PDA

Ver la versiˇn completa : SWD y su aliado: la mentira



Observador
24/08/2006, 13:46
Parte I


Respuesta al Sr. Blondet que, de forma arrogante a osado confutar mis pruebas acerca de la inexistencia de Jes¨s, portando como documentaci˛n los hechos contradictorios reportados en los cuatros evangelios can˛nicos.

Se˝or Blondet.

Considerando la obtusidad a la cuales son constrictas los creyentes que sostienen la propia verdad solo por una convicci˛n de fŔ, quiero darle amistosamente una mano, para que pueda darse cuenta de quien es verdaderamente el Jes¨s que usted tanto defiende para que sea tomado como un ejemplo de seguir para obtener la perfecci˛n.

Siempre esperando un dŔbate p¨blico, puede portar con usted el su amigo Messori. Le envi˛ un peque˝o elenco de historicos y psiquiatras que, libres de todo tipo de presion intelectual, se son expresado de Cristo usando exclusivament la raz˛n y el sentido:

<<Jes¨s ha estado un pillo, mentiroso, seductore, presumido, justamente crucificado. El pretendýa ser el hijo de Dios. Hacýa el hip˛crita clavado en la cruz como habýa meritado y ha muerto victima de su locura, perverso, detestable traidor, que viniendo al mundo a portado todo tipo de malvacidad, infelicidad, ruina y una monstruosidad inimaginable>> (Berriot ľôAtheisme ed atheistes au XVI siecle en franceö-Parýs 1580)

<<Jes¨s fuŔ persuadido de su nobleza y de su raza (Asmonea) y de la maravilla que acompa˝aba su nacimiento. Estas ideas influenciar˛n su ambici˛n y poco a poco terminaron por hacerlo creer que de verdad era destinado a ejecutar un grande rolo en su paýs. Con la posibilidad que nuestro aventurero sea arrivado a creerse llamado del divino y dise˝ado de los profetas para ser el reformadore, el jefe, el Mesýa de Israel. En pocas palabras Ŕl era un visionario y encontro personas simples que creyeron en su exaltaci˛n. Este hombre fuŔ un fanÓtico considerado realmente un inspirado del cielo, un enviado en su naci˛n, en pocas palabras un Mesýa, que para sostener su misi˛n divina no ha tenido ning¨n escrupulo para emplear fraude adaptas a obtener un suceso en un paýs necesitado de milagros>>. Dietrich von Holbac- ôHistoire critique de Jesus-Christ>>. Parýs 1767).

<<Jes¨s se ha mostrado como un gran visionario que se autodeclara como venido del aire, portado en una nube del cielo y rodeado de angŔles, para despertar los muertos y tener un juicio universal. Ning¨n hombre sano de mente y de coraz˛n habýa tenido un lenguaje como el que el IV evangelio recita de boca de Jes¨s>>. (Straus D.F. ľôDas Leben Jesu bearbeiteö ľTubingen 1936).

<<Si Jes¨s es considerado como un sabio que realiza su misi˛n de rabino, habemos encontrado su sabidurýa defectuosa de ser portada a judicarlo completamente del todo patr˛n de su raz˛n. Un hombre tal no merece la gloria que se le atribuye. Si se establece que la hip˛tesis que Jes¨s, por una alucinaci˛n, oyendo hablar continuamente de la llegada del Mesýa prometido de los patriarcas y de los profetas que es peor todavýa. El rabino Jes¨s desciende todavýa mÓs en nuestra apreciaci˛n y no somos dispuestos a renderle tributo y homenaje a un alucinado. Hombres tales son frecuentes en la historia, he visto uno de este tipo que creyendose ser profeta correva con la punta del pies sobre los muros de Jerusalen>>. Micron J. ôVie de Jes¨sö- Parýs 1886.

La grandeza mesianica llev˛ a Jes¨s al delirio. Obsesionado de su intensa visi˛n interior, arriv˛ poco a poco a la locura. El patýbulo le ahorra la demencia totale. El presentaba una actividad extraordinaria de la imaginaci˛n de conducirlo a la alucinaci˛n. DespuŔs de haber anunciado la llegada del Mesýa, asý como tantos profetas hebreos contemporaneo, Jes¨s se convinci˛ que era Ŕl el Mesýa, el Cristo, y con una gran fŔ en su misi˛n y en la virtud secreta que esta le concedeva se convence de poder cumplir prodigios, de resucitar los muertos, de comandar los vientos. El desvanecimiento progresivo de la consiencia de su personalidad despuŔs de la revelaci˛n que hizo a sus discýpulos a los piŔs del Hermon, hasta el dýa que en presencia de Caifa y Pilato, Ŕl declar˛ abiertamente que el Mesýa, es por lo tanto, el Rey de los Judýos.

La ambiguedad de su respuesta a la pregunta que le hicieron, la atenci˛n que Ŕl pone a disimular sus sentimientos y a tenerse en guardia, el su mudismo en cuanto se siente en aprietos de sus enemigos, los sacerdotes y te˛logos, este mezcullo de violencia ardiente y de instintiva prudencia, de habilidad consumada e inconsciente, aparecerÓ en los mÓs altos niveles.

Si marýa y sus hermanos los hubieseron reportado en la casa del Nazareth, y tenido bajo control, el profeta galileo, tal vez, habýa terminado sus dýas en cualquier seminterrado de la casa paterna encadenado como el endemoniado de Cesara. El era una alienado de atar.

Jes¨s se entretiene con demonios y se le ve rodeado de bestias salvajes y de angeles celestiales. Un dýa ve a SatanÓs caer del cielo como un rayo. Estas son alucinaciones. Cuando en medio a su grupo de Galileos, Ŕl hace en Jerusalen la entrada rumorosa y teatrale que conocemos, cuando en los campos de Jerusalen, un dýa que venýa de Bethania y sentýa hambre Ŕl se acerc˛ a una planta de figo cubierta de hojas y la maldijo porque no tenýa frutos, a¨n sabiendo que no era la estaci˛n del figo, cuando hizo una media revoluci˛n en uno de los patýos del templo en la hora que normalmente se realizan los mercados; en fin, cuando se jacto en voz alta que habrýa destruido el templo y habrýa reconstruýdo otro en tres dýas, Jes¨s demostr˛ se˝ales de un estado mental irrecuperable.

Lo que dÓ a estos actos un caracter indiscutible de locura no es la violencia, mÓs bien la absurdidad. (Soury J. JŔsu et les Evangiles. Paris 1878)

Observador
24/08/2006, 13:47
Parte II


Jes¨s fuŔ probablemente un bastardo con notables dotes congŔnitas. Degenerado por naturaleza, todavýa se imponýa a la atencione de las masas por la fuerza de su destacada autoconciencia unida a una fuerte inteligencia que contrastaba con su inmaduridad familiar y sexual. Su perspicacia le permite de reconocer los errores de la concepcion religiosa dominante al propio tiempo y de interpretar la prescripci˛n de la leye en una forma nueva, mÓs libre y vital.

Su autoconciencia asume lentamente la forma de un sistema delirante programado, condicionado particularmente de la intensa atmosfera religiosa de la Ŕpoca.>>.(De Loosten-ôJessu Christus von Standpunhk des Psichietersö-lambert, 1905).

Siempre Loosten agrega, en su libro Yeschuah Bar-Yosef: <<Jes¨s a un cierto momento termina por colocar su persona , en un delirio de autoreferimiento, la profecýa del Viejo Testamento, presentadose como un ser sobrehumano y atribuyendose los derechos divinos, como el de poder absolver la humanidad del pecado y de llegar incluso al punto de meter en practica a Jerusalen un verdadero y propio golpe con el fin de realizar su pretesa, continuamente reclamada. El entre otras cosas ha demostrado el estado de malatýa mentale manifestando un ôdelirio de persecuci˛nö en un discurso a Jerusalen reprocha violentamente sus subalternos de querer atentare contra su vida, suscitando la reacci˛n de un ser endemoniado.>> Jn. VII-16)

<<Jes¨s es de igualare a una serie de personajes carismaticos, en la categoria de psic˛ticos, epileptico o istero epilectici>>. (Rassmussen E. <Christus. Eine vergleischende psycopatologische Studie>, Leipizig, 1905).
<<Jes¨s constituye el clÓsico caso patologico enajenado mentalmente>>. (David Friedrich Straus, Leipzig 1908)

Jes¨s habýa del herede alcoholista la constituci˛n mediocre, la pobreza de concepci˛n, la debilidad de la raz˛n, la idea fija, el desequilibrio intelectual, la incoherencia, la hipersugestionabilidad, la idea megalomana, persecutoria y mýstica, el desequilibrio emotivo y sentimental (alternanza de de exaltaci˛n y de depresi˛n, y de exceso de c˛lera), la tristeza cr˛nica, terrores nocturnos, la falta de energýa, la impulsividad, la necesidad de vagabundear, anomalýa del instinto sexuale, esterilidad. El era afectado de una locura degenerativa frecuente entre los descendientes de los bevedore y esta locura presento la precocidad de la neurosis heredo-alcoholista desde la infancia.

En fin uno se pregunta si Ŕl era como muchos afecto de dipsomania (impulso irresistible a ingerir bevidas alcoholicas) porque se le ve como un bevedore de vino (Mt: 11-19) y a las bodas de Canaan, realiza un rol en la distribucion del vino a los invitados. Reencontramos algunos de estos sintomas en su hermano Santiago que era todavia un ni˝o y venia llamado ôpeque˝oö. Los dos eran misticos. El misticismo frecuente en los herede-alcoholista.

La hipotesis mas reale que podemos emitere de Jose, el padre, es que Ŕl era afectado de alcoholismo al momento de concebir a Jes¨s y Santiago. Los hijos de JosŔ y Marýa formabano dos clanes, uno antimesiano formado de los normales que lo consideraban un loco y los mesianico formado de los herede-alcoholistas que lo consideraban como el Mesia el hijo del Dios de los Judios

Su figura es irregular, llena de lagunas y buca. Incapaz de observar y de comparar, de razonar con objetividad, Ŕl tiene la tendencia a generalizar y a explicar todo con el maravilloso. Sus concepciones son superficiales, pueriles, absurdas y extravagantes como aquella sobre el Reino de los Cielos.

La idea mistica, megalomana, hipocondriaca, persecutoria, suceden en continuacion. Ma esto solo hace girar en un circulo vicioso, en torno a una idea fija que le hace de centro de eje, esa es la idea de ser el hijo de Jahve, que ha recibido la misi˛n de cambiar el mundo. El su delirio es aquel cronico sistematizado y polimorfo de los degenerados mentales, es esa locura religiosa que seg¨n Emminghaus, germina especýficamente en un terreno pat˛logico.

Todos sus actos son subordinados y esta fija que viene reforzada de la alucinacion. El no ahorra nada con tal de atraer la multitud a la propia doctrina, se lanza en predicaciones exhuberantes en las cuales retornanos sin sentidos expresiones extra˝as y confusas, de aquý los argumentos ingeniosos no son completos dando prueba de destreza, de astucia, incluso cuando se trata de escapar al rigore de la leye. Su egoýsmo, orgullo, vanidad, ambicion sin lýmite. El es un egoýsta , un exaltadore de si mismo, un autoidolatra y del punto de vista psicologico un monstruo incapaz de adaptarse al ambiente familiar y social, carente de moral, que hace la apologia del falso y del robo. El reporta todo a la propia persona y no busca otra cosa que mostrarse. Se cree infalible, no admite contradiccione, ni oposicione, estremadamente susceptible irritable y hasta violento, se pone como paladino de la justicia y del derecho, simpre violados de su persona.



Su madre, que no cree de hecho a su misione divina, cuando le hace una observaci˛n, le responde desde˝osamente ô┐cosa quieres de mý, si entre nosotros no hay nada?ö(Jn. II,4).

Cuando Simon, hijo de Jona, se permite de contradecirlo y de reprenderlo, Ŕl le grita ôalejate de mý SatanÓsö. (Mc. 8,33). Cuando las personas que lo escuchaban en la sinagoga le negaron el derecho de violar la leye mosaica, Ŕl le sugestiona con una mirada llena de c˛lera y les amenaza con el fuego del infierno (Mt. 12,42).

Su maldicion envuelve ciudades enteras Chorazin e Bethsaida. Todos los obstaculos lo irritan. Se enoja con los potentes, amenaza los demonios que se le resisten, insulta la tempestad y suprema locura maldice un figo porque es culpable de no haber dado frutos en primavera.

Sus simpatias son inestable. Hoy adora el discipulo que ayer maldeciba. Victima de la depresion malancolica el paga sus entusiasmo con desalientos sin limites, llenos de profecias de desgracias, de evocacion de catastrofe y de ideas de muerte.

Siempre indeciso, se ve, a la vigilia del suplicio, incapaz de tomar una decisi˛n, incapaz de querer.

Observador
24/08/2006, 13:47
Parte III


La falta de energýa y coraje, incapaz de realizar un trabajo critica la vida del vagabundo y de mendigo. Ha impulsos ambulatorios que se manifiestano de ni˝o, cuando lo sustrajeron a la vigilancia de sus genitores y de adulto lo arrojaron a deambular en el desierto por cuarenta dias. Se deja andar en actos bizarros, ridiculos y de hecho violentos que lo llevan a echar del templo mercaderes a latigazos. En fin desbordante de afecto por ciertos hombres, permanece sexualmente indiferente verso las mujeres.

Resumiendo Jesus hijo de Jose, aparece de como viene descrito de los evangelios, lleno de pensamientos incoherente, de deseos cotradictorios de sentimientos inestables, impulsos irresistibles y dominado de una idea fija. Como el tipo clasico de degenerado mental.

Jesus era un bevedor de vino. Ahora el vino es un veneno para los heredes-alcoholista esto provoca en ellos aunque en peque˝as dosis crisis de delirios agravando la locura.

Recordamo la famosa escena de las bodas de Canaan en la cual la madre dice a Jesus que no habia mas vino y Ŕl le da una respuesta nerviosa týpica de quien es en preda al alcohol ô┐cosa hay entre tu y yo mujer?ö y ella dirijiendose a los siervos les dice de hacer todo lo que le dijera.

Yo veo en esta respuesta toda la condescendencia de una madre, que instruida de la experiencia, sabiendo que esta bevida causaba en Ŕl delirios, despuŔs de haberle dicho que no habia mÓs, por evitar un escandalo le lleva la corriente diciendole a la servitud de continuar portandole.

De vino habla como un entendedore <<no hay ninguno que habiendo gustado del vino viejo, pida del nuevo ya que se dice que el vino viejo es excelente>>.

Durante la cena que precede su muerte siembra que lo que mÓs le disgusta dejar sea el vino, tanto de buscar consolaci˛n pensando que lo revedrÓ cuando se cumplirÓ el Reino de Dios en la tierra: <<en verdad os digo que no bever˛ del fruto de la vi˝a, sino el dýa en cual bever˛ de nuevo en el Reino de Dios>>.

El conoce el ayuno de la miseria y el ayuno religioso. Se ayunaba para purificarse antes de aparecer delante de JahvŔ, para disminuir la consiencia, para procurarse extasi y visione. El ayuno es c˛modo a los insensatos y mýsticos, ellos son espeso afectos de sitofobia (adversione morbosa a ingerir alimentos, sintomaticas de la psicosis, esquizofrenica en estudio de grave depresi˛n). El alienado anorexico inventa casi siempre, para evitar de comer, de los motivos en base al su delirio. La sitofobia se manifiesta en crisis. Esta inicia en seguida a la abstinencia y puede ser de larga duraci˛n, Ŕsta agrava el delirio paranoico. En la locura mýstica el motivo de rechazo es una idea de grandeza, de culpa o de persecuci˛n. La sitofobia necesita atribuir el ayuno de cuarenta dýas al cuale Jes¨s hijo de JosŔ, se somete despuŔs de haber hablado con Juan Bautista. Esta sitofobia no era otro que, uno de los elementos de la crisis mental que el sufrýo empe˝andose en una de las compulsiones ambulatorias que los misticos hebreos atribuyevano a los espiritus de JahvŔ y a las alucinaciones demoniacas.

┐C˛mo unir el ayuno de larga duraci˛n con el epýteto de comelon que se le atribuia? Esta contradicci˛n es solo aparente. De hecho, los insensatos religiosos, en particular los estaticos son sujetos a alternanza de voracidad y de sitofobia. La voracidad coincide con la agitaci˛n, la sitofobia con la depresi˛n y el mudismo.

La sitofobia, reapare en Jes¨s cualquier tiempo despuŔs a Suchar, donde, cansado del camino, Ŕl se sienta vecino al pozo de Giacobbe, mientras los discýpulos andaron en ciudad para procurar los viveres.

Cuando regresaron le exoltaron a comer, pero el responde, que habýa un alimento que ellos no conocýan.

Los discýpulos entonces, no comprendiendo la crisis que estaba atravesando, se dijeron que alguno le habýa portado de comer, y Jes¨s responde:<< Mi alimento es hacer la voluntad de aquel que me ha enviado y de cumplir su obra. (Jn. IV,31).

Notamos la conducta de Ŕstas humildes personas hacýa Ŕl. Lo cuidan, buscando de suplementar su inconciencia de la necesidad de la vida; no se atreven a interrogarlo, se esfuerzan de comprender sus palabras obscuras, act¨ano con Ŕl como con un ser extra˝o, misterioso y temerario. Esta es la impresi˛n que hacen los alienados a su projimo.

El primo grande acceso de sitofobia de Jes¨s, estando a su biografýa, dur˛ cuarenta dýas y cuarenta noches. Cuarenta dýas de ayuno que pueden ser fatales a un ser normal, son soportados de los alienados. En la locura o semi locura mýstica Ŕsta resistencia es aumentada por la inactividad muscular y cerebral, aislado como estÓ de la fatiga y de cada tipo de preocupaci˛n. La abstinencia agrava el delirio en los mýstico, provocando en ellos la insommia y las alucinaciones, sobre todo las demonýacas. FuŔ en una de Ŕstas alucinaciones que se ve trasportado del demonio, primero a la c¨pula del templo y despuŔs en la cima de un monte, entreteniendose con Ŕl en discursos insensatos y megalomanos.

Observador
24/08/2006, 13:48
Parte IV



El presiente que la hora de su muerte se acerca. Este es su estado cuando sobre el monte de los olivos, evocando el peligro que lo amenazaba, un ataque de angustia, con alucinaciones, agitaci˛n y ematidrosi (transpiraci˛n mixta a sangre) faciale.

No es necesario otro para afirmar que el fundadore de la religi˛n cristiana era un degenerado mental, no podemos pasar por alto sus tendencias sexuales.

Los evangelistas se˝alano ideas de ablazione (laceraci˛n de Tejido) de la mano de Jes¨s. Estas observaciones diversas permiten de concebir los procesos mentales que en la mayorýa de los casos conducen a los poseýdos de locura mýstica la automutilacione.

El malado prueba deseos sexuales ardientes y los satisface con la masturbaci˛n. El cree que haciendo esto comete un pecado. Esclavo de esta creencia y de sus deseos arriva, a veces, bajo la influencia de una orden de Dios, de una alucinaci˛n teomaniacale, sea para amputar el organo de la voluntad, sea a amputar la mano masturbadora, sea a extirpar el ojo que se complace de mirar a las mujeres y los espŔctaculos voluctuosos. El se mutila facilmente cuando su hiperestesia sexual (aumento de la exitaci˛n de las partes sensitivas de un organo) a menudo corresponde a una analgesia, un circuito interrupto interesante los neurones del dolor.

Este proceso es infinitamente probable en Jes¨s, hijo de JosŔ. De hecho:

1░) Tiene ideas de euconoidismo que quizÓs puso en actos:<< Hay eunuqui que nacen asý, otros son estado hecho eunuqui de los hombres, otros se son convertidos en eunuqui de propia voluntad, para el Reino de los Cielos. QuiŔn pueda comprender, que comprenda>>.
2░) El tiene ideas de edipismo (autolesione directa a los ojos) y de ablazione de la mano, que Ŕl colega estrechamente al coýto y al adulterio: <<Ustedes saben que a estado dicho de no cometer adulterio en su coraz˛n. Si tu ojo te hace pecar, arrancalo y arrojalo lejos, porque es mejor que tu pierdas uno de tus miembros, en vez, que todo tu cuerpo precipite en la Geenna>>.

En otro pasaje, la idea de automutilaci˛n siembra reunirse a la del onanismo practicado a los ni˝os: << A quien escandaliza uno de estos peque˝os ni˝os que creen en mi, serÓ, mejor para Ŕl que le fuese atada una piedra al cuello y con Ŕsta lanzado en el mar. Y si tu mano te hace pecar cortala, es mejor que entres manco en la vida que haber dos manos y terminar en la Geenna, en el fuego inestinguible>>(Mc.9-42)

De estos pasos y los parÓgrafos precedente tengo el deber de concluir que Jes¨s abýa ardientes deseos sexuales. Es probable que su frigilidad verso las mujeres era en relaci˛n con la habitudine del onanismo.

De constitucion fýsica delicada, habiendo practicado una abstinencia de alimento por un largo tiempo y un ataque de angustia con ematoidrosi, con ideas de euconoidismo, de edipismo y de mutilaci˛n de la manos, reveladora de ardientes deseos sexuales, si no, nada menos de perversiones sexuales, o demostrando impotencia y esterilidad, Jes¨s se muestra como un degenerado fýsico y mental.

El estudio de su conciencia, de su delirio, de su alucinaciones, de sus sentimientos y de todo su comportamiento, permetirÓ de completar el cuadro.

Entonces vedremos a que alienado týpico, clÓsico, evidente, la humanidad a sacrificado, en veinte siglos tanta energýa, tanta felicidad, tantas vidas humanas>>. (Binet-SanglŔ. ôLa follia di Ges¨öö- Libro primo-Ed. 1915- Parýs)

Todo lo que sabemos de Jes¨s es asý perfecto, conforme al cuadro clýnico de la paranoia, que es practicamente inconcebible meter en duda este diagn˛tico. La polimorfa idea delirante, incoherente manifestada en varias ocasiones de Jes¨s, hijo de JosŔ, se reagrupano constituyendo un sistema complejo delirante, finalizado con la pretesa de dialogar con Dios, retenido su padre, que lo habrýa enviado a la tierra para redimir la humanidad. Ning¨n tratado de psicologýa podrýa describir un clÓsico caso de megalomanýa como aquel que viene de la vida de Jes¨s.

En Jes¨s se puede reconocer en la manera mÓs evidente una de las caracterýsticas esenciales del parÓnoico aquella de referir a sý mismo todo lo que vŔ o lee en cuanto el dirige en sý mismo todas las profecýas y cree de ser el rey profetizado que debýa reinare en el mundo>>. (Hrsch WW.-Conclusions of a Psychiatrist. New York 1912).

Un hombre que fuera solo un hombre y dijese las cosas que decýa Jes¨s no serýa un maestro morale. Serýa un loco igual a uno que afirma de ser un huevo en camisa>>. (Lewis C.S. ľôMere Christianity-Londre 1952).

Si este es el retratro de Jes¨s, seg¨n lo que result de los cuatro evangelios can˛nicos que constituyen la biografýa, ┐C˛mo debýan ser judicados los que como Blondet y Messori, que haciendose garante de su historia, lo colocan como un ejemplo de seguir para llegar a la perfecci˛n?


Luigi Cascioli.

A la Iglesia, como durante la inquisici˛n no interesaba si los tribunales laicos eran compuestos de jueces creyentes o si estos ejecutores de condena eran creyentes verdaderos o oportunistas que seguýan sus ordenes solo por el temor de recibir sobre sý mismos una condena por desobediencia. Lo que cuenta es que su Cristo sea respetado y creible en su locura. La suya es una imposici˛n que debe ser respetada y seguida. QuiŔn se niega paga y en el temr que provocano las condenas vienen cometidas las injusticias, entre las mÓs graves involucrando en la su eterna corrupcione las instituciones del Estado, en la persona que deberýan defender los seres humanos y sus derechos de ciudadanos (ver ôProcesoö en el sitio www.luigicascioli.it (http://www.luigicascioli.it/) en el cual, entre las absurdidades a las cuales recurre la ley italiana con tal de archivar una denuncia contra la Iglesia, el querellante Luigi Cascioli a estado multado con Ç 1,500, por haber osado meter en duda la existencia historica de Cristo

Van Sword
24/08/2006, 13:48
Pido a Dios que Te Perdone y no te tome en cuenta Todas tus ofensas.

Y Pido que La verdad Venga a Ti, y vuelvas a Vivir, y tu vida vuelva a tener Sabor para que no sea mas Blanco y Negro.

Observador
24/08/2006, 13:49
Parte V



http://www.luigicascioli.it/psicologico_spa.php