiene que aceptar la muerte—algo menos sería una afrenta a todas las mujeres. Antígona sabe que su sociedad está dominada por los hombres, y su lucha contra Creón representa este conflicto. Ella no puede retroceder; tiene que continuar la lucha, y la única manera en que pueda luchar ahora es con ceder su vida a Creón. La libertad existe solo en la muerte.

    La acción e inacción

    A través de la cuenta, Antígona y los otros tiene que decidir entre la acción y la inacción. Como veremos, Antígona es la única persona en la cuenta que escoge la acción—los otros son demasiados débiles y aceptan su destino si protestar, sin intentar de cambiarlo. El hecho de que Antígona es la única que toma un papel activo hace que esta tragedia sea más perfecta—es una batalla entre Antígona y el resto del mundo. Es ella quien está encargada de su propia vida, no los otros.

    Vemos el tema de la inacción primero en la discusión entre Antígona y su madre. Aurora dice, “Éramos felices… No nos faltaba nada… Posición, opulencia, clase… Una familia hermosa, respetable, próspera, sin preocupación ni obligación”. Para Aurora, entonces, no era nada mejor que tener una vida sin preocupación ni obligación. Ella no podía entender lo que hizo su hija—no podía entender porque su hija quería algo más con la vida. Dice Aurora a su hija, “Tus locas ideas que no sirven para nada. Quijotes, Quijotes, y al final: yo soy Alonso Quijano”. Al final, Aurora intenta de persuadir a Antígona diciendo, “Antígona, abandona tu terquedad. Si no por ti, por mí. Si no por mí, por Fernando, que te quiere… Si regresaras, inmediatamente se casarían, se mudarían…donde podrían levantar una familia hermosa, respetable, próspera” . Aurora, entonces, no quiere nada más que una vida de inacción por su hija, una vida donde no hay nada mejor que casarse y vivir tranquila. Antígona, sin embargo, tiene que actuar y dice, “No puedo renunciar, ni siquiera por su amor, a las convicciones que respaldan mis actos”. La muerte, pues, es la única manera de escapar una vida de inacción y con es*****la, Antígona escoge el papel de ser en cargo de su propia vida.

    La idea de inacción llega a Creón, quien piensa que su papel es nada más que mantener la ley. Hablando con el Monseñor él dice, “Yo no ordeno la muerte de prisionero alguno. Pero no puedo evitar que cualquier prisionero la ordene”. Creón, entonces, se lava las manos de ese asunto, poniendo a Antígona en cargo de su vida. Si muere, sería la decisión de Antígona y de nadie más. Finalmente, la idea de inacción nos lleva a la discusión entre Antígona e Irene sobre Fernando, quien había aceptado un puesto en el gobierno de Creón. Antígona critica lo que hizo Fernando, pero Irene lo defiende diciendo, “Fernando no aceptó matar, no aceptó perseguir los enemigos los enemigos del régimen. Aceptó un puesto…No podía evitarlo. No tenía por qué señalarse como disidente. Decirle no a Creón es decirle: asigna un policía que siga mis pasos”. Antígona ya había dicho “no” a Creón, pero su amor, Fernando, no pudo. Ella es la única en la obra que escoge una vida de acción. Los otros se ven como jugadores en un juego perpetuo, donde no hay que pensar, sino que seguir las reglas y papeles ya asignadas. Con es***** la muerte, Antígona escoge la vida—una vida activa, donde fue ella, y nadie más, que estaba en cargo de su propio destino.



    La Defensa de La Patria

    El tercero tema que nos deja analizar la muerte de Antígona es la idea de defender la Patria. Como vemos en las palabras del mural, “PATRIA O MUERTE”, este tema llega a ser muy importante desde la primera página de la obra y es un conflicto solamente entre Antígona y Creón—ambos Antígona y Creón hacen lo que hacen con la idea de defender a la patria. Antígona dice sobre Creón, “Si me deja viva se derrumban los temores, se corroen al menos. Porque ya no habrá delito en desafiar la ley de Creón”. Ella sabe, entonces, que Creón tiene que darle la muerte—algo menos sería un peligro por el país. Como dice Antígona, “Creón está atrapado en su propio laberinto”. Creón deja que Antígona muera para defender su poder, para defender el país. Para él, no hay otro opción.

    Antígona, también, quiere defender su país. Quiere un país libre de la tiranía de Creón y sabe que su muerte ayudará a la causa. Dice, “Si me fusila la muerte conmoverá la República. Aun cuando los periódicos desaten una compaña infamante, el encono roerá las corazones”. Como Antígona dice, quiere vivir. Pero para Antígona, la vida es más que algo del cuerpo. Quiere que su alma viva y si la concede a Creón su cuerpo vive. El precio, sin embargo, es demasiado—la muerte de su alma. En la muerte, entonces, ella escoge la vida. No había otra opción. Como ella dice, “Matarme es avivarme, hacerme sangre nueva para las venas de esta América amarga. Aligera, Creón, aligera. Dame, dame la muerte”. Su muerte, entonces, fue necesaria en el orden para vivir una vida más profunda.

    En conclusión, con los tres temas del género, la acción e inacción, y la defensa de la patria, podemos ver que Antígona no tuvo otra opción. Su muerte era la única manera en que pudiera tomar control de su propia vida. Con su muerte, recibe libertad y es por esa libertad que podemos ver su muerte como algo necesario y bueno.

    Prof. N. Rodríguez


    Si quieres saber algo sobre las diferentes Antigonas, consulta aquí:

    [url]http://ponce.inter.edu/nhp/contents/Inter_Ethica/pdf/de_sofocles_a_Luis_Rafael_Sanchez_y_otras_Antmgona s.pdf[/url]

  3. #3
    Moderador
    Fecha de ingreso
    04 jul, 04
    Mensajes
    1,759

    Predeterminado Re: Necesito Resumen,monografia O Analisis

    Un poco más, para abundar en el tema:

    La pasión según Antígona Pérez (196 del portorriqueño Luis Rafael Sánchez instala la historia de Antígona en una ficticia pero verosímil “republiqueta” continental tan común en los 50 y 60 llamada Molina, denominación que es también el apellido de Creón, el
    “generalísimo Creón Molina”, dictador y tío de Antígona Pérez. Aurora, la madre de la heroína, viuda de otro militar que poniéndole ese nombre había satisfecho “su inclinación a lo heroico”, 9 según Antígona, y en mal momento había jugado “la carta equivocada”, trata de que la joven revele el lugar en el que ha sepultado los cadáveres de Héctor y Mario Tavárez, los clásicos “subversivos” de esos tiempos que atentaban contra el orden “occidental y cristiano”, según repetían los regímenes dictatoriales de la “Doctrina de la Seguridad Nacional” y habían sido asesinados por los secuaces de Creón y condenados a permanecer insepultos para escarmiento general. Como se habrá advertido, no hay relación familiar entre Antígona Pérez y los Tavárez (tampoco hay referencia al origen incestuoso y menos al fratricidio ni a ningún destino): al comienzo de la obra Antígona, a cargo del “prólogo”, recuerda que los militares amigos de su padre le preguntaban “¿dónde están tus hermanos?”, sin que ella atinara a una respuesta “porque no había aprendido que para llamarse Antígona se necesitan hermanos. Ni sabía que Antígona era la muchacha joven que se decide por la muerte”. Pero, ya muertos, dirá poco después que los Tavárez “dejaron de ser mis amigos y se hicieron mis hermanos”. 10 Antígona Pérez es objeto de un acoso pertinaz en el que participan su madre, una típica “señora bien”, sumisa y condescendiente con el poder, el propio dictador, Pilar Varga, la Primera Dama, el jefe de la Iglesia, monseñor Bernardo Escudero, su amiga Irene Domingo y Zúñiga (¿Ismena?) , mediante el cual intentan convencerla, cada uno según su competencia de que revele el sitio de la sepultura. La total soledad en la que se debate Antígona es potenciada por el hecho de que su propio prometido, Fernando Curet-Hemón, es nombrado por Creón “teniente coronel con cuartel permanente en palacio” y es de quien en ese momento dependerá paradójicamente que Antígona reciba o no visitas. La prensa, por su parte, desempeñando una función más o menos semejante a la del coro trágico pero en versión brechtiana, además de ubicar los hechos en un momento histórico preciso (anunciando por ejemplo acontecimientos como la muerte de Juan XXIII) colabora obsecuentemente, como era común en esos tiempos, con la dictadura. El desenlace, fatal se produce como conclusión de un planteamiento un tanto extremo y muy “sesentista”. Antígona, fusilada, será, como ella misma proclama poco antes, “otro nombre para la idea viva, obsesionante, eterna de la libertad”, pero para los periodistas de los noticieros el “ajusticiamiento” de “la facinerosa “ Antígona Pérez, “una de las más temibles delincuentes de la república” cumpliendo así “finalmente su cita con la ley”, será una de las tantas noticias a difundir, la mayoría de corte farandulesco y frívolo, como que Jacqueline Kennedy “pasará sus vacaciones en la montañas suizas”, o como que Pierre Cardin “ha anunciado una nueva línea para beneplácito del público femenino”.

    Te doy el enlace de ésta página, donde viene un pequeño análisis y resumen de las diferentes versiones de Antígona:

    [url]http://vereda.saber.ula.ve/mun_clas/geinves/antigonas.doc[/url]

  4. #4
    Registrado
    Fecha de ingreso
    05 feb, 06
    Mensajes
    1

    Predeterminado Re: Necesito Resumen,monografia O Analisis

    Cita Iniciado por Fallen Fairy
    Alguien me puede ayudar necesito información sobre La pasión según Antígona Pérez de Luis Rafael Sánchez he buscado en internet y no he encontrado absolutamente nada sobre esta obra teatral NECESITO AYUDA URGENTE estoy en cuarto año de escuela superior y necesito sacar buenas notas para entrar ala universidad ¿me pueden ayudar? !!!

    mera enverdad no es ua contestacion pero lo q pasa es q yo esstoy en nivel avanzado en escuela superior y estoy buscando algo parecido haci por q tenco q leer la obra pero si encuantras una contestacion al resumen pues me la envia..... tambien me gusta tu nick "fallen fairy" soy de guaynabo puerto rico enviame un email al [email]badboxx2@hotmail.com[/email]

  5. #5
    Registrado
    Fecha de ingreso
    24 feb, 07
    Mensajes
    2

    Predeterminado Re: Necesito Resumen,monografia O Analisis

    Cita Iniciado por jorgesalaz
    ¿Te sirve esto?

    En su adaptación de la famosa tragedia griega Antígona de Sófocles, Luis Rafael Sánchez nos presenta la cuenta de una mujer atrapada en su propia cultura. Al comenzar a leer su obra La Pasión según Antígona Pérez, la conclusión ya se sabe—Antígona elige la muerte. Su decisión, sin embargo, nos ofrece una vista del conflicto de ser una mujer fuerte, o sea individual e independiente, en América Latina en el siglo de los dictadores. Quisiera proponer que hay tres temas principales—el género, la acción e inacción, y la defensa de la patria—que nos demuestran que la muerte era la única opción de Antígona. Estos tres temas también nos dejan ver su muerte como algo positivo.



    El Género

    El tema del género emerge muy temprano en la obra cuando Antígona habla con su madre, Aurora. Ella, quien se lamenta sobre la condición de su hija, dice, “¡Si tu padre estuviera vivo! Su Antígona pequeñita encerrada como una criminal…, como una mujer sin clase…, sin apellidos…, sin…”. Desde el punto de vista de Aurora, la cárcel no era un lugar propio para las mujeres y lo que hizo Antígona para llevarla a la cárcel no fue un acto aceptable para ellas. Ella responde, luchando para sí misma y su género, diciendo, “Mamá, las mujeres que tú llamas sin clase, sin apellidos, tampoco merecen una condena injusta”. Antígona, entonces, ve su lucha como algo más que su propia defensa—ella defiende a todas las mujeres. Esta defensa de su género, sin embargo, no satisface a su madre, que dice, “Si fueras hombre… excusaría mis ruegos, los ocultaría. Inventaría el valor necesario para gritarte: sigue, hijo mío, sigue. Si fueras un hombre. Pero eres nada más que una mujer. Callar y bordar, Antígona”. Vemos, entonces, que un conflicto principal de esta obra es el papel que juegan las mujeres en la sociedad. Aurora quiere que su hija se calle y haga las cosas más aceptables por una mujer. A Antígona, sin embargo, no le importa lo que dice su madre—ella va a luchar por sí misma, y entonces, lucha por todas las mujeres.

    El tema del género continua siendo relevante cuando hablan Creón y Antígona. Creón, quien usa un voz paternal, se enfrenta con su sobrina, Antígona. Cuando Antígona habla con Creón, entonces, ella tiene que tratarlo no solo como su líder, pero como un tío también. Su conflicto, pues, ya no es entre “individuo y estado” sino “padre e hija.” Dice Creón, “Deseaba que la fragilidad femenina escamoteara la fuerza heredada y flaquearas… Cede. Yo no sé retroceder. Tú todavía puedes aprenderlo”. Antígona, como mujer, es la que tiene que retroceder—Creón, como hombre, no puede. Si Antígona fuera hombre, Creón no podría preguntarle a Antígona que retroceda—ambos serían limitados por las reglas masculinas del orgullo. La lucha de Antígona es más que solo su defensa; ella lucha por su dignidad, por su orgullo y ella, entonces, lucha por su género.

    Este tema de género se hace más claro cuando Antígona está enfrentado por la multitud de mujeres. Dicen:
    --No confieses.
    --No te vuelvas ahora.
    --No te arrepientas.
    --No cedas tú.
    --Pura te necesitamos.
    --Es el comienzo.
    --No lo abandones.
    --Antígona, no cedas.
    --Antígona, no pierdas.

    Antígona, como veamos, tiene que aceptar la muerte—algo menos sería una afrenta a todas las mujeres. Antígona sabe que su sociedad está dominada por los hombres, y su lucha contra Creón representa este conflicto. Ella no puede retroceder; tiene que continuar la lucha, y la única manera en que pueda luchar ahora es con ceder su vida a Creón. La libertad existe solo en la muerte.

    La acción e inacción

    A través de la cuenta, Antígona y los otros tiene que decidir entre la acción y la inacción. Como veremos, Antígona es la única persona en la cuenta que escoge la acción—los otros son demasiados débiles y aceptan su destino si protestar, sin intentar de cambiarlo. El hecho de que Antígona es la única que toma un papel activo hace que esta tragedia sea más perfecta—es una batalla entre Antígona y el resto del mundo. Es ella quien está encargada de su propia vida, no los otros.

    Vemos el tema de la inacción primero en la discusión entre Antígona y su madre. Aurora dice, “Éramos felices… No nos faltaba nada… Posición, opulencia, clase… Una familia hermosa, respetable, próspera, sin preocupación ni obligación”. Para Aurora, entonces, no era nada mejor que tener una vida sin preocupación ni obligación. Ella no podía entender lo que hizo su hija—no podía entender porque su hija quería algo más con la vida. Dice Aurora a su hija, “Tus locas ideas que no sirven para nada. Quijotes, Quijotes, y al final: yo soy Alonso Quijano”. Al final, Aurora intenta de persuadir a Antígona diciendo, “Antígona, abandona tu terquedad. Si no por ti, por mí. Si no por mí, por Fernando, que te quiere… Si regresaras, inmediatamente se casarían, se mudarían…donde podrían levantar una familia hermosa, respetable, próspera” . Aurora, entonces, no quiere nada más que una vida de inacción por su hija, una vida donde no hay nada mejor que casarse y vivir tranquila. Antígona, sin embargo, tiene que actuar y dice, “No puedo renunciar, ni siquiera por su amor, a las convicciones que respaldan mis actos”. La muerte, pues, es la única manera de escapar una vida de inacción y con es*****la, Antígona escoge el papel de ser en cargo de su propia vida.

    La idea de inacción llega a Creón, quien piensa que su papel es nada más que mantener la ley. Hablando con el Monseñor él dice, “Yo no ordeno la muerte de prisionero alguno. Pero no puedo evitar que cualquier prisionero la ordene”. Creón, entonces, se lava las manos de ese asunto, poniendo a Antígona en cargo de su vida. Si muere, sería la decisión de Antígona y de nadie más. Finalmente, la idea de inacción nos lleva a la discusión entre Antígona e Irene sobre Fernando, quien había aceptado un puesto en el gobierno de Creón. Antígona critica lo que hizo Fernando, pero Irene lo defiende diciendo, “Fernando no aceptó matar, no aceptó perseguir los enemigos los enemigos del régimen. Aceptó un puesto…No podía evitarlo. No tenía por qué señalarse como disidente. Decirle no a Creón es decirle: asigna un policía que siga mis pasos”. Antígona ya había dicho “no” a Creón, pero su amor, Fernando, no pudo. Ella es la única en la obra que escoge una vida de acción. Los otros se ven como jugadores en un juego perpetuo, donde no hay que pensar, sino que seguir las reglas y papeles ya asignadas. Con es***** la muerte, Antígona escoge la vida—una vida activa, donde fue ella, y nadie más, que estaba en cargo de su propio destino.



    La Defensa de La Patria

    El tercero tema que nos deja analizar la muerte de Antígona es la idea de defender la Patria. Como vemos en las palabras del mural, “PATRIA O MUERTE”, este tema llega a ser muy importante desde la primera página de la obra y es un conflicto solamente entre Antígona y Creón—ambos Antígona y Creón hacen lo que hacen con la idea de defender a la patria. Antígona dice sobre Creón, “Si me deja viva se derrumban los temores, se corroen al menos. Porque ya no habrá delito en desafiar la ley de Creón”. Ella sabe, entonces, que Creón tiene que darle la muerte—algo menos sería un peligro por el país. Como dice Antígona, “Creón está atrapado en su propio laberinto”. Creón deja que Antígona muera para defender su poder, para defender el país. Para él, no hay otro opción.

    Antígona, también, quiere defender su país. Quiere un país libre de la tiranía de Creón y sabe que su muerte ayudará a la causa. Dice, “Si me fusila la muerte conmoverá la República. Aun cuando los periódicos desaten una compaña infamante, el encono roerá las corazones”. Como Antígona dice, quiere vivir. Pero para Antígona, la vida es más que algo del cuerpo. Quiere que su alma viva y si la concede a Creón su cuerpo vive. El precio, sin embargo, es demasiado—la muerte de su alma. En la muerte, entonces, ella escoge la vida. No había otra opción. Como ella dice, “Matarme es avivarme, hacerme sangre nueva para las venas de esta América amarga. Aligera, Creón, aligera. Dame, dame la muerte”. Su muerte, entonces, fue necesaria en el orden para vivir una vida más profunda.

    En conclusión, con los tres temas del género, la acción e inacción, y la defensa de la patria, podemos ver que Antígona no tuvo otra opción. Su muerte era la única manera en que pudiera tomar control de su propia vida. Con su muerte, recibe libertad y es por esa libertad que podemos ver su muerte como algo necesario y bueno.

    Prof. N. Rodríguez


    Si quieres saber algo sobre las diferentes Antigonas, consulta aquí:

    [url]http://ponce.inter.edu/nhp/contents/Inter_Ethica/pdf/de_sofocles_a_Luis_Rafael_Sanchez_y_otras_Antmgona s.pdf[/url]
    Buenas. Estoy en busqueda de criticas literarias para la obra La Pasion Segun Antigona Perez por Luis Rafael Sanchez, ya veo que previamente a ayudado a otros en lo mismo. La informacion es cercano a lo que necesito pero me ayuda en cantidad. Como esto es para una monografia, le pregunto si por casualidad se recuerda donde consiguio la informacion que a puesto en esta pagina [url]http://www.monografias.com/foros//showthread.php?t=31497&highlight=Luis+Rafael+Sanch ez[/url], en la primera respuesta. Lo agradecere muchisimo. Att Coral

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •  
Bebek Giyim Bebek Kiyafetleri sac ekimi Burun Estetigi meme buyutme goz kapagi estetigi goz kapagi estetigi meme kucultme Lazer Lipoliz Karin Germe burun estetigi Kamera Sistemleri yuz germe burun estetigi meme estetigi somine burun estetigi Kamera Sistemleri prekast Jenerator Su Kabagi Su Kabagi Lambalari