Resultados 1 al 4 de 4

Tema: testimonio de paciente de trastorno alimenticio y dibujos de la misma

  1. #1
    Registrado Avatar de Gise
    Fecha de ingreso
    09 sep, 05
    Mensajes
    2,527

    Predeterminado testimonio de paciente de trastorno alimenticio y dibujos de la misma

    los nombres fueron cambiados, así como el desenlace. lo redacte para una monografía relacionada con el tema en base a una conocida.

    8. Testimonio
    El siguiente testimonio pertenece a una joven de Buenos Aires, Argentina, a la que denominaremos "Yanina". Yanina comenzó puntualmente con sus trastornos alimenticios a los 14 años de edad, evolucionando la inicial anorexia en bulimia del tipo no purgativo.

    8.1. Breve Reseña sobre Yanina
    Yanina ya desde pequeña tenía tendencias a comer poco o saltearse comidas, y siempre había sido más delgada de lo indicado para su edad y estatura. Siempre se destacó en cuanto al estudio, siendo desde la primaria la primera en su clase, sin que ello ocurriera a causa de la presión ejercida por sus padres; al contrario, su familia siempre la apoyó frente a las situaciones adversas, que ocurrieron generalmente a causa del mal trato por parte de adultos que no sabías manejar la personalidad curiosa e inquieta de la futura paciente, y su agudeza mental. Creció en un entorno familiar afectivo, que siempre la alentó a mejorarse y evolucionar como persona; sin embargo, la figura materna siempre tuvo más importancia que la paterna, puesto que la subsistencia económica de la familia exigía que el padre trabajara varias horas al día, impidiendo este hecho que hubiera un verdadero acercamiento entre padre e hija.
    Con el inicio de la pubertad, Yanina fue ensimismándose. Su actitud retraída, ocasionada por su desconfianza en las personas y una incipiente falta de confianza en sí misma, impidió un verdadero acercamiento a los pares de su misma edad, siendo las interacciones entre ellos faltantes de franqueza o camadería. La relación con su familia se deterioró, en parte a causa de la sobreprotección ejercida por parte de los padres, y a la falta de aceptación de los susodichos a los cambios de personalidad propios de la edad que atravesaba Yanina. La futura paciente, en consecuencia, al no poseer suficiente confianza en alguien, comenzó a sentir soledad, lo cual derivó en depresión. Siendo su familia de buen comer, y contando con recursos para ellos, Yanina comenzó a desahogar su frustración con la comida. Comenzó a ingerir mayor cantidad de alimentos, sin que ellos produjera obesidad, pues estaba en etapa de crecimiento. La situación se prolongó hasta que un día escuchó un comentario cínico por parte de una de sus compañeras sobre otra que tenía grandes caderas, y atribuyó su falta de éxito en las relaciones sociales, y en su vida en general, a su cuerpo cambiante, que comenzaba a adoptar las formas propias de la mujer. De modo que comenzó una dieta, con el consentimiento de su familia, que consistió en la restricción de determinados alimentos con alto valor calórico o mucho contenido en grasas. Paradójicamente, la disminución de peso, que al principio fue leve, no produjo un incremento en su autoestima, sino un mayor desprecio hacia su propio ser, puesto que la pérdida de peso no mejoró sus relaciones. Lo que antes fuera una dieta sana se convirtió en poco tiempo en una obsesión por los alimentos, el peso y la figura. Yanina se dedicó aún más al estudio y ejercicio, consiguiendo alcanzar un excelente promedio y una buena figura en poco tiempo. Sin embargo, cuando alcanzó su objetivo y la gente comenzó a notar los cambios y a agasajarla por su cuerpo y buenas notas, Yanina siguió sintiendo la necesidad psicológica de perder peso, y comenzó a limitar cada vez más la ingesta de alimentos, llegando a pasar días sin comer, sustentando su vida únicamente con agua, que tomaba en gran cantidad para engañar el hambre. Su círculo íntimo comenzó a sospechar sobre su situación mental al advertir los cambios conductuales que experimentó la chica (cambios tales como irritabilidad, aislamiento, demostración de una exagerada preocupación por el físico, ejercicio excesivo, abandono de la mesa en el medio de las comidas para ir al baño, rituales con el alimento) y le advirtió sobre los problemas que psicopatologías como la anorexia y la bulimia podían tener. La atención demostrada por la familia hizo que la enferma asumiera su padecimiento, y abandonara el ayuno, consiguiendo ganar algo de peso y confianza, reanudándose su menstruación (había padecido durante cuatro meses amenorrea) y mejorando sus relaciones sociales.
    Sin embargo, luego de unos meses Yanina volvió a recaer en la anorexia; el factor desencadenante fue en este caso una publicidad sobre una bebida light, donde la protagonista de la misma, al tener un cuerpo delgado, sentía confianza en sí misma y no era juzgada por la sociedad.
    La recaída fue abrupta. Perdió doce kilos en un mes y medio, llegando a pesar 42 kilogramos, y se volvió obsesiva en todo lo relacionado a la alimentación. Pasó semanas sin comer, y limitó hasta el consumo de agua, pues su mente enferma advertía en el espejo la menor distensión del abdomen ocasionada por la ingesta de líquidos. Sin embargo, a causa de la presión ejercida por familiares (que volvían a sospechar, no sólo a causa de la pérdida de peso, sino también por conductas tales como almacenar comida en la boca durante mucho tiempo, abandonar la mesa bajo cualquier motivo o ir al baño muy a menudo) comenzó a ingerir algo de alimentos, al principio en poca cantidad y principalmente verduras, que vomitaba luego de comer, mientras se duchaba. Luego, al descubrir las 'Ventajas” del vómito, que permitía comer sin engordar, cambió los vegetales por alimentos dulces, empalagosos y altos en calorías, los cuales consumía en gran cantidad en muy poco tiempo. Estos atracones eran generalmente seguidos por un sentimiento de angustia y remordimiento que obligaba a Yanina a vomitar y ayunar por varios días. La situación siguió así diez meses, hasta que una noche la enferma, que había adquirido la costumbre de tirar la comida antes de que fuera consumida por nadie en la casa, fue descubierta luego de desechar galletas dulces, por las que sentía especial atracción, al tacho de basura. Indagada por su madre, contestó tranquilamente que estaban podridas y tenían mal sabor, pero ante la desconfianza demostrada por sus tutores sufrió una crisis de histeria que culminó cuando sus padres le pidieron que no se repitiera la situación. Minutos después, Yanina estaba tirando una pata muslo de pollo al inodoro del baño, pero en esta ocasión no hubo manera de eludir la verdad, porque se tapó la cañería y debió confesar lo que había ocurrido, y admitir ante su familia que efectivamente sufría un trastorno alimenticio, suceso que de hecho ya era sabido por sus padres.
    A pesar de ser descubierto su problema, Yanina no inició tratamiento, pues su círculo familiar confió en sus promesas. Hubo un aumento de peso, pero no implicó en la paciente un cambio psíquico y cognitivo, y la bulimarexia desencadenó en bulimia, con atracones seguidos de ayuno, sobrepeso por parte de la paciente y depresión.
    Finalmente gracias a una increíble fuerza de voluntad mostrada por la paciente, sus deseos de abandonar el problema que la consumía y el apoyo de su familia y amigos, Yanina logró abandonar el trastorno, sin necesidad de recurrir a un centro de atención especializado (vale aclarar que el desenlace de este caso en particular no suele ser común. En la mayoría de los casos se necesita de la atención de uno o varios especialistas). Hasta el momento, Yanina consiguió volver a su peso normal y mantenerlo, y aunque sus hábitos alimenticios no se regularon completamente (todavía realiza ayunos, aunque muy esporádicamente, y conserva hábitos tales como exprimir las hamburguesas con el fin de “retirar la grasa”), se siente orgullosa de si misma y posee una alta autoestima. En definitiva, puede concluirse con que la paciente del caso en cuestión pudo dejar su trastorno en el pasado y enfocar sus energías en el presente y el futuro, valorándose por sus virtudes a pesar de sus defectos físicos, muchos de los cuales fueron causados por el trastorno sufrido (a causa de las variaciones de peso experimentadas, la desnutrición, y la malnutrición, Yanina sufrió una gran pérdida de masa muscular, estrías y piel seca y frágil, consecuencias de mínima importancia si se consideran las enfermedades que la carencia de nutrientes podría haber causado).

    8.2. Testimonio de Yanina

    Los siguientes escritos, que han sido reproducidos textualmente, fueron llevados a cabo unos meses después del descubrimiento por parte de sus padres de la enfermedad que la joven padecía, cuando la bulimarexia evolucionó en bulimia. Fueron llevados a cabo antes de que Yanina comenzara tratamiento.

    Miércoles 21/4/04
    Esto no va más. Estoy tan cansada, no puedo con esta maldita vida. Cómo se supone que siga esto?
    Siempre postergando.

    Lunes 26/4/04
    Estoy tan cansada... Quiero comenzar a hacer algo con mi vida. Fuimos al cine a la tarde, mamá quería palomitas de maíz pero logré convencerla de que no gastara plata. Le hace bien tanto a ella como a mí. Quizás comience a estudiar latín, no sé. Tan solo deseo no tener tanto tiempo libre...

    Miércoles 28/4/04
    No lo hice [entiéndase la frase "no lo hice" o "lo hice" como ingerir o no alimentos. Yanina no solía hacer dieta, sino ayunar completamente. En caso de comer, por ejemplo, un chocolate o una manzana, creía que todo estaba perdido y comenzaba a ingerir compulsivamente]. En cambio, bebí mucho agua.

    Jueves 29/4/04
    "Cumpleaños de Osvaldo" [Osvaldo es el padre de la joven]
    Estúpido cumpleaños, hice todo lo que no tendría que haber hecho.

    Sábado 1/5/04
    No lo hice!! Me siento gorda, pero realmente lo estoy ahora. Me extraño tanto! Pero no volveré a ese extremo, solo quiero adelgazar un poco.

    Domingo 2/5/04
    Estuve a punto, pero no.

    Lunes 3/5/04
    Yogurt a la mañana. Ciento cincuenta y cinco [calorías]. Jajá, estoy feliz, me siento bien.
    Última edición por gise; 11/01/2006 a las 23:08
    Under the spreading chestnut tree, I sold you and you sold me.
    There lie they and here lie we, under the spreading chestnut tree.

  2. #2
    Registrado Avatar de Gise
    Fecha de ingreso
    09 sep, 05
    Mensajes
    2,527

    Predeterminado testimonio de paciente de trastorno alimenticio y dibujos de la misma 2

    Sábado 8/5/04
    AHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH!
    PERDIDA PERDIDA DULCES NO DULCES NO DULCES NO!!!!! SSS
    [en los cinco días anteriores había tenido varios atracones de comida, según el testimonio de la paciente]

    Lunes 10/5/04
    Hoy no, pero no importa porque simplemente no puedo con mi vida no puedo manejarla.
    Nadie puede entenderlo, estoy tan cansada, tan cansada. No puedo hablar con nadie ni familia ni amigos no entenderían. Solo quiero ser como antes pero no puedo quiero ser delgada pero soy gorda y me siento mal a pesar de que soy linda. Linda y atrapada en este cuerpo... No puedo manejar esta compulsión no puedo. Siento depresión.

    Miércoles 12/5/04
    Sabes que nada me va bien nunca puedo con esto. Se va a mejorar alguna vez? Hay un montón de cosas que quiero hacer y no puedo. 6 pm la hora de la desesperación. [hora en que solía realizar los atracones]

    Sábado 15/5/04
    Hace tanto que no me miro a un espejo que ni conozco como soy pero no lo hago porque es tan doloroso saber que sin darte cuenta te has convertido en todo lo que tanto odias y no podes salir no podes la vida se te escurre por los dedos como agua y simplemente no podes controlarla porque solo sos un saco donde se deposita comida y más comida y te duele pero no podes no podes con eso ni tampoco pedir ayuda el orgullo, el miedo, el temor a perder el control que no posees es tan grande y no podes no podes con nada con nada de nada y sólo querés gritar y llorar y no hacer nada más. Dejar un poco de comer dejar de comer pero es tan difícil el autoengaño de creer que podes controlar la situación el saber que te volvés a mentir a vos misma y a los demás . Es tan triste no poder disfrutar no saber cómo comer, pasar del extremo de tirar la comida a tragarla toda y sabes bien que quizás consigas lo que querés [entiéndase como volver a ser anoréxica] lo que crees querer y que cuando leas esto estando ya delgada y creyendo poder controlar todo pensarás “que necia que fui siempre, todo se puede; el control lo pierde el que así lo quiere” y te va s a reír con esa soberbia absurda, pero aunque deseo no llegar al extremo de volverme repulsiva y sé que si llego a pensar eso es porque voy a ser más infeliz que ahora deseo tanto el pasado lo extraño tanto a ese falso control que no me importaría volver a lo mismo no me importa pero aunque las situaciones están dadas igual no no se por qué no puedo con esto que me pasa por dentro y me consume de a poco.
    Sólo deseo la normalidad mi cuerpo de antes y la vida de ahora y un poco de paz interior y no este grito que me consume por dentro y que ni todo el efímero placer de la asquerosa comida puede callar.

    Domingo 23/5/04
    Esta semana no pude pero igual mañana voy a intentar de nuevo, solo tengo que aprender a decir no, pero por una maldita razón digo no pero sigo comiendo. Según lo que leí, los bulímicos cuando comen no sienten culpa, sino que la sienten después, pero yo la siento antes, durante y después, y aún así lo hago. Hoy me desperté pensando en comenzar, como siempre, sin embargo fui a la cocina y desayuné, tomé media taza de yogurt y después comí casi un paquete de galletas marineras untadas con queso cremoso y dulce de leche yo sola. Pensé “esto es todo por hoy, no almuerzo”, pero Osvaldo propuso cocinar ravioles con tuco y yo acepté, y comí dos platos; terminé última de comer. Luego hubo postre, frutas remojadas en champaña, y comí dos porciones. Y volví a pensar “no como más”, pero a las seis volví a comer. No sé que pasará en la cena, creo que me iré a dormir temprano para no ver la comida. Hoy debo haber comido más de 3000 [calorías]; si solo pudiera vomitar... [durante esta etapa del trastorno Yanina sufría una bulimia de tipo restrictivo, no purgativo]
    Estoy tan gorda, no puedo hablar con nadie. Nadie entiende, tengo tanta gente alrededor y estoy tan sola, una laguna interior. Esta semana me peleé con todo el mundo, estoy harta de que me digan lo mucho que cambié. Todos me perdieron el respeto, traté de ser sociable y me reí de cualquier tontería y conseguí tener amigos, ahora que quiero tan solo un poco de seriedad en mi vida y volver a ser como antes; todos se burlan. Mis amigas... prácticamente no hablo con nadie, perdí la confianza. Todos saben lo que pasé y nadie se cuida en no herirme, son tan estúpidos. Tan imbéciles. “Fui anoréxica” les dije, y me consolaron. Engordé. Al principio, peso normal, todo lindo, mil maravillas. Luego, una chica con curvas. Luego, gorda, ¡donde se ha visto! Yo no me veo tan mal, pero yo nunca me veo. Siempre estoy igual... Antes fui flaca, pero tenía caderas anchas en comparación al resto del cuerpo, ahora sigo igual que antes, nada más que gorda. Y? Quien le da derecho de decirme “vos estás gorda” “loco, estás re culona” y les pido, por favor no me digas eso, me hace mal, y se ríen. Se ríen en mi cara. Dónde se ha visto? Los amigos... existen? Todo es una gran broma, cuando reís tenés a todos a tu alrededor, cuando te burlas de alguien todos se ríen con vos, cuando simplemente querés un poco de estudio y seriedad todos te dejan. Bueno, no todos, pero si aquellos cuya compañía es más divertida. Estoy sola, a nadie puedo contar lo que vivo. No puedo decirle a nadie “sabes, ahora soy bulímica”. Probablemente esa persona se preocuparía, pero serviría de algo? Todo sería un infierno otra vez, las llamas arderían más alto de lo que arden ahora. Esto es un tormento, pero las cosas pueden empeorar. No, mejor sola, sola y condenada para siempre, pero...

    Lunes 24/5/04
    Hoy tuve una crisis de llanto. Posteriormente a la comida. Mis padres se preocuparon, Claudia [la madre de Yanina] sabe lo que pasa y me dijo que tengo que controlarme. Osvaldo hablo conmigo. Le conté que no puedo, pero no especifiqué qué. Nada más. Cómo puede ser tan ciego? No entiende, no capta nada. Ay ay ay. Las cosas seguirán así, o de otra manera; solo sé que moriré joven.
    No quiero imaginar lo que pasará cuando me mude sola. Acá como porque hay comida, pero en cuanto viva sola no pienso comprar nada. Tengo que esperar, ese día llegará. Tantas veces pude morir, tantas veces quise morir... todo lo que me pasa es un intento de suicidio, pero soy tan cobarde que elijo el camino largo. Y sin embargo, no quiero morir. No ahora. Las cosas mejorarán, una vez que caíste al fondo no podes ir más abajo. Este es el fondo, solo me queda subir o quedarme acá. Probablemente siempre esté atrapada acá, no, probablemente no, siempre estaré atrapada. Siempre con este gusano interior, pudriendo mi vida. Pero viviré hasta que el cuerpo no dé mas y muera, y allí acabará todo. Mientras tanto, voy a vivir como pueda. Voy a tratar de no hacerlo [comer] y de no aburrirme, aun cuando esté condenada a lo contrario a causa de mi mente enferma.
    Última edición por gise; 11/01/2006 a las 23:10
    Under the spreading chestnut tree, I sold you and you sold me.
    There lie they and here lie we, under the spreading chestnut tree.

  3. #3
    Registrado
    Fecha de ingreso
    11 mar, 05
    Mensajes
    1,014

    Predeterminado Re: testimonio de paciente de trastorno alimenticio y dibujos de la misma

    gise, estoy impresionada, con la manera en la que la mente nos puede hacer jugarretas, se sobre el tema, mas no imagine nunca la historia vista desde los ojos del enfermo...


    saludos

  4. #4
    Registrado Avatar de Naty_23
    Fecha de ingreso
    22 oct, 05
    Ubicación
    argentina
    Mensajes
    203

    Predeterminado Re: testimonio de paciente de trastorno alimenticio y dibujos de la misma

    me quede sin palabras nose q desir mejor no digo nd muy interesante el articulo me dejo pensando....
    soy un alma desnuda en estos versos, / alma desnuda que angustiada y sola/ va dejando sus petalos dispersos

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •