Página 1 de 2 12 ÚltimoÚltimo
Resultados 1 al 10 de 13

Tema: Vaticano: una amenaza a la democracia occidental

  1. #1
    Forero Graduado
    Fecha de ingreso
    03 jul, 02
    Ubicación
    Ponce, P.R.
    Mensajes
    802

    Predeterminado Vaticano: una amenaza a la democracia occidental

    El título suena muy sugestivo como para no querer adentrarse en este artículo. Pero contrasta, en apariencias, con lo que conocemos sobre el Vaticano. Estado de 0.44 kilómetros cuadrados, población de mil habitantes aproximadamente. ¿A quién se le podría ocurrir que el Vaticano, con su diminuta extensión y escaso en habitantes, pueda constituir una amenaza para un Occidente de amplias dimensiones y multimillonaria población? Conviene no subestimar las fuerzas del Vaticano. Más de mil millones de católicos, siendo así una de las principales religiones mundiales, tentáculos en el mundo de los negocios a través del Opus Dei y otros movimientos religiosos, vínculos con el ámbito político mediante el Opus Dei en España, y Comunión y Liberación en Italia, sin mencionar otros movimientos y países, influencia pedagógica con el peso tradicional de instituciones como las universidades y los colegios católicos, aparatos burocráticos capaces de convertir la más mínima disidencia ideológica en herejía con, entre otros, la Congregación para la Doctrina de la Fe, nieta de la Inquisición romana. De manera panorámica vemos que el Vaticano sí posee los soldados y la artillería necesaria para abrir el combate contra las fuerzas desatadas por las revoluciones francesa e industrial, los progresistas y sus ideas. La razón de ello es la poca docilidad de éstos ante doctrinas uniformistas y cerradas; su influencia sobre amplios sectores de la sociedad; su capacidad de explorar alternativas viables ante los retos; y especialmente, de no encerrarse en un caracol ante los retos tecnológicos, científicos y sociales, ya sea este caracol el moralismo o el tradicionalismo. El Vaticano, desde la Edad Media, ha constituido un bastión del tradicionalismo. En su época dorada, la Edad Media, controlaba la cultura, impedía el desarrollo de la ciencia mediante el recurso de limitarse a las autoridades filosóficas que encajaban con su doctrina, bendecía las relaciones de subordinación existentes en la sociedad, pues caían a la medida de su estructura directiva, y aplastaba la disidencia mediante la Inquisición. Pero desde finales de la Edad Media se han diversificado los contactos culturales no tan sólo con el pasado, como en el Renacimiento, sino con naciones variadas; se han desarrollado las ciencias mediante el recurso a un método riguroso de aplicación reconocida por su disciplina y sus resultados más que por acudir a autoridades; las relaciones sociales se han deshecho de la subordinación feudalista; y el poder de la Inquisición desapareció. Conviene percatarse que todos estos cambios desmovilizaron el protagonismo de la Iglesia Católica en asuntos humanos. Y he aquí la razón por la cual esta institución ha lanzado una campaña de telón moralista. La democracia occidental se funda en el principio de la participación del individuo en los asuntos sociales que, lo quiera o no, influyen en su vida. Esta participación se extiende al mercado, el comercio y la política. Dicha participación requiere de cascadas de opciones en todos los ámbitos. Esta amenaza la rígida línea ideológica impuesta por el Vaticano, ya que ella conllevaría la intervención decisiva de los feligreses en asuntos eclesiales y abriría las doctrinas católicas a una comparación racional. Nada de esto le conviene al Vaticano. Sus jerarcas se verían amenazados con la substitución de sus puestos y sus privilegios se perderían. Por tanto, una cruzada disfrazada de pretensión de rescatar valores morales y familiaristas aleja cualquier posibilidad de que los feligreses busquen desempeñar la jefatura en la Iglesia, ya que apela a valores muy arraigados en la identidad de muchos de éstos. Esta cruzada, en realidad, constituye nada más y nada menos que una ofensiva para asaltar el estado occidental e impregnarlo de su doctrina, además de impulsar el ascenso de personalidades que promuevan los intereses conservadores del Vaticano. Sin duda, es un maquiavelismo oculto tras la sotana de moralismo. Claro, el Vaticano no lo admite porque quiere guardar las apariencias de que persigue favorecer a la familia y la sociedad. En cuanto a hipocresía, el Vaticano vence a cualquier otro estado. Lo que no se debe perder nunca de perspectiva es el elemento subyacente a sus iniciativas moralistas.

  2. #2
    Registrado
    Fecha de ingreso
    14 dic, 03
    Ubicación
    Francia
    Mensajes
    225,711

    Predeterminado

    Séneca :

    Una pregunta. Acabo de leer lo que escribiste hace algún tiempo sobre la "amenaza" que, según explicas, constituiría el Vaticano para la democracia occidental.

    En la medida en que el Vaticano no se opone a la celebración de elecciones en los países hasta donde ha llegado con el catolicismo, y en la medida en que, por el contrario, el nuevo Papa llamó recientemente a los católicos italianos a boycotear el referendum sobre el aborto en Italia,
    ¿todavía crees que el Vaticano sea una amenaza para la democracia occidental? ¿Por qué?

    Gracias anticipadas por tu reacción.

    Un saludo.

  3. #3
    Forero avanzado
    Fecha de ingreso
    19 abr, 05
    Mensajes
    345

    Predeterminado

    [size=4]

    Interesantes puntos de vista. La cuestión de fondo es si desde este pequeño estado "teocratizante" (mejor acuñar el concepto "catolicizador") se deba o permita ejercer la influencia de la curia oligárquica sobre los estados. Es, a mi parecer, una reivindicación reaccionaria del antiguo poder papal sobre las monarquías. Antes se decía: "roma ha hablado", y el asunto quedaba resuelto. Los reyes tributaban al monarca de occidente. Pero esta hegemonía no era del cristianismo apostólico, sino del romanismo papal del cual o se era vasallo, o enemigo. El mundo protestante es como si no hubiese existido y es, paradojalmente, el que impulsó los verdaderos cambios. Cuando cesan las persecuciones (por ejemplo en Francia sobre los hugonotes, etc.), comienza el "despegue" de occidente. ¿Curioso, no?

    El Vaticano es per se un peligro no sólo para la democracia, sino para el cristianismo bíblico, que influye en las sociedades sin someterlas al poder central de ningún otro estado disfrazado. Si asociamos el desarrollo de las sociedades a la liberación del yugo romano, no erraremos: es una de las lógicas consecuencias.

    Personalmete creo firmemente en la necesidad de separar Iglesia y estado. Y respecto del Vaticano, con mayor razón aún: si se le da la mano, querrá el brazo... Un regreso al medioevo sería la resulta final.

    Es verdad que, como señala emeric, el Vaticano no se opone al sistema republicano ni a la democracia, pero en el fondo de su propia razón de ser está el hecho de que no cesarán ni un milímetro en el empeño de reivindicar el poder del sillón papal. El papa quiere recuperar lo que Napoleón le quitara: es un monarca universal herido en su orgullo.


    Saludos a todos[/size].

  4. #4
    Forero Graduado
    Fecha de ingreso
    03 jul, 02
    Ubicación
    Ponce, P.R.
    Mensajes
    802

    Predeterminado Respuesta a Emeric

    Cita Iniciado por emeric
    Séneca :

    Una pregunta. Acabo de leer lo que escribiste hace algún tiempo sobre la "amenaza" que, según explicas, constituiría el Vaticano para la democracia occidental.

    En la medida en que el Vaticano no se opone a la celebración de elecciones en los países hasta donde ha llegado con el catolicismo, y en la medida en que, por el contrario, el nuevo Papa llamó recientemente a los católicos italianos a boycotear el referendum sobre el aborto en Italia,
    ¿todavía crees que el Vaticano sea una amenaza para la democracia occidental? ¿Por qué?

    Gracias anticipadas por tu reacción.

    Un saludo.
    Debo reafirmarme en que sigo convencido tan firmemente como cuando escribí este artículo que la Iglesia Católica constituye una amenaza a la democracia occidental. Quisiera aclarar cierto punto al respecto: muchas personas, especialmente católicos, tienden a pensar en la Iglesia Católica como en toda la población de católicos, es decir, aquellos bautizados que no se han convertido a cualquier otra religión establecida, no han caído en el ateísmo ni agnosticismo ni deísmo. Esta es una definición descarada del Vaticano, por cuanto les hace creer a muchos católicos que ellos son igualmente miembros de la Iglesia que cualquier clérigo. En realidad, cuando aludo a la amenaza de la Iglesia Católica señalo específicamente a aquellas personas decisivas en los asuntos de la Iglesia Católica, es decir, la Curia, el Pontífice Romano, los movimientos paracatólicos, en otras palabras, los sectores que en verdad retienen amplios resortes del poder eclesiástico. Entre ellos no quedan excluidos algunos feligreses, mayormente los cercanos a la jerarquía vaticana. Lo cierto es, que la Iglesia Católica se dedica a condenar, condenar y condenar, e incluso he escuchado al respecto la necesidad de una limpieza del pecado existente dentro de la Iglesia. A tales fines tiende a someter a penitencias o denigra públicamente a potenciales disidentes, cuyas ofensas casi siempre son por cuestiones tenues de heterodoxia respecto a la moral o la doctrina oficial de la Iglesia Católica. Según la doctrina católica, tales personas son pecadores, aunque varían entre leves y graves. Tales personas son tachadas por la jerarquía católica como alejadas del Espíritu Santo. De su doctrina se puede deducir que ya estas personas no pueden ser consideradas igual de católicas que los demás. Y sin embargo, el Vaticano y el clero católico se jactan de tenerlos entre los más de mil millones de católicos. Si para efectos de moral y fe estas personas tienen un catolicismo "deficiente", ¿qué otras razones que no sean la de esconder su pérdida de asistencia de fieles en Europa, los escándalos y privilegios a clerigos abusivos, con la consiguiente hipocresía moral, y evitar perder su prestigio, sin olvidar sus anhelos de revivir el medievo, con el poder papal nadando en semidivinidad por todo el mundo podrían mover a la Iglesia a ofrecer estas cifras? Podría interpretarse que los más o menos disidentes de entre más de mil millones de católicos no tienen nada de católico. Error. Esas personas, por más alejados que estén de la doctrina y moral oficial católicas, todavía son en mayor o menor medida favorables a los intereses vaticanos, puesto que tienen valores o perspectivas aproximadas cuanto menos a las de esos intereses. Espero mi humilde respuesta le ayude un poco en sus dudas. Saludos.

  5. #5
    Forero Graduado
    Fecha de ingreso
    03 jul, 02
    Ubicación
    Ponce, P.R.
    Mensajes
    802

    Predeterminado Al Sr. Moreira

    Cita Iniciado por Andrés Moreira Valderrama
    [size=4]

    Interesantes puntos de vista. La cuestión de fondo es si desde este pequeño estado "teocratizante" (mejor acuñar el concepto "catolicizador") se deba o permita ejercer la influencia de la curia oligárquica sobre los estados. Es, a mi parecer, una reivindicación reaccionaria del antiguo poder papal sobre las monarquías.
    Bastante exacto. Yo diría, más bien, sobre los actuales estados nacionales con previo predominio católico y/o con enorme influencia de la Iglesia Católica.

    Cita Iniciado por Andrés Moreira Valderrama
    El Vaticano es per se un peligro no sólo para la democracia, sino para el cristianismo bíblico, que influye en las sociedades sin someterlas al poder central de ningún otro estado disfrazado. Si asociamos el desarrollo de las sociedades a la liberación del yugo romano, no erraremos: es una de las lógicas consecuencias.
    Si se refiere a la liberación gradual de Europa del monopolio moral, doctrinal y político católico como la característica más decisiva en la evolución de Europa desde el medievo hasta la actualidad, estoy de acuerdo.

    Cita Iniciado por Andrés Moreira Valderrama
    Personalmete creo firmemente en la necesidad de separar Iglesia y estado. Y respecto del Vaticano, con mayor razón aún: si se le da la mano, querrá el brazo... Un regreso al medioevo sería la resulta final.
    Totalmente de acuerdo.

    Cita Iniciado por Andrés Moreira Valderrama
    Es verdad que, como señala emeric, el Vaticano no se opone al sistema republicano ni a la democracia, pero en el fondo de su propia razón de ser está el hecho de que no cesarán ni un milímetro en el empeño de reivindicar el poder del sillón papal. El papa quiere recuperar lo que Napoleón le quitara: es un monarca universal herido en su orgullo.


    Saludos a todos[/size].
    Ya antes de Napoleón, el Papado fue humillado con el saqueo del emperador Carlos V (considerado el mayor defensor del catolicismo de entonces) a Roma en 1527. Respecto a lo previo, estoy de acuerdo en que el Vaticano no se opone al sistema republicano, siempre y cuando este concepto no se reduzca al de república democrática. A lo de la democracia, el Vaticano no se opone a la democracia formalmente, o sea en cuanto a estructuras, pero sí en la práctica, no tan sólo en sus instituciones, sino también en la amenaza de que aquellos funcionarios públicos vinculados a sus más íntimos intereses tenderán a procurar ocultar sus verdaderas gestiones tras el servicio público, lo cual debilitaría la democracia, por el hecho de que muchas veces estos individuos no forman parte de los sometidos al escrutinio electoral sino al equipo de tal o cual partido, alianza, convergencia, etc. Saludos.

  6. #6
    Registrado
    Fecha de ingreso
    14 dic, 03
    Ubicación
    Francia
    Mensajes
    225,711

    Predeterminado

    Efectivamente.

    Es Democracia versus Teocracia.

    Gracias, Séneca, por tu aportación.

    Un saludo.

  7. #7
    Registrado
    Fecha de ingreso
    14 dic, 03
    Ubicación
    Francia
    Mensajes
    225,711

    Predeterminado Re: Vaticano: una amenaza a la democracia occidental

    Si este tema les interesa ...

  8. #8
    Forero inexperto
    Fecha de ingreso
    05 may, 06
    Mensajes
    83

    Predeterminado Re: Vaticano: una amenaza a la democracia occidental

    Cita Iniciado por Emeric
    Si este tema les interesa ...
    emeric, solo como comentario de lo que escribe seneca mas bien no creo que el problema sea teologico ni democracia ni nada , con las demas "denominaciones " yo creo que es envidia contra el vaticano , por la sencilla razon , que la iglesia catolica nacio en un pesebre y termino en un vaticano , asi de facil atte guillen diaz.

  9. #9
    Registrado
    Fecha de ingreso
    14 dic, 03
    Ubicación
    Francia
    Mensajes
    225,711

    Predeterminado Re: Vaticano: una amenaza a la democracia occidental

    Cita Iniciado por GUILLEN DIAZ
    emeric, solo como comentario de lo que escribe seneca mas bien no creo que el problema sea teologico ni democracia ni nada , con las demas "denominaciones " yo creo que es envidia contra el vaticano , por la sencilla razon , que la iglesia catolica nacio en un pesebre y termino en un vaticano , asi de facil atte guillen diaz.
    Estoy de acuerdo contigo, Guillén. No hay que olvidar que el objetivo del "Código Da Vinci" de Dan Brown es atacar a la Iglesia Católica a través del Opus Dei, ya que como franmasón al fin, ese "novelista" es anticlerical = protestante.

    Los católicos, por criticables que sean en muchos aspectos, por lo menos tienen un Papa, mientras que los protestantes NO tienen ningun líder mundial. Puros celos ...

  10. #10
    Registrado
    Fecha de ingreso
    14 dic, 03
    Ubicación
    Francia
    Mensajes
    225,711

    Predeterminado Re: Vaticano: una amenaza a la democracia occidental

    Cita Iniciado por Emeric Ver mensaje
    Los católicos, por criticables que sean en muchos aspectos, por lo menos tienen un Papa, mientras que los protestantes NO tienen ningun líder mundial. Puros celos ...
    ¿ No es así, Ciro, amigo católico ?

Página 1 de 2 12 ÚltimoÚltimo

Permisos de publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •