PDA

Ver la versión completa : Uno mismo y los pasos fijos de la experiencia



ALBERTO RODRIGUEZ-SEDANO
11/12/2018, 08:31
“De haberlo hecho, habría descubierto, por ejemplo (por no mencionar otros) el “principio de permanencia”, que, al igual que el de causalidad, anticipa la experiencia” (Immanuel Kant, Crítica de la razón pura)

Cuando te oigo decir unas palabras no me comporto pasivamente (*). Estoy, más bien, a la espera de que me vas a decir. Eres, en gran medida, ante mí, sin indiferencia (**). No eres a solas (***), no eres sin "yo", ni “yo” sin "tú" (****).

(*) En la lógica de la escucha está (*****), fuera de toda duda, el otro y que me diga algo; el discurso del otro está ya ahí. La verdad a priori de esta afirmación no debiera ser ninguna novedad. Lo que, ahora, nos preguntamos no es por la escucha y su falsa pasividad, como si la escucha no estuviera a la espera de un decir, sino por su urgencia, la esencia activa de la que depende; sigue una regla que indica valores que no se perciben directamente: no sólo estoy a la espera de oír el decir (******), un cauce comunicativo abierto (*******), sino que, en un sentido decisivo, debe haber otro al que el decir se dirija, el opuesto imprescindible para renovar el interés de su reflexión (********).

(**) La indiferencia mediada, con esfuerzo, sin garantía reflexiva, no tiene la importancia de la diferencia de que el otro sea; en lugar de ir directamente, da un rodeo y dicta una extensión que, en el mejor de los casos, está limitada. La indiferencia, según nuestra reflexión, no sería sin una diferencia primera y más esencial que ella; sucede al contrario, si no pudiese tomar impulso de una diferencia, la indiferencia no tendría extensión ninguna, no sería.

(***) La soledad negaría un opuesto que no le pertenecería, no estaría entre lo que la soledad pudiese realizar y sobre lo que tiene garantía. La negación del opuesto implica, además de su realización (*********), esto es, haber agotado su recorrido, el mantenimiento y afirmación de su contrario, esto es, que los efectos de la vuelta sean los mismos que los de la ida y converjan con ellos.

(****) "Tú" y "yo" son oposiciones realizadas, no se repliegan hacia sí en una vuelta abstracta e indiferente; antes bien, su vuelta no recuperaría su posición original, una potencia sin realización en "tú" ni "yo", sino que implicaría una negación del opuesto para la que éste no estaba preparado (*********); la oposición "tú" y "yo" está resuelta, es sida. No hay "tú" sin "yo" ni "yo" sin "tú"; "tú" y "yo" van juntos.

(*****) No se trata, como debiera estar claro, de "oír". Los sordos, que son extraordinariamente expresivos, "entienden" que se les quiere decir sin oír.

(******) Decir a solas es una abstracción que, de no haber otro, difícilmente sería (***********).

(*******) No es una "apertura" figurada y metafórica, propia de una filosofía atada al lenguaje que no sale de él, sino una necesidad de la comunicación; si no hay apertura, no hay posibilidad de comunicar. La acción de significar tiene que estar implícita y asegurada. Para que la comunicación sea y fluya tiene que haber cierta sensibilidad, una capacidad no sólo receptiva sino, lo que puede ser más importante, activa, que no deje de esperar. La escucha no es sólo una capacidad receptiva, una pasividad simple que esté, dicho así, cerrada; hay una trama haciéndose tras ella. Así pues, la escucha es, mejor visto, esto es, llevado a término, un decir pasivo.

(********) La extensión del opuesto, que haya echado a andar, "tú" o "yo" o, como oposición compleja, esto es, juntos, ha alcanzado la "cualidad moral", lleva a "tú" y a "yo" a juntarse. "Tú" y "yo" no son accidentes cualesquiera que surjan sin afectarse mutuamente, manteniéndose a distancia; entre "tú" y "yo" ha pasado algo que sólo pasa entre ellos; su oposición es realizada, inhiben su contradicción con una síntesis preparada para lo que espera.

(*********) Un detalle que el impulso de la abstracción pasa por alto.

(**********) La negación del opuesto tiene su reemplazo asegurado (************); el opuesto no se mantiene, no queda fijo, sino que cuenta con un as bajo la manga;"tú" y "yo" son posiciones activas, están mutuamente vinculadas.

(***********) Una dificultad figurada. Especulativamente, uno podría decirse a sí, pero su renovación, esto sería, la garantía de que se pudiese seguir diciendo, implica al otro, no a uno mismo.

(************) La oposición, por tanto, no es libremente, sin coste; "tú" y "yo" tienen una contrapartida, se reflejan y, lo que es incomparablemente más relevante, se esperan. La extensión del opuesto, por decirlo de esta manera, no da más de sí, topa con un límite, su actividad deja de ser y se invierte, su no-ser es, no se alcanza por medio de una negación, un opuesto realizado, sino que es sin mediación, en el sentido decisivo al que atendemos, ya era y estaba disponible.

El diálogo entre "tú" y "yo" no es sin afectación. "Tú" y "yo", mejor visto, no dejan de mirarse ni se quitan la vista de encima (************). No sólo ven, pasivamente, sin esperar algo del objeto visto; "tú" y "yo" ven y sienten que son vistos (**************), una especie afectiva que no hay en la simplicidad de ver.

(*************) Ni poner la vista ni quitarla dependen de un proceso que se alcance por oposición ni dialéctica; al contrario, si no hay una sustancia primera a la oposición y su dialéctica consiguiente, su capacidad de resolver, de alguna manera, la oposición, las oposiciones jamás se podrían alcanzar ni, claro está, ser resuetas. Por decirlo de manera positiva, no se mantiene la vista en un objeto con sólo ponerla en él, ni, por decirlo negativamente, se la quita dejando de ponerla.

(**************) Por muchos objetos que se viesen, ninguno de ellos tiene consigo, esto es, a priori, la propiedad, además de que sea visto, de que, en un sentido incomparablemente más complejo, sienta que está siendo visto, dicho intencionalmente, que está siendo mirado, una reciprocidad afectiva, insistimos en ello, que no hay en la simplicidad de la vista.

thzfsdhdty
11/12/2018, 11:05
NhÃ* cấp 4 đẹp mới xây vÃ*o ở ngay, gồm 1 phòng ngủ, 1 phòng khách, 1 nhÃ* bếp, 1 WC
Diện tÃ*ch 4.6m x 22m
Diện tÃ*ch công nháº*n lÃ* 72.2m
Có vị trÃ* tại đường TL41, phường Thạnh Lộc, Quáº*n 12, TpHCM. Với khu hiện hữu dân cÆ°
Giá ra đi nhanh 3 tỷ 250 triệu ( Hoa hồng cho anh em môi giới 30 triệu )
Liên hệ chÃ*nh chủ cô Hồng 0848 685 584